Caso Colmenares, ¿homicidio o accidente?

Caso Colmenares copa atención del país.
Caso Colmenares copa atención del país. // Archivo
-A A +A

Recursos relacionados

Participe

En el caso de la muerte del universitario Luis Andrés Colmenares en Bogotá, solo ha habido hipótesis. Las primeras señalaban que había sido un suicidio, cosa que fue descartada hace mucho tiempo.

Ahora la técnica forense deberá determinar si fue un asesinato por razones aún no determinadas, o si se comprueba la última teoría de los procesados, que fue un accidente.



1 EL HECHO

Luis Andrés Colmenares salió en la madrugada del 31 de octubre de 2010 de una fiesta en compañía de Laura Moreno y Jessy Quintero, quienes han reiterado que luego de acompañarlo a comprar un perro caliente, éste salió corriendo y se cayó al caño. Laura lo persiguió y vio que cayó al caño del parque El Virrey. El canal, de ladrillo y concreto, está a dos metros de profundidad y por él transcurre una corriente de agua de 20 centímetros de hondo. Las jóvenes aseguran que buscaron a Luis y pidieron auxilio, primero a la policía y luego a los bomberos. Una brigada lo buscó en el caño y no lo encontró. También alertaron a la familia. La mamá llegó poco antes de las seis de la mañana y, tras recorrer los hospitales, a las seis de la tarde exigió una nueva búsqueda. El cuerpo apareció a las ocho de la noche, en el túnel que se forma bajo el cruce de la carrera 15 con el parque lineal.



2 PRIMER FISCAL

El primer fiscal que conoció el caso de la muerte del estudiante de la universidad de los Andes, negó que al principio de la investigación existieran pruebas que apuntaran a que el fallecimiento del joven fue causado por un homicidio. Habló de suicidio.

“En poder de la Fiscalía no había elementos suficientes para establecer algún tipo de indicio en contra de alguna persona determinada”, dijo el fiscal Édgar Saavedra.



3 LOS IMPLICADOS

Carlos Cárdenas, compañero de Colmenares, quien ha declarado que estuvo en la misma fiesta de Halloween con su amigo, pero que nunca tuvo una discusión con él. Aidé Acevedo y María del Pilar Gómez, la madre de Cárdenas, la Fiscalía les imputó los delitos de fraude procesal y favorecimiento de homicidio, por supuestamente intentar entorpecer la investigación.

Laura Moreno y Jessy Quintero, vinculadas a la muerte, Laura está acusada de homicidio en coautoría impropia y falso testimonio, mientras a Jessy le imputaron el último de los delitos, más complicidad.



4 SEGUNDO FISCAL

El actual fiscal del caso y segundo que lo ha tomado Antonio González está casado con la tesis del asesinato. “Lo mataron y luego pusieron su cuerpo en el caño del Virrey”, afirma. Y soporta su posición en tres elementos: la forma y lugar en que apareció el cadáver, las irregularidades de la necropsia oficial y la interpretación de un nuevo dictamen hecho por el médico forense Máximo Duque, quien exhumó y analizó el cadáver diez meses después del hecho.



5 ¿EL CUERPO FUE PUESTO EN EL CAÑO?

Para el fiscal, otra prueba de que el cuerpo fue puesto ahí es que no mostró signos de arrastre en “una superficie rugosa”. Pero tal vez no consideró que se trata de un canal muy resbaloso por el cual se puede deslizar un cuerpo sin signos de arrastre.

Y una última prueba, de la que más se ha hablado, es la de las livideces cadavéricas, unas trazas que aparecen en el costado del cadáver que está en contacto con el suelo durante las primeras 12 horas. En el caso de Colmenares se presentaron en la espalda, lo cual riñe con que el cuerpo se encontró boca abajo.



6 ¿FUE UN HOMICIDIO?

El fiscal afirma que está científicamente demostrado que se trata de un homicidio, como según él se desprende del informe de 25 páginas suscrito por el médico forense Máximo Duque por petición de la familia de la víctima. Los dos dictámenes se diferencian por la forma en que describen las heridas y, antes que contradictorios, son complementarios. La única lesión encontrada por Duque y no registrada por ML es una hemorragia interna en los músculos del cuello, que puede corresponder al movimiento violento que experimentó la víctima cuando sufrió el impacto en el rostro. En rigor, el informe de Duque dice que la probable manera de muerte de esta persona es homicidio.



7 ¿UN ACCIDENTE?

Si Colmenares cayó esa madrugada al caño y allí murió, la pregunta pendiente sería si cayó por accidente, mientras corría embriagado sin darse cuenta de que allí estaba el caño y sus lesiones fueron producto de la caída; o si en el trayecto de la 85 al parque lo golpearon y luego lo dejaron en el caño.



8 ¿EL CUERPO LO TRASLADARON?

Todos esos elementos llevan a concluir que Colmenares estaba vivo cuando entró en contacto con el agua y que la investigación tiene vacíos preocupantes. No explica, por ejemplo, cómo hicieron los criminales para traer el cadáver, de 77 kilos de peso, a plena luz del día, en algún momento entre las seis de la mañana y las seis de la tarde, y dejarlo en el caño a pocos metros del CAI. Además era domingo, día en que el parque es frecuentado por familias y deportistas.



9 PRIMERA NECROPSIA



El fiscal González argumenta también que la primera necropsia de Medicina Legal (ML) está plagada de “vacíos” y habla de muerte accidental. El fiscal ha sostenido en audiencias que ML no registró las siete lesiones de la víctima en el rostro (que sí encontró la segunda necropsia); que no precisó si las lesiones se produjeron antes, en los momentos próximos a la muerte o después; que no realizó la disección del cráneo, y que no analizó las prendas.



10 FAMILIA DE COLMENARES



Luis Alonso Colmenares, padre del joven muerto, solo cree en las pruebas que tiene la Fiscalía y que son contundentes para demostrar que a su hijo lo asesinaron.

Colmenares a quien le ha tocado vivir un doble dolor, asimilar la perdida de su hijo mayor y ‘pelear’ porque se haga justicia, sostiene que las últimas publicaciones de los medios, donde tratan de desvirtuar la versión del homicidio por un accidente, no le preocupan.



11 SEGUNDA NECROPSIA

Se hicieron análisis toxicológicos en sangre e histopatológicos (análisis en tejido) que confirmaron los hallazgos macroscópicos, los cuales fueron consignados en el respectivo protocolo que condujo a establecer que se trataba de una manera de muerte violenta.

Se especificaron los elementos orientadores que se deben complementar con la investigación que corresponde realizar a los funcionarios de la Fiscalía. Son, reza el documento, al menos 7 heridas y tres excoriaciones (piel arrancada) en nariz, mejilla derecha y en el mentón.

Indicadores económicos
2014-04-17

Dólar (TRM)
$1.930,62
Dólar, Venta
$2.050,00
Dólar, Compra
$1.960,00
Café (Libra)
US$2,19
Euro
$2.671,97
UVR, Ayer
$210,52
UVR, Hoy
$210,54
Petróleo
US$103,76

Estado del tiempo
2014-04-17

Marea min.: -14 cms.

Hora: 09:01

Marea max.: 17 cms.

Hora: 00:22

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 18 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

Cartagena-Islas del Rosario: 1.5 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2014-04-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De 7 a.m a 7 p.m

- - -
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Si yo fuera juez

Si yo fuera juez las declararía completamente inocentes. El joven sale de la fiesta en estado de alicoramiento, el frio y la humedad de la noche aumentan aun más su resaca y mientras se come un perro caliente sin previo aviso sale a correr sin rumbo fijo, con tan mala suerte que cae accidental y fuertemente de cara al fondo Caño el Virrey (canal obscuro y resbaloso), el cual tiene una profundidad aproximada de 2 metros. La fiscalía no pudo probar que fue homicidio por que solo hay fracturas en su rostro, esto reafirma el hecho evidente de que hubo un fuerte impacto de cara. Si hubiera sido una brutal golpiza habría fracturas o moretones por todo el cuerpo pero este no es el caso. Adicionalmente no hay testigos que den fe que hubo una golpiza pues los tres que habían ya declararon haberle mentido a la justicia. En cambio si hay una testigo presencial de los hechos (Laura Moreno), quien fue escuchada vía celular por varios de los amigos de Luis Andrés Colmenares justo en el instante cuando presenció el accidente (cerca de las 3:30 AM).

Los bomberos del primer turno (4:47 AM) no vieron el cuerpo dentro del túnel ubicado en la calle 87 con carrera 15 (justo debajo del CAI el Virrey) pues nunca entraron al mismo, solo alumbraron desde los costados por procedimientos de seguridad dado que el túnel de 80 metros de largo contenía abundante cantidad de agua. El cuerpo yacía en el desnivel de 50 cm de profundidad que hay dentro del túnel y totalmente cubierto por agua pues había llovido mucho esa noche según el IDEAM. Los bomberos del segundo turno (7:07 PM) lo encuentran rápidamente pues entraron dentro del túnel porque ya se podía caminar con seguridad (el nivel del agua dentro del túnel había bajado a 15cm).

Aunque el cuerpo fue encontrado boca abajo, las livideces (acumulación de sangre) aparecen en la espalda porque el cuerpo fue ubicado por los miembros del CTI en esa posición desde que levantaron el cuerpo (10:30 PM) el domingo 31 de octubre hasta cuando Medicina Legal inicio la necropsia el día siguiente a las 2:45 PM (lunes 1 de noviembre), tiempo suficiente para que la sangre se transpusiera a la espalda. La necropsia de Medicina Legal y la realizada por la Fiscalía por intermedio del Forense Máximo Duque son complementarias, se diferencian por la forma en que describen las heridas pero ambas concluyen que la muerte fue violenta a determinar (homicidio, suicido o accidente) y que el joven murió ahogado pues había agua en sus pulmones. Mi conclusión es que claramente se trató de un lamentable accidente: caída de altura que produjo graves fracturas en el rostro, inmediata pérdida de conciencia y ahogamiento mientras el cuerpo era arrastrado por la corriente hasta el desnivel del túnel.

El único culpable de la muerte del joven Luis Andrés Colmenares fue el propio estudiante, pues fue muy imprudente al excederse en el consumo de licor (Vodka, Aguardiente y Cerveza) y por mezclarlo adicionalmente con bebida energizante. Absuelvo a las acusadas por certeza y ordeno que sean reparadas ejemplarmente tanto económicamente como en su honra, dignidad y buen nombre, pues fueron vulnerados gravemente su derechos (libertad y presunción de inocencia) al haber sido privadas de su libertad injustamente durante 1 año y haber sido víctimas de linchamiento mediático por 4 años. Contra esta decisión procederá recurso de apelación, el cual será confirmado por el Tribunal Superior de Bogotá en segunda instancia.