Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Comandante de policía de bogotá es vinculado con narcos (Entrevista)

-A A +A
 

El general Luis Eduardo Martínez Guzmán, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, hoy enfrenta un trago amargo por cuenta  de un comentario.

Se trata de un señalamiento que salió supuestamente de Carlos Mario Jiménez, alias “Macaco”, exparamilitar que hoy purga una condena de 33 años de prisión en Estados Unidos. Él habría dicho que el narco Francisco Cifuentes Villa le comentó alguna vez que había sobornado a Martínez, cuando éste fue comandante en Antioquia. EL COLOMBIANO habló con el oficial y éstas son sus respuestas.

  • ¿Cómo conoció a Cifuentes y qué relación tuvo con él?

“Yo llegué al departamento de Antioquia como subcomandante en 2006 y había sitios a los cuales era muy difícil ir por tierra. La Gobernación de Antioquia tenía un presupuesto de horas vuelo para la Policía y entonces la Policía contrataba con dos empresas aéreas para tener esa disponibilidad: Cóndor y ACA (AeroCharter Andina). La administración realizaba los contratos y cuando uno necesitaba viajar sencillamente le decía al Jefe Administrativo, ‘necesito ir por decir algo a Ituango’, y él decía ‘en el hangar tal del aeropuerto Olaya Herrera lo está esperando un helicóptero de ACA o de Cóndor’, de acuerdo con las horas vuelo disponibles. Uno llegaba al aeropuerto uniformado, con los hombres que tuvieran que viajar con uno, de acuerdo a la misión. Y así comenzó la empresa Cóndor con la Policía. Y esos vuelos eran públicos y revisados por la Policía Aeroportuaria, las planillas se hacían con las personas que iban. Yo siempre, como eran actos del servicio, viajaba uniformado y con otros policías (...). De esa manera conocí a los dueños de ambas empresas”.

  • ¿Hacía cuánto tiempo estaba el contrato con Cóndor?

“Desde que yo llegué en enero  estaba el contrato vigente. Vuelvo y le repito, uno no incidía para nada en los contratos. Ahora bien, yo no firmé los contratos. Cuando asumí como comandante lo que hice fue pagar las facturas de la plata comprometida, es decir, cumplir con el contrato, por eso había firmas mías en las órdenes de pago. Heredé la obligación porque eran contratos de pacto sucesivo”.

  • Cifuentes era uno de los narcos más antiguos del Cartel de Medellín, incluso fue piloto de Pablo Escobar. ¿Cómo no lo tenían referenciado y contrataban con él?

“Hablo por la Policía. Aclaro que no hablo por la Gobernación. Para una empresa aérea funcionar necesita permiso de la Aeronáutica Civil, certificados de la Dirección Nacional de Estupefacientes,  certificados de antecedentes del DAS,  incluso de la misma Brigada. Esos antecedentes reunían todos los requisitos de ley para poderse efectuar. En ningún momento nadie llegó a decir que el señor que aparecía como propietario o subgerente tenía esos antecedentes. Uno asume que si hacían el contrato, era porque cumplía con los requisitos”.

  • ¿Cuándo se entera que este señor estaba en negocios extraños?

“Días después de su muerte (2007), cuando los medios de comunicación comienzan a decir que el señor había pertenecido al Cartel de Medellín, que era narcotraficante. Antes no, antes el señor tenía contratos. Me atrevo a decir –y no me consta, porque no tengo elementos de juicio para hacerlo–, que este señor tenía contratos no solo con la Policía. Pero la empresa era legal. Tan legal que salía del aeropuerto Olaya Herrera. Usted sabe que para salir un helicóptero necesita plan de vuelo”.

  • Además de lo contractual, ¿sostuvo algún otro tipo de relación con Cifuentes?

“No, la relación fue contractual. Lo vi en varias oportunidades, inclusive él mismo llevaba a veces la cuenta de cobro a la Policía. Y en dos o tres oportunidades subió al Comando a preguntar si la empresa estaba cumpliendo, o si había alguna observación. Y eso fue todo”.

  • ¿Qué impresión le daba este hombre cuando conversaba con él?

“No, las conversaciones no pasaban de si había algún inconveniente o algún retraso y en qué se tenía que mejorar”.

  • ¿Usted cree que es víctima de un complot?

“Yo creo que hay un complot en contra de la institución. Pienso que los bandidos están pasando de acusados a acusadores y quieren tender una cortina de humo por todo lo que hace la Policía. Si nosotros fuimos los que los atacamos. Y los resultados míos están a la vista de todo mundo en Medellín y Antioquia. Yo en Antioquia capturé a ‘Memín’. Acuérdense de todos los fusiles que en el Bajo Cauca le quitamos a ‘Macaco’, del allanamiento a su finca, donde le incautamos el león. Usted cree que donde uno tuviera compromisos con el narcotráfico, ¿lo atacaría de frente? Cuando yo llegué a Medellín ustedes son testigos de que visibilicé a ‘Sebastián’ y a ‘Valenciano’, aún sin tener orden de captura. Les saqué carteles con su rostro. En Medellín acabé con el problema de La Galera, con el de La Torre, el de La Silla, de La 38, de La Sierra. Capturé al jefe de La Sierra, capturé a ‘La Cachona’. ¿Ustedes creen que uno, con esos ataques tan directos, tan implacables, estaría inmiscuido con los narcotraficantes?”.

  • Estos señalamientos se dan cuando se desata el escándalo del general Mauricio Santoyo.¿Lo conoció?

“Claro, yo conocí a mi general Santoyo. Trabajé con él en la Dirección Antisecuestro cuando él fue subdirector por allá en el 2000. Tengo la mejor referencia de él, era un oficial destacado en la lucha antisecuestro, uno de los que más sabía de esa lucha en Colombia. Posteriormente cuando pasó a ser el jefe de seguridad para la Presidencia, yo tenía que hacer coordinaciones con él de cara a las visitas que el Presidente hacía a Medellín”.

  • ¿Qué opinión le merece las acusaciones en contra de Santoyo en EE.UU.?

“Lamentable, muy lamentable. No puedo afirmar de fondo que lo que se le imputa sea verdad o mentira, pero es lamentable para la institución y para él como persona. Después de haber sido un hombre destacado en la lucha antisecuestro, un oficial brillante en ese aspecto, que se vea involucrado en un asunto de estos. Ahí es donde yo digo, ¿qué es lo que está pasando con los bandidos, por Dios? Hoy en día le hacen más caso a la delincuencia que a los que la atacamos. Pongo mi patrimonio a la vista de todo el mundo, la mejor forma de ver si un hombre es corrupto o no es mirando su patrimonio. Nosotros como oficiales de la Policía ganamos un sueldo modesto, lo que nos permite vivir dentro de las posibilidades y que está a la vista de todo el mundo. Uno no ayuda al narcotráfico por convicción, las personas que se alían con los bandidos lo hacen es por dinero. Entonces, ¿dónde está el dinero? Ahora, ‘Macaco’ cómo sale a decir (si es cierto lo que está diciendo, porque no sé) que a mí me sobornó Francisco Cifuentes.

¿Dónde está el soborno? ¿Dónde está la plata? ¿Me sobornó para que yo lo favoreciera con los contratos con la Policía? Yo no tuve injerencia directa en esos contratos. Entonces, ¿dónde está el favorecimiento? ¿Dónde está el dinero? Yo no tengo fortunas. Yo vivo honestamente de mi sueldo. Es más, le estoy pidiendo a la Procuraduría General de la Nación que si cree pertinente bien pueda me investigue. Uno no puede jugar con la reputación de una persona que lo único que ha hecho es combatir el narcotráfico y la subversión con mucha contundencia. Si es de subversión trabajé la baja de ‘el Paisa’, del Frente 34; si hablamos de subversión, trabajé la captura de ‘Tío Pacho’, que tenía azotado el Occidente antioqueño; también a ‘Danilo’, del Noveno Frente; fueron bandidos capturados bajo mi mando. Y hablo también de narcotráfico, de las Autodefensas, de la delincuencia organizada en Medellín”.

  • En lo personal, ¿cómo lo han afectado estos señalamientos?

“Me siento tranquilo porque estoy al arbitrio de las autoridades judiciales y como sé que no tengo nada que me pueda implicar, estoy tranquilo. Me preocupa la institución, porque yo como general de la República represento a una institución. Y me preocupa la desconfianza que esas cortinas de humo generan en una institución. Tengo la frente en alto y estoy a disposición para que cualquier organismo de control o judicial me investigue”.

  • Usted decía que sospecha de un complot. ¿El complot es articulado por quién?

“Tiene que ser por esos delincuentes. Se volvieron personas morales y éticas, que después de haber hecho tanto daño, ahora entran a enlodar el nombre de una institución que lo que ha hecho es atacarlos. No puedo decir que todos los dedos de la mano son iguales, hay gente que desafortunadamente no cumple con los parámetros y el deber institucional. Cuando uno ataca, cuando uno pelea, cuando uno los desafía de frente como lo hice en Medellín, ¿por qué vienen a hacer señalamientos tiempo después? ¿Por qué en el momento en el que Francisco Cifuentes murió no se vinieron esos señalamientos encima? Si eso estaba a la luz de todo el mundo. A mi todo mundo me veía llegar al aeropuerto Olaya. No solo de Cóndor, sino de la empresa ACA, que es una empresa que no tiene ningún problema”.

  • ¿La institución lo apoya?

“He recibido todo el apoyo, especialmente del Director General. Porque le repito, he mostrado que no tengo nada que ver con esos señalamientos. Ahora bien, muy fácil ‘Macaco’ decir que Francisco Cifuentes dijo que sobornó al excoronel Martínez. Pero bueno, ¿dónde están las pruebas? Si hay las pruebas que por favor se las muestre a la Fiscalía y yo respondo. Vuelvo y le repito, tengo la conciencia tranquila”.

  • ¿Qué le dijo el director de la Policía, el general José León Riaño?

“No, simplemente hablé con el director, porque es mi obligación cuando señalamientos de estos se dan. Le dije que todo estaba claro, que podían investigarme y que me acogía a lo que el mando considerara y le expliqué lo que le acabo de decir. El mando conoce mis ejecutorias, el trabajo”.

  • ¿Piensa emprender alguna acción legal en contra de quienes lo han puesto en entredicho?

“Inicialmente voy a esperar a que los organismos de control y judiciales establezcan lo que ellos tengan que establecer. Y que las investigaciones demuestren que no tengo nada que ver. Una vez tenga en mis manos los elementos, inmediatamente analizaré con unos abogados que me están asesorando, iniciar las acciones que haya que iniciar. Aunque uno siempre lleva las de perder. Porque es un bandido el que está haciendo pronunciamientos. Un bandido que pone como testigo a una persona que no existe. Un bandido que simplemente dice, como lo expone un periódico, que Francisco Cifuentes dijo que había sobornado al excoronel Martínez. Entonces me parece que eso es muy vago. Yo seguiré en la lucha frontal con la delincuencia sin ningún miramiento y sin temer de ninguna clase”.

  • ¿Estas versiones tienen que ver con sus acciones y los resultados que ha dado en Bogotá?

“No sé. Yo siempre miro para adelante, no para atrás. Y siempre voy luchando contra la delincuencia de manera contundente. Y trato de mantener unos niveles satisfactorios de seguridad a donde quiera que voy. Bogotá está como está gracias al compromiso de mis policías y del liderazgo que siempre trato imprimir. Porque yo soy un oficial que siempre pide compromiso, ética, moral, buenas costumbres y que estoy con ellos hombro a hombro, luchando. Nunca me preocupa mirar para atrás ni para los lados. Solo para adelante por la comunidad”.

EL PASO POR MEDELLÍN

  • ¿A la distancia ha seguido el orden público en Medellín? ¿Qué análisis hace de la reducción de homicidios?

“Me parece muy importante. Creo que mi general (Yesid) Vásquez ha hecho un excelente trabajo. Creo que todo el compromiso que los policías han puesto para combatir a la delincuencia, desde que yo salí, han ido dando frutos. Uno no puede reducir el homicidio de la noche a la mañana. Eso es un proceso. Es un proceso que se inició bajo mi comandancia tanto en Antioquia, como en Medellín. Gracias a ese sacrificio y a esa continuidad de mi general Vásquez, hoy en día aparecen los frutos. A mí me alegra y ojalá sigan bajando. Esa es una ciudad que se merece una tranquilidad total”.

  • ¿Qué delincuente le faltó por capturar en Medellín?

“Me vine con las manos vacías de no haber podido capturar a ‘Valenciano’. Pero muy contento, porque con el trabajo que yo inicié, lo pusimos a correr bases y se logró su captura. Pero una frustración total de no haber podido coger al criminal de ‘Sebastián’, después de todo el trabajo que se hizo. Acuérdese que bajo mi mando se capturaron a los hombres de confianza de él. Edwin Tapias, “el Rolo” y otros. Los resultados están ahí. Pero yo visibilicé, o mejor ‘cartelié’ a ‘Valenciano’ y a ‘Sebastián’ sin tener orden de captura. A tal punto que me dijeron, %coronel, eso es muy delicado%, y yo les dije, si ellos van a la Fiscalía y la Fiscalía dice que son dos angelitos de la guarda, yo me someto a las sanciones a las que haya lugar. Yo estaba seguro de que ellos estaban detrás de los crímenes”.

  • ¿Qué diferencias ve entre la delincuencia de Bogotá con la Medellín?

“Es inmensa. La criminalidad de Medellín es organizada. Obedece a una cabeza, que es ‘La Oficina’. En cambio, en Bogotá la criminalidad es difusa. En Bogotá lo que nos hace daño fuertemente es la delincuencia común: el hurto callejero, el hurto a celulares, el raponeo, el cosquilleo, para robar carteras, relojes, eso es lo que nos tiene fregados en Bogotá y a lo que le estamos apuntando. Es una delincuencia organizada en el tema de hurto a apartamentos, al fleteo, al hurto de vehículos. Pero no obedecen a una cabeza, como sí sucede en Medellín”.

  • ¿Habla con el exalcalde Alonso Salazar?

“Claro, hablo mucho con él. Pero no solo con Alonso Salazar. También con Aníbal Gaviria, el actual Alcalde. No he roto los lazos de afecto y amistad que me unen a esos excelentes funcionarios. El doctor Alonso Salazar fue el bastión que permitió que la Policía hiciera un excelente trabajo bajo su dirección y liderazgo. De él recibimos todo el apoyo y siempre lo vi como un hombre muy valiente para enfrentar toda esa lucha contra la delincuencia”.

  • ¿Cómo le va con el Alcalde Petro?

“Muy bien. El doctor Petro es una persona ecuánime, que escucha, que vive muy pendiente de los temas de seguridad en la ciudad. Permanentemente está dando instrucciones para que las cosas se hagan y lleguemos a la tranquilidad que tanto se merecen los bogotanos”.

ANTECEDENTES

UN NARCO SIN ANTECEDENTES


De acuerdo con testimonios de las autoridades, Francisco Iván Cifuentes Villa, alias “Pacho”, fue un piloto al servicio del cartel de Medellín en las décadas de los 80 y 90.

Se encargó de establecer nexos de narcotráfico con el cartel mexicano de Sinaloa, los cuales al parecer siguieron siendo administrados por una hermana suya después de su muerte. “Pacho”, al final de sus días, también actuaba como informante de la Agencia Antidrogas de EE.UU. (DEA).

Su asesinato el 23 de abril de 2007, en su finca “Villa Aurora” del municipio de Caucasia, se le atribuye a la organización criminal “La Oficina”, en cabeza de alias “Rogelio”.

Pese a este recorrido, en las bases de datos de varias instituciones aparecía con un historial limpio, lo que le permitía ser contratista de entidades oficiales.

La Cuarta Brigada (en 2005), la Aeronáutica Civil (2008), la Dirección Nacional de Estupefacientes (2004), la Contraloría Departamental de Antioquia (2006), la Séptima División del Ejército (2005) y la Procuraduría General de la Nación (2006) expidieron certificados notificando que Francisco Cifuentes y la Compañía Náutica de Oriente Cóndor S.A. carecían de problemas o reseñas legales.

“Pacho”, según el Certificado de Existencia y Representación de la Cámara de Comercio de Medellín, figuraba como subgerente. El gerente, en ese momento, era el señor Óscar López.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2325 fotos
63980 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese