Indicadores económicos
2017-04-23

Dólar (TRM)
$2.868,89
Dólar, Venta
$2.835,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,52
Euro
$3.069,13
UVR, Ayer
$248,80
UVR, Hoy
$248,84
Petróleo
US$49,62

Pico y placa
2017-04-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Damnificados por el invierno se acerca a los 3 millones y medio

Colombia se acerca peligrosamente a los 3 millones y medio de damnificados por la ola invernal, cifra que podría aumentar con la persistencias de las lluvias, que pese al debilitamiento del fenómeno de la Niña, siguen presentes en gran parte del país.En Nariño, producto de los fuertes aguaceros, se inundaron los barrios Madrigal y Cantarrana. El director de socorro nacional de la Cruz Roja, Cesar Ureña, afirmó que los organismos están haciendo el censo de personas afectadas y daños materiales. Sin embargo, ya se especula que podrían ser más de 300 las familias damnificadas.

En Santander la emergencia se vive por la creciente del río Suratá al norte del departamento donde permanecen dos personas desaparecidas que fueron arroyados por las fuerzas de las aguas.

Ureña explicó que producto de la avalancha del pasado miércoles en San Vicente de Chucurí, Santander, aún hay 3 personas desaparecidas que son buscadas por los organismos de socorro. Hasta el momento han tenido que ser reubicados en albergues 154 personas, 87 de las cuales perdieron todo lo que tenían.

Otras emergencias se han reportado en las zonas urbanas de Castillo y Vista Hermosa en Meta. Mientras que en Cundinamarca la situación más critica se vive por el incremento de las aguas del río Bogotá, en Chía y Simijaca.

Ureña explicó que en Chía la emergencias más grave se presentó en las instalaciones de la Universidad de la Sabana, no por la ruptura del jarillón, sino porque las aguas pasaron por encima del muro de contención, situación que se está controlando con bultos de arena.

Mientras que en Simijaca la afectación la han sufrido los agricultores porque los hatos y pastos están bajo el agua. De hecho, la gobernación de Cundinamarca reportó pérdidas por más de 215 mil millones de pesos en materia de infraestructura para la producción agrícola.

Y es que a la fecha hay 30 mil hectáreas inundadas que servían para hatos ganaderos y para sembrar productos como papa, maíz, arveja, entre otros en este departamento. Así mismo, 56 mil cabezas de ganado para la producción lechera que están a la deriva porque no tienen terrenos aptos para su cuidado.

 La cifra de personas fallecidas es de 457, los heridos de 556, mientras que los damnificados llegaron al histórico de  3.459.383 de colombianos.

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese