Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Villa Hermosa se inundó nuevamente

-A A +A
 

Un barrio inundado en más del 70% y tres árboles derribados fueron las consecuencias más notables que dejó el aguacero de la madrugada de ayer.
El Cuerpo de Bomberos del Distrito informó que en esta ocasión no debió atender los tradicionales deslizamientos de las estribaciones de La Popa, ni los desbordamientos del Arroyo Matute a la altura de los barrios Villa Rosita y Las Palmeras.
Pero sí debió hacer presencia en los barrios Manga, Crespo y Daniel Lemaitre en donde sendos árboles sucumbieron al embate de las brisas que se desataron en el transcurso de la lluvia.
Sin embargo, vale destacar que la peor parte la recibió el barrio Villa Hermosa, en donde unas 180 viviendas sufrieron la intromisión de las corrientes que descienden del municipio de Turbaco, por lo que uno de los inmuebles agredidos fue la Escuela Juan Bautista Escala-brini en donde todos los salones se llenaron.
Villa Hermosa es uno de los barrios cercanos a la Zona Industrial de Mamonal y colinda con barrios como Nelson Mandela, Arroz Barato, Policarpa Salavarrieta y Membrillal.
Se trata de un asentamiento ocupado, en su mayoría, por familias desplazadas por la vio-lencia, quienes se dieron a la tarea de construir sobre terrenos que antiguamente eran sem-brados de arroz, en donde la intervención de las aguas pluviales era lógicamente benéfica.
Ahora la situación es todo lo contrario: el barrio, que consta de 15 sectores, lleva once años paciendo los rigores de las calles inundadas, especialmente en segmentos conocidos co-mo Central Uno, Central Dos, La Unión, Nueva Jerusalén y El Carmen.
Dicen los habitantes que los primeros amagos de lluvia comenzaron a las 8 de la noche del jueves y se intensificaron desde las 12, obligándolos a levantarse en la madrugada para eva-cuar manualmente las aguas que entraban en los inmuebles, y colocando talanqueras para evitar las inundaciones.

Ni por donde salir

Por no contar con un buen sistema de evacuación de aguas pluviales, las huellas de los aguaceros duran hasta cuatro días para evaporarse, lo que ha provocado, desde el año 2004 hasta esta parte, unos 15 casos de dengue entre la población infantil.
Las calles más afectadas fueron la Roberto Matrelis, La Principal, El Polvorín y La Espe-ranza; en esta última hay un solar abandonado que la misma comunidad ha tomado como basurero, pero en cuanto llueve se convierte en una fuente de malos olores que perturba a más de cinco cuadras a la redonda.
La Escuela Juan Bautista Escalabrini, que en sus inicios pertenecía a una comunidad cató-lica religiosa, ahora está en manos del Gobierno Distrital, hecho por el cual los habitantes es-peran que se haga algo, pues siempre que llega la temporada invernal los 600 niños que allí estudian dejan de asistir porque no queda un solo salón sin recibir la presencia del agua.
La mayoría son casas de madera levantadas con tablas de estibas, y a las que se les nota el deterioro que han dejado los inviernos anteriores, mientras que en las casas de material se percibe a primera vista el ahondamiento del terreno por la penetración de las corrientes.
Afirman los trabajadores comunales que en los meses de verano, el precio de un lote en Villa Hermosa oscila entre los 5 y los 6 millones de pesos, pero en cuanto se aproximan las lluvias se desvalorizan de tal forma que muchas familias los han rematado hasta en 500 mil pesos con tal de no sufrir las consecuencias de los aguaceros.
Ayer, al mediodía, mientras montones de niños de todas las edades parecían felices entre la infinitud del barro y la imprudencia de los enormes charcos, las amas de casa estaban espe-rando a que bajara el agua, pero al mismo tiempo temiendo que cayera otro aguacero desde el cielo anubarrado que se alzaba a los lejos.

Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64000 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Es inconcebible, que estando

Es inconcebible, que estando en el siglo XXI se presenten estos problemas, ya que, no es más que el resultado de la improvisación y la mala gestión realizada por parte de nuestros dirigentes. Me uno al clamor de muchos hermanos cartageneros que exigimos una pronta solución a las vicisitudes por las que pasamos día a día.

Al parecer, a muchos

Al parecer, a muchos funcionarios el cargo que ocupan les quedo muy por encima de sus capacidades, siendo cartageneros busquen la solución a las necesidades de sus coterráneos y/o no sean parte del problema.
Si aún tienen dignidad, renuncien.