Indicadores económicos
2017-02-21

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.853,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.081,62
UVR, Ayer
$243,86
UVR, Hoy
$244,12
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-21

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:23

Marea max.: 12 cms.

Hora: 07:52

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 17 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.4 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-02-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

"Nosotros ya perdimos en esta guerra, pero la vida continúa": familia Guevara

-A A +A
 

El duelo para la familia Guevara Castro aparentemente llegó a su fin. Sin embargo, Ana María Guevara, hija del teniente coronel Julián Ernesto Guevara que falleció en cautiverio a manos de las Farc en enero de 2006, expresó que lastimosamente no pudo darle un abrazo de despedida a su padre, porque "se llevaron la vida y nos entregaron la muerte".

El dolor de los seres queridos del uniformado parece ser un capítulo que se cierra, pues para ellos terminó la incertidumbre de no tener su cuerpo y al menos tienen una tumba donde podrán visitarlo.
El domingo de Resurrección, en el centro religioso de la Policía Nacional donde permanecen los restos mortales del teniente coronel, su hermano mayor, Jorge Guillermo Guevara, lamentó que "todo hubiera terminado así" y que el uniformado no hubiera podido regresar con vida de su secuestro.
"Como mi mamá lo ha expresado, lo que se quiere es cerrar un capítulo de nuestras vidas, dándole la sepultura que se merece Julián. Nosotros ya perdimos en esta guerra, pero la vida continúa", señaló Jorge Guillermo.

DOLOR DE HIJA

Ana María Guevara, a sus 18 años, ha tenido que crecer sin papá, ni mamá, aunque su abuela, doña Emperatriz Castro de Guevara, siempre ha sido la figura materna y a quien más adora y admira en el mundo.
"Se llevaron la vida y nos entregaron la muerte. No nos duele tanto que no este acá, nos duele no haber podido estar con él cuando se fue, nos duele no haber podido sonreír con él. Pero sabemos que en el cielo nos están esperando nuestros seres queridos que se nos han ido. El lugar de mi padre debe ser muy grande en el cielo ya que fue una muy buena persona y por eso se merece el respeto y la admiración de todos", sostuvo Ana María.
Esta estudiante de arquitectura relata que aseguró que a su mamá, doña Emperatriz Castro de Guevara, es la persona que más admira en toda la Tierra.
"Es una mujer muy fuerte, sincera e íntegra. Le ha costado trabajo soportar el dolor, pero ella es muy devota de la virgencita, y por siempre mi abuela es y será mi mamá", sostuvo la joven, quien cuando tenía apenas 6 años dejó de ver a su papá.

"EXCELENTE AMIGO, HIJO Y PADRE"

Uno de sus ex compañeros y amigos, coronel Juan Francisco Peláez, quien actualmente es comandante de la Policía de Tránsito de Bogotá, recordó los tres años de escuela que compartieron al ingresar a la institución, en 1987.
El oficial dijo que Guevara siempre se destacó por ser una persona "alegre y amigable" y que "animaba" a los uniformados que venían de otras ciudades.
"Compartimos tres años de escuela para hacernos oficiales. Entramos a ser parte del curso 59 de la Escuela General Santander en 1987. Éramos como hermanos, compañeros y amigos, era una persona muy alegre, en los momentos álgidos siempre tenía un motivo para hacernos reír y hacer una vida más animada durante el tiempo en la escuela", recordó el coronel Peláez.
El uniformado señaló que el teniente coronel Guevara siempre se destacó por ser "un excelente amigo y oficial".

UN SUEÑO

Siendo apenas un adolescente, Julián Ernesto Guevara soñaba con ser Policía, según lo recuerda su hermano Jorge.
"Él siempre quiso ser Policía, tenía esa fijación y no quería estudiar nada más, por eso salió del bachillerato en 1984 y entró a la Escuela, creo que repitió cuarto de bachillerato pero siempre fue un buen estudiante", recuerda Jorge.
Este sueño fue truncado por los guerrilleros de las Farc que lo secuestraron durante la toma a una guarnición de la Policía en el municipio de Mitú el 1 de noviembre de 1998 y murió en cautiverio a finales de enero de 2006, luego de sufrir una enfermedad no establecida, tropical o respiratoria, que lo deterioró rápidamente.
La familia Guevara Castro está conformada por cuatro mujeres y cinco hombres de los cuales dos hicieron parte de la Fuerza Pública y ambos murieron.
Gonzalo Guevara falleció un año después de la muerte del teniente coronel Julián Ernesto Guevara.

OTRA MADRE DESESPERADA
Por otra parte, doña Hilda Rosa Valero, madre del coronel Edgar Yesid Duarte Valero, quien lleva privado de su libertad 10 años y medio, le pidió al Gobierno y a las Farc que más tarde que temprano su hijo regrese al seno de su hogar.
"Creo que el Gobierno y la guerrilla se deben poner de acuerdo. Es demasiado tiempo el que llevan los demás secuestrados en la selva y aquí estamos esperando al menos una prueba de supervivencia", sostuvo Rosa Valero, quien asistió a las honras fúnebres del teniente coronel Guevara.
Además, la madre del oficial le envió un mensaje a su hijo para que no desfallezca en la selva: "Que esté muy fortalecido y confíe mucho en Dios y que tenga mucho valor y paciencia, de todas maneras todos van a salir sanos y salvos".

2410 fotos
67362 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese