Indicadores económicos
2017-06-28

Dólar (TRM)
$3.025,28
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.411,91
UVR, Ayer
$251,08
UVR, Hoy
$251,16
Petróleo
US$44,24

Estado del tiempo
2017-06-28

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 10:15

Marea max.: 16 cms.

Hora: 02:44

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-06-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Jugadas de Merlano a la línea 123 para evitar prueba de alcoholemia

El senador Eduardo Carlos Merlano dijo a los patrulleros que lo detuvieron en la noche del 11 de mayo en la ciudad de Barranquilla, en presunto estado de embriaguez, que era un irrespeto que le pidiera una prueba de alcoholemia.

Se fue del lugar y volvió a los 10 minutos asegurando que como ya había hablado con altos mandos policiales, tenían que devolverle el vehículo que habían detenido los patrulleros ya que Merlano no tenía licencia de conducción.

Pero Merlano no habló con altos mandos policiales, no llamó al entonces comandante de Policía de Barranquilla, general Oscar Pérez, para evitar que le hicieran la prueba. Merlano a quien realmente llamó fue al 123 a reportar la supuesta irregularidad en el procedimiento. Y su llamada, al final, surtió efecto.

“Se precisó en el informe que inmediatamente se generó un reporte de la central de radio para el intendente Mario Chewing Mora (al mando del operativo), con el fin de que los uniformados le dieran manejo al procedimiento y darle ‘luz verde’ al vehículo”, asegura el pliego de cargos de la Procuraduría.

Así se consigna en las pruebas recogidas por la Procuraduría General de la Nación, que llevaron a formularle pliego de cargos en su contra por presunto tráfico de influencias y la comisión de falta disciplinaria gravísima.

La llamada al 123 de Merlano, realizada ya en la madrugada del 13 de mayo, fue informada al segundo al mando de la Policía local, coronel Gonzalo Carrero. De hecho, en video se consignó cuando el intendente Chewing Mora le dice a uno de sus compañeros que estos procedimientos eran complicados ya que se iba a terminar enterando el coronel Carrero, identificado en la jerga policial, como J-2. “Esta última afirmación significó, conforme a las demás pruebas obrantes en el proceso, que desde el Centro Automático de Despacho, específicamente a manos del intendente Granada (J-100), se iba a llamar al coronel Carrrero, segundo al mando del Comando de Policía Metropolitana de Barranquilla, quien se distinguía con el indicativo de J-2”, se lee en el pliego de cargos.

Conforme esto sucedía, Merlano aducía que los policías lo estaban irrespetando, que él era senador, que había sacado 50 mil votos, que el procedimiento lo tenía triste, que cómo era posible que no sirviera para nada una credencial del senado, que iba a poner una queja en su contra,  que “cómo me va a hacer la prueba a mí si no tengo ni un trago…si yo estoy perfecto…llamemos al coronel y yo hablo con el coronel”.

Para la Procuraduría, la llamada al 123 del senador Merlano “es una prueba más que demuestra la efectiva e indeclinable intromisión del disciplinado, valiéndose de la condición de senador para evitar que los uniformados continuaran con el procedimiento. Además, fue una de las varias acciones tendientes a intimidar, amenazar y doblegar la voluntad de los uniformados, con tal que no le inmovilizaran el vehículo”.

Igualmente, las pruebas del Ministerio Público demostraron que la queja que interpuso Merlano ante el 123, no fue cierta, pues nunca los policiales le faltaron al respeto sino que, al revés, “eran los acompañantes del senador quienes de manera grosera e irrespetuosa insultaban a los uniformados”.

Tampoco fue cierto que las filmaciones que hicieron los patrulleros fueron irrespetuosas pues se explicó que se hacían para que luego se pudiera comprobar que hubo un buen trato. ALIENTO A ALCOHOL

De los testimonios recogidos por la Procuraduría y los registros de audio, se determinó por parte de la Procuraduría que el Intendente Chewing Mora le dijo a un teniente de apellido Ayala que sí tenía “aliento alcohólico”.

“En ese momento, el intentende Chewing le dice a Ayala que por favor de le de un momento, ya que el intendente Granada (J-100) le dice que le den manejo al caso”.

El testimonio principal en este caso, el del intendente Chewing, afirma en síntesis que él recibió órdenes del Centro Automático de Despacho y del teniente Ayala de dejar ir al vehículo. (Lea más sobre el Seandor Eduardo Carlos Merlano Morales)

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese