Indicadores económicos
2017-10-21

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-21

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 21:51

Marea max.: 21 cms.

Hora: 12:14

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-10-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Memorias de la visita del papa Juan Pablo II

En la memoria de cartageneros y visitantes está intacto el recuerdo de la visita del papa Juan Pablo II. En su sexto día de su gira por Colombia, el sumo pontífice llegó al Corralito de Piedra para traer su mensaje enmarcado en la fe, esperanza, justicia y paz.

13 horas en Cartagena

El  papa Juan Pablo II, el primero que visitó la ciudad, llegó a la ciudad Heroica el 6 de julio de 1986. Arribó a las 6:45 de la noche al aeropuerto Rafael Núñez y emprendió de inmediato el peregrinaje de su gira, que incluyó un recorrido por las principales calles del Centro, una homilía en terrenos de Chambacú, una oración a San Pedro Claver, una cena privada en el Arzobispado y un desayuno al día siguiente, también privado y en el mismo lugar.

Ese día, un delirante río humano, desbordado a lo largo y ancho de toda las avenidas Santander y Venezuela, agitaba frenéticamente banderillas blancas y amarillas, pero ademas gritaban al unísono “Juan Pablo, Juan Pablo, te quiere Cartagena”.

La emoción llegó a su máxima expresión cuando el papamóvil pasó por la avenida Santander, a las 7:15 de la noche, ya que el santo padre trasmitió alegría y paz con una sonrisa que hizo vibrar de emoción a los feligreses.

Después de este recorrido, su agenda continuaba con un acto religioso en el campo de Chambacú.

Apagón y fe

En una ceremonia que ni siquiera se pudo opacar por un saboteo  en la energía eléctrica, el papa preguntó a más 200 mil asistentes por qué había injusticias tan grandes en Latinoamérica, una región a la que calificó como mayoritariamente católica.

El pontífice llegó a los terrenos de Chambacú hacia las 7:30 de la noche, poco después de recorrer en el papamóvil las principales avenidas del Centro de la ciudad y recibir los vitroles de una multitud que a lado y lado, desde el aeropuerto Rafael Núñez, lo esperó.

Banderas y pañuelos ondeaban en alto de las miles de cabezas congregadas en Chambacú, que fue por mucho tiempo una zona tugurial de Cartagena, cuando a la altura de la India Catalina, aparecieron las luces del vehículo del Vaticano.

Coros que hablaban de la amistad y la esperanza se hicieron escuchar, mientras campanas redoblaron durante 15 minutos y la gente gritaba “Juan Pablo, Juan Pablo”.

Visiblemente emocionado, el papa tomó un micrófono y pronunció sus primeras palabras a los cartageneros: “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, bendita esta ciudad evangelizada por San Pedro Claver”.

Cada vez que el papa mencionaba el nombre del “esclavo de los esclavos” la multitud aplaudía. Juan Pablo II habló entonces de los 500 años de la evangelización de América, de la animación cristiana de los católicos, del celo que debe tener la Iglesia frente a las ideologías extrañas y de los derechos humanos.

El lunar de la noche fue un saboteo por parte de la guerrilla del M-19, que originó un apagón en Chambacú. Esto se dio tras un corto circuito a la línea principal de energía, que iba desde la subestación de Ternera a Chambacú. Tras lo ocurrido, el acto permaneció cuatro minutos sin luz.

En San Pedro Claver

El reportero gráfico Manuel Pedraza, quien el primero de julio de 1986 tuvo una de las citas más importantes de su vida: registrar con su lente la visita del sumo pontífice en La Heroica, recordó cómo vivió este momento.

“Lo recuerdo como si hubiese sido ayer, pues en Cartagena todos estábamos ansiosos con la llegada del papa Juan Pablo II, un momento histórico que quedaría marcado en nuestras vidas. En ese entonces, trabajaba como fotógrafo en El Universal.

“Llegué a la iglesia y había instalada una tarima de un metro de alto, quitaron todas las bancas y el papa subió por esa tarima y pasó por el centro del templo.

“La urna donde están los restos de San Pedro Claver fue retirada del sitio de donde estaba, en las alturas, y la pusieron abajo del altar para que el papa la viera más de cerca. Cuando él llegó se arrodilló, se inclinó, puso su mano derecha sobre la urna  y se recostó frente a esta y oró.

“Había mucho ruido, pero cuando el papa se arrodilló hubo un silencio impresionante y oró por los niños. Ahí fue cuando tomé la foto que le ha dado la vuelta al mundo, una imagen que solamente tomó el fotógrafo del Vaticano y yo”, recordó Pedraza.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Idolatras

Dejen la idolatría a esos autodenominados representantes de Dios, curas y pastores de barro, tengan temor de Dios, clamen por su misericordia y busquen su juicio para que les guie al arrepentimiento de sus pecados, mientras tengan vida física y antes de su cercana ira sobre esta generación perversa, idolatra e incrédula. Él mismo les redargüirá, les sanará y les revelara su perfecta palabra.