Indicadores económicos
2017-09-22

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-23

marea

Marea min.: -2 cms.

Hora: 22:47

Marea max.: 18 cms.

Hora: 14:16

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 10 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Vecinos de Marlinda, dos meses inundados

Lo que se percibe al conversar con la gente de Marlinda es un dejo de angustia y resignación. Hoy completan 2 meses inundados, sobreviviendo en casas frías, húmedas e inhabitables.

Entre tanta miseria, las familias con techo son privilegiadas, ya que otras subsisten en carpas improvisadas o en terrazas hechas de barro.
El común denominador entre la comunidad es el desconcierto y la indignación, ante la nula respuesta del Gobierno Distrital para atenderlos u ofrecerles ayudas humanitarias, según lo manifestado por ellos.
Marlinda es un sector de La Boquilla, en el norte de Cartagena, conformado por 900 hogares, cuyos habitantes son pescadores, desplazados y marginados.
Por su localización entre las orillas del Mar Caribe y la Ciénaga de La Virgen, este asentamiento está supeditado a los riesgos naturales que se derivan de variaciones de la marea y las lluvias torrenciales y vendavales, lo que en conjunto les genera inundaciones frecuentes.
Todos los años se anegan, las calles desaparecen y se convierten en corrientes sinuosas de agua.
Éste 2010 no ha sido la excepción: aguaceros, aguas fétidas estancadas dentro de las casas, mosquitos, insalubridad, enfermedades y hambre caracterizan la desgracia de Marlinda.

TESTIMONIOS
Yadira Carmona, líder comunitaria de Marlinda, echa de menos al difunto Juan Yacamán, ex director de la Oficina de Prevención y Atención de Desastres de Cartagena, por ser –explica ella– la única persona que se interesaba en ayudarlos y asistirlos en momentos de emergencia.
“Hace rato ninguna autoridad viene por aquí. Las últimas ayudas que recibimos nos las entregó la Cruz Roja en 2008. De veras extrañamos al finado Juan Yacamán, siempre estaba pendiente de nosotros, pero con su muerte hemos quedado sin nadie que nos pueda ayudar. Que Dios lo tenga en la gloria”, relata.
Mary Luz González, habitante de ese sector veredal de La Boquilla, manifiesta que es insoportable vivir en medio de tantas carencias y calamidades.
“Las casas se están cayendo, da miedo dormir dentro de ellas. A veces descansamos en las terrazas, pero los mosquitos nos enardecen y enferman”, comenta.

PIDEN AYUDAS
Carmen Mendoza Ardila, afectada por las inundaciones, invita a la alcaldesa Judith Pinedo Flórez a que los visite y se entere de las condiciones indignas en que viven.
“La vida acá es difícil. No queremos asistencialismo ni mercaditos. Queremos que la autoridades escuchen nuestras necesidades, para que puedan gestionar ayudas que mitiguen nuestros problemas sociales. También somos cartageneros y merecemos que las instituciones nos presten atención”, expresa Mendoza.
Mary Luz Blanco, otra damnificada, pide para su comunidad brigadas de salud y campañas de fumigación.
“Hay muchas enfermedades en el ambiente, en parte por las aguas servidas, picaduras de mosquitos y falta de vacunación. Necesitamos también que fumiguen para eliminar mosquitos y culebras, que se multiplican en estos días lluviosos”, detalla.

SE GESTIONA REUBICACIÓN
El comandante del Cuerpo de Bomberos de Cartagena, Joel Barrios, quien además funge como director de la Oficina de Prevención y Atención de Desastres de Cartagena, asegura que la Administración Distrital y la Capitanía de Puerto gestionan la reubicación de las familias que viven en Marlinda y Villa Gloria.
“El problema de ellos es de fondo, no es cuestión de las lluvias de ahora. Ellos habitan una zona baja y vulnerable a la marea y los aguaceros”, expresa el funcionario.
Barrios precisa que es imposible atender las inundaciones de ese sector con bombas de achique, y que la única ayuda que han enviado al lugar ha sido un carrotanque con agua potable.
“Se adelantan diligencias para trasladar a estas comunidades hasta Pontezuela. Esperemos que todo llegue a buen término, pues allí sería un buen sitio para reubicarlos, en vista de que vivirán cerca al mar, de donde sacan su sustento diario”, finaliza Joel Barrios.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Cara.jo. No hay derecho para

Cara.jo. No hay derecho para tanto agravio oficial con el ser humano. ¿Tan buen gobierno nacional de 8 años, el mejor de la historia de Colombia, promotor del costosísimo y vecino túnel -boxcoulvert-de Crespo y hay gente viviendo de esta manera en Cartagena y Colombia? A esta solución social si que hay que meterle el pedal oficial a fondo. Vota a conciencia

La Ley es clara en este

La Ley es clara en este sentido: los terrenos de bajamar son del Estado. La única solución es la reubicación de estas familias y que el Distrito sea más efectivo en vigilar esta zona para prevenir nuevas invasiones. Hasta luego.

Recuerdo que sería el año de

Recuerdo que sería el año de 1994 creo, cuando la alcaldía programó la restitución de esa zona que solo tenia 4 casas invasoras pero fue la personería o la defensoría, ahora no recuerdo quien impidió el operativo aduciendo el derecho a la vivienda, ahora le toca a esas cantidad impresionante de personas ir a esas entidades a exigir su derecho a la vida pero para que los rehubiquen. Si el operativo se hubiese realizado el problema no existiría