Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Joven grafitero no tiene rastros de pólvora en sus manos, dice la fiscalía

-A A +A
 

Un nuevo ingrediente judicial se suma a la novela que se sigue por el caso del joven Diego Felipe Becerra, quien el pasado 19 de agosto murió luego de que recibiera un disparo en la espalda por cuenta del patrullero Wìlmer Antonio Alarcón, adscrito a la Policía Metropolitana de Bogotá, suspendido temporalmente del servicio mientras se aclaran los hechos.

Según informó este martes la fiscal Vivianne Morales, el resultado que practicó Medicina Legal al cadáver del joven da cuenta de que no manipuló ninguna arma de fuego como lo señala la versión del policía.

Dicha práctica de peritazgo judicial se conoce con el nombre de “absorción atómica” y en ella, además, se establece si una persona tiene rastros de pólvora en sus miembros superiores. Para el caso de Diego Felipe el resultado es negativo.

  Tras el anuncio surge una nueva duda en este caso que ha estado lleno de inquietudes. En primera instancia, la Policía Metropolitana de Bogotá expidió un comunicado fechado el 21 de agosto en el que señala que “un joven de 17 años, que se encontraba inmerso en este hecho delincuencial, resultó herido al esgrimir su arma contra el uniformado que segundos antes intentó capturarlo”.

El joven fue identificado como Diego Felipe Becerra, quien supuestamente habría atracado a los pasajeros de una buseta que se movilizaba por el norte de la ciudad. De allí la acción de las autoridades para, según ellos, frustrar el atraco. Pero en el lugar no se encontró ninguna arma, conforme lo reconoció la misma Policía.

Posteriormente, apareció una supuesta grabación en la línea 123 en la que se dice que habla un pasajero de la buseta que denuncia el hecho; también habló el presunto conductor de la buseta en la que se cometió el ilícito. Pero entre ambas versiones hay una contradicción: el ocupante da un número de identificación de buseta diferente al que en su momento dio la persona que supuestamente manejaba el vehículo de servicio público.

La familia del joven, por su parte, insiste en que Diego Felipe  quien este miércoles estaría cumpliendo sus 17 años – esa noche estaba pintando grafitis en la zona.

Para corroborar esa hipótesis, desde Medicina Legal se hizo una prueba más y se confirmó que en sus manos había restos de pintura. Ahora se está haciendo una prueba que busca verificar si los rastros que descubiertos en las manos coinciden con los que había en la pared de la calle 116 con avenida Boyacá, lugar en el que el joven fue herido.

A la par con las voces exigiendo justicia se han escuchado las denuncias de familiares y amigos en las que, según ellos, les han hecho seguimientos por los sitios que frecuentan.

La novela por este hecho sigue. La Policía Metropolitana de Bogotá sostuvo que no habrá pronunciamiento de su parte ante lo que dijo la Fiscal Morales.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64000 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese