Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

“Más Familias en Acción”: Conceptos que la gente tiene son mitos sin fundamento

-A A +A
 

La directora de “Más Familias en Acción”, Jackeline Perea Blanco, aseguró que los conceptos que la mayoría de la gente tiene sobre ese programa no pasan de ser mitos sin fundamento.

Se refirió específicamente a las creencias según las cuales, mediante los subsidios que reciben las familias más vulnerables se están incentivando la pereza y la procreación irresponsable.
Al respecto, Perea Blanco dialogó con El Universal, con la intención de aclarar los equívocos y explicar el funcionamiento del despacho a su cargo.

¿Cuál es la verdad sobre la asistencia social?
--La primera verdad es que no es cierto que promueve la procreación irresponsable y la pereza. Para empezar, el programa solo afilia a familias con máximo tres niños. Si esa familia tiene diez hijos, por ejemplo, ella sabrá cuáles de esos diez escoge, pero solo le aceptamos tres. Cuando esos tres ya se gradúan de bachilleres, se les retira del programa y se toman otros tres menores, si todavía los tienen. Respecto a la supuesta pereza, tenemos muchas historias de vida, pero ahora quiero destacar la de una madre líder llamada Marlene Pacheco. Ella vive en El Pozón, y cuenta que cuando entró al programa no sabía leer ni escribir. Ahora es bachiller, gracias a Más Familias en Acción. Ella usaba los incentivos para solventar las necesidades de sus hijos. Y lo que le quedaba lo invertía en una asociación que organizó con otras madres de El Pozón, y ahora tienen una mini empresa. Entonces no es tan cierto que nosotros incentivamos la inacción. No niego que podrían presentarse casos de ese tipo, pero la mayoría son de superación.

¿Cómo controlan ustedes el que los beneficiados usen bien los incentivos?
--Son dos incentivos: uno en salud y otro en escolaridad. Una forma de control es que siempre que vamos a dar el dinero, los padres deben presentarnos la certificación de que el niño está estudiando. Y si ese niño pierde el año, automáticamente pierde el incentivo. Además, nosotros trabajamos con el Dadis y la Secretaría de Educación. De modo que si vemos que una familia está recibiendo el incentivo, pero el niño asiste al colegio en malas condiciones de salud y de materiales escolares, esa es una familia que se expone a que la investiguemos y le retiremos la ayuda. Por eso estamos haciendo alianzas con los rectores de los colegios, para monitorear no sólo que el niño asista al plantel, sino también en qué condiciones asiste. No es fácil ese control, pero ya nos hemos reunido con 30 mil familias de las 71 mil que tenemos afiliadas.

Ustedes dan incentivos en salud y educación, ¿pero qué hay del mejoramiento de los entornos de esas familias pobres?
--Pertenecemos al Departamento de la Prosperidad Social (DPS), que tiene muchos programas enfocados hacia las poblaciones vulnerables, lo cual significa que si una familia pertenece a Más Familias en Acción, tiene muchas posibilidades de acceder a esos programas del DPS, en cuanto a superación de pobreza, mejoramiento de vivienda, seguridad alimentaria, etc., que no sólo se aplican en las ciudades sino también en las zonas rurales. Pero la verdadera filosofía de Más Familia es Acción consiste en que es más que entregar subsidios cada dos meses. Es el componente del verdadero desarrollo para las familias, por eso enseñamos cómo utilizar bien ese incentivo para el progreso desde la educación y la salud.

¿Eso incluye el no vivir solamente del subsidio?
--Por supuesto. Y es esa una de las cosas que más resaltamos en las reuniones. Les decimos que no deben conformarse con el subsidio, que, entre otras cosas, sólo alcanza a subsidiar estudio y salud, tomando en cuenta que en Cartagena la vida no es barata. Así que las familias reciben la ayuda, pero los padres tienen sus trabajos con que resuelven otros aspectos de sus vidas. La mayoría son trabajadores informales, pero lo importante es que no están pendientes sólo a lo que les da Más Familias en Acción. De paso te digo que este es otro aspecto no tan fácil de controlar. He llegado a barrios donde encuentro algunas madres jugando cartas en las esquinas y los hijos corriendo por las calles, en una clara muestra de que están usando el subsidio de manera indebida. Esas familias ya empiezan a ser estudiadas para excluirlas del programa y darle la oportunidad a otra.

¿Cómo debe acceder una familia a este programa?
--Primero debe haber una ampliación de cobertura, que se realiza cada cuatro años a nivel nacional con renovación de convenios con las nuevas administraciones municipales. Aunque también pueden darse en cualquier momento que el Gobierno Nacional lo estime. Cuando se da la ampliación de cobertura, nosotros activamos nuestros puntos de atención, que son seis: Blas de Lezo, Ciudadela 2.000, El Pozón, Chiquinquirá, San Francisco y Unidad de Víctimas. Allí atendemos diariamente alrededor de 150 personas, cuando no hay pagos. Pero cuando hay pagos se dispara la atención en todos los puntos. Si la que desea acceder es una familia desplazada, lo puede hacer en cualquier momento. Debe aparecer en el Registro Único de Población Desplazada. Después, puede ir a la Unidad de Atención y Orientación a Desplazados (UAO), en el barrio La Castellana. Allí tenemos un punto de atención donde nuestros funcionarios reciben la fotocopia de la cédula del desplazado y le incluyen los hijos en educación y salud, dependiendo de las edades. En las ampliaciones de cobertura, la Alcaldía hace el anuncio por los medios de comunicación y programamos jornadas masivas  para afiliación. Todos los interesados deben presentarse con la fotocopia de su cédula ampliada al 150%.

¿Cuántas familias se benefician del programa?
--71 mil, incluyendo los corregimientos de Cartagena. La mayoría de esas familias vulnerables están en la Localidad 2. En la Administración Distrital de 2008, 15 mil familias pobres salieron del programa, porque el puntaje del Sisbén fue elevado a más de 45 puntos; y para entrar a Más Familias en Acción se requiere un porcentaje de 30.56. Ahora estamos trabajando con el DPS para saber de qué manera logramos que esas 15 mil retomen los incentivos. Hasta el momento hemos logrado que, por lo menos, se priorice a las que salieron por transición de los dos años que se les dio para que organizaran su puntaje, pero muchas de ellas no acudieron al llamado.

Mediante esa búsqueda hemos llegado a sitios donde el programa tenía cuatro años que no visitaba: Isla Fuerte, El Islote e Isla Múcura. Allá duramos tres días dialogando con gente que no cobraba el subsidio, porque no sabía cómo actualizar sus datos. Pero son personas que no han roto su línea de pobreza.      

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64139 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese