Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Terrenos invadidos en la Zona Industrial, son de alto riesgo: EPA

-A A +A
 

Los predios de la Zona Industrial de Mamonal, que hace más de un mes tienen ocupados 700 familias de recicladores, están considerados como zona de alto riesgo, además de reserva forestal.

Así lo informaron voceros de la empresa Cementos Argos; el alcalde de la Localidad 3, Edgar Arrieta Caraballo; y el EPA Cartagena.
Esto, en respuesta a los invasores, quienes afirman haber investigado en la Oficina de Re-gistro de Instrumentos Públicos de Cartagena y no encontraron ningún documento que compruebe que dichos predios pertenecen a la empresa Cementos Argos.
En contraposición, el alcalde Arrieta Caraballo manifestó que, en efecto, no aparece Ce-mentos Argos, pero sí la firma Reforestadora del Caribe, que es una filial de la primera.
El funcionario agregó que en estos momentos se está a la espera de que se cumpla el debi-do proceso administrativo que debe culminar con la entrega, por parte de Cementos Argos, de la identificación del terreno; es decir, allí se confirmará que los predios pertenecen a la firma en cuestión.
Por su parte, voceros de Argos informaron que el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) determinó que esa zona es de alto riesgo y reserva forestal, lo que significa que no puede ser alquilada ni utilizada para ningún menester que no sea la conservación de la natu-raleza, pues se trata del pulmón de la Zona Industrial de Mamonal.
Asimismo, además, que esos predios tienen tres fallas geológicas, las cuales fueron prote-gidas con capas vegetales que los invasores han destruido con las quemas y el derrumba-miento de árboles y arbustos.
En consecuencia, dentro de poco podrían presentarse deslizamientos que no sólo acaben con el cerro en donde se están levantando los cambuches, sino que también podrían haber desgracias personales.
“La siembra de esas capas vegetales —añadieron— costó 20 años de trabajo. Ahora, cuan-do salgan los invasores, costará la misma cantidad de tiempo poner el terreno como estaba antes de que ellos llegaran”.
Los terrenos también son conocidos como Cerro de Albornoz.

Sin dónde estar

Aunque la invasión de los terrenos no ha llegado a feliz término para las familias invaso-ras, a éstos ya les llaman de dos maneras: “Uribe-Santos”, porque durante los días en que empezaron a ocupar se estaba dando el traspaso de poder entre el entonces presidente de Colombia, Álvaro Uribe; y el presidente electo, Juan Manuel Santos.
También le dicen “La Picada”, porque, según los ocupantes, durante las cuatro incursio-nes que han programado los policías antimotines “nos han picado las estibas y los horcones que compramos para levantar nuestros cambuches”.
La invasión se está erigiendo en terrenos de la Zona Industrial de Mamonal y rodeados por barrios como Henequén, Villa Rosa, Albornoz, Villa Barraza y 17 de Mayo, entre otros, cuyos habitantes han resultado afectados por los gases lacrimógenos que utiliza la fuerza pú-blica.
Algunas personas, quienes pidieron la reserva de sus nombres, informaron que el grupo de ocupantes está compuesto por familias provenientes de barrios subnormales de Cartagena y por desplazados de todo el Caribe colombiano.
Sin embargo, el alcalde local, Edgar Arrieta, afirmó que “los hemos investigado a todos y son originarios del barrio Ceballos, en donde tienen sus viviendas propias”.
No obstante, los invasores insisten en quedarse, “porque la mayoría somos desplazados por la violencia a quienes el Estado no ha atendido como debe ser. Si uno sale a buscar em-pleo, se lo niegan cuando saben que es desplazado; y si pide que lo devuelvan a su pueblo, también se lo niegan, porque Bolívar todavía tiene zonas rojas”.
En esta semana que termina, la ocupación cumplió 36 días durante los cuales la fuerza pública ha arremetido cuatro veces sin ningún éxito, mientras que los recicladores se afianzan más en la idea de quedarse ahí definitivamente.

EPA investiga

El EPA Cartagena evaluó el daño ambiental ocasionado por “indeterminados” en aproxi-madamente 5 hectáreas del Cerro de Albornoz, donde se agredió con quemas, talas y podas, el área verde señalada en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), como Área de Protec-ción. Cementos Argos, sin embargo, advierte que hay al menos 40 hectáreas invadidas y en condiciones similares a las anteriores.
Ruth Lenes Padilla, directora del organismo, explicó que los Cerros de Albornoz sirven de pantalla vegetal entre el sector industrial y el sector residencial de Cartagena; y dijo que con este atentado hubo gran cantidad de humo y consecuentemente dióxido de carbono.
Con las talas y podas se arrasaron especies propias del bosque seco tropical como Chicho, Varasanta, Guacharaco, Guásimo y gramíneas; hubo pérdida del microclima que la vegeta-ción aportaba en la zona y disminución de oxigeno; y se atropellaron nichos de especies vivas y fauna silvestre en general.
Entre las acciones que el EPA adelanta, Lenes manifestó que inicialmente habrá una in-vestigación administrativa sancionatoria contra indeterminados, de la cual enviará copias a la Fiscalía para que determine quiénes son los responsables y a la Alcaldía para entrar inmedia-tamente a la recuperación de estos cerros que son área verde, donde no deben existir edifica-ciones y requieren protección especial.

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64182 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Vivir en ese lugar es

Vivir en ese lugar es peligroso por el riesgo de deslizamientos.
A esa gente hay que re-ubicarla en otro sitio, pero a cada una de esas familias hay que investigarla a fonda para ver si no son avivatos.

Mi pregunta es sencilla.

Mi pregunta es sencilla. Creen ustedes que una gente casi sin educacion van a tener la iniciativa de averiguar en Instrumentos Publicos acerca de un predio? Esto es una prueba mas que detras de las invaciones lo que hay es todo un cartel con abogados abordo y todo.

Lo que yo no me explico es

Lo que yo no me explico es que mas van a investigar. Si es una zona protegida se debe proceder inmediatamente o van a esperar que hayan destruido todo el bosque?

No creo mucho en ARGOS..

No creo mucho en ARGOS.. esgrimiendo eso de que "reserva forestal". No mas sale esa gente de ahi y tumban todo eso para seguir ampliando la planta. Reserva Forestal era todo mamonal y ahora entre 3 grandes empresas han arrasado con toda la fauna que alli habitaba. Ahora es comun ver en la via osos hormigueros y babillas atropelladas. No justifico para nada a los invasores ilegales.

Piter, estoy de acuerdo

Piter, estoy de acuerdo contigo...