Indicadores económicos
2017-06-27

Dólar (TRM)
$3.010,68
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.363,83
UVR, Ayer
$251,06
UVR, Hoy
$251,08
Petróleo
US$43,01

Estado del tiempo
2017-06-27

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 09:34

Marea max.: 21 cms.

Hora: 01:47

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 18 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-06-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

"Ropa de Colmenares fue desechada por la funeraria"

El vicefiscal General de la Nación, Jorge Fernando Perdomo le respondió una carta a los padres de Luis Andrés Colmenares, en donde le pedían mayor celeridad al proceso que busca determinar cuáles fueron las causas que condujeron a la muerte de su hijo.

Una de las respuestas entregadas por el funcionario se refiere a la ropa del joven estudiante de la Universidad de Los Andes, debido a que la familia consideró que nunca se investigó qué había pasado con la ropa que portaba el día en que murió.

Perdomo aseguró que en su momento se emitió una orden de policía judicial para verificar en las instalaciones de la funeraria qué había pasado con la vestimenta.

"Se puso en conocimiento de la fiscal delegada la información que le fue suministrada por la funeraria a donde Luis Andrés Colmenares llegó con sus prendas de vestir, indicándose que habían sido desechada por el laboratorio de tanatopraxia al ser consideradas un residuo peligroso", respondió el vicefiscal.

Para la familia de Colmenares, la ropa podría ayudar al proceso por si se encontraban residuos de sangre de alguno de sus presuntos agresores que pudiera esclarecer lo sucedido.

No obstante, para la Fiscalía, al haber arrojado las prendas de vestir no se presentó ninguna irregularidad, ya que en el primer informe de necropsia la médica legista no consideró necesaria la realización de algún examen sobre las vestimentas y solo se dispuso la entrega del cadáver junto con la ropa.

"La funeraria al no tener evidencia sobre el eventual requerimiento de las prendas, pues nunca se le hizo saber tal situación, dispuso su desecho por tratarse de elementos peligrosos", explica Perdomo en su carta.

Por otra parte, el funcionario señala que sobre la falta de videos que hayan registrado los hechos que ocurrieron en la madrugada del 31 de octubre de 2010 no se puede establecer alguna sospecha.

"No existe evidencia alguna que indique que los videos desaparecieron y que tal situación se presentó ante la actuación indebida de alguna persona", añade el vicefiscal

Por último, aclara que el ente acusador realizó doce requerimientos a diferentes establecimientos cercanos al lugar de los hechos, a los cuales se respondió negativamente al argumentar, en algunos casos, que la capacidad de archivo era solo de una semana. 

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Si yo fuera juez

Si yo fuera juez las declararía completamente inocentes. El joven sale de la fiesta en estado de alicoramiento, el frio y la humedad de la noche Bogotana aumentan aun más su resaca y mientras se come un perro caliente sin previo aviso sale a correr sin rumbo fijo, con tan mala suerte que cae accidental y fuertemente de cara al fondo Caño el Virrey (canal obscuro y resbaloso) el cual tiene una profundidad aproximada de 2 metros. La fiscalía no pudo probar que fue homicidio por que solo hay fracturas en su rostro, esto reafirma el hecho evidente de que hubo un fuerte impacto de cara. Si hubiera sido una brutal golpiza habría fracturas o moretones por todo el cuerpo pero este no es el caso. Adicionalmente no hay testigos que den fe que hubo una golpiza pues los tres que habían ya declararon haberle mentido a la justicia. En cambio si hay una testigo presencial de los hechos, Laura Moreno, quien infructuosamente intentó evitar que siguiera corriendo y fue escuchada vía celular por varios de los amigos de Luis Andrés Colmenares justo en el instante cuando presenció el accidente (cerca de las 3:30 AM).

Los bomberos del primer turno (4:47 AM) no vieron el cuerpo dentro del túnel ubicado en la calle 87 con carrera 15 (justo debajo del CAI el Virrey) pues nunca entraron al mismo, solo alumbraron desde los costados por procedimientos de seguridad dado que el túnel de 80 metros de largo contenía abundante cantidad de agua. El cuerpo yacía en el desnivel de 50 cm de profundidad que hay dentro del túnel y totalmente cubierto por agua pues había llovido mucho esa noche según el IDEAM. Los bomberos del segundo turno (7:07 PM) lo encuentran rápidamente al entrar dentro del túnel porque ya se podía caminar con seguridad (el nivel del agua en el túnel había bajado a 15cm).

Aunque el cuerpo fue encontrado boca abajo, las livideces (acumulación de sangre) aparecen en la espalda porque el cuerpo fue ubicado por los miembros del CTI en esa posición desde que levantaron el cuerpo (10:30 PM) el domingo 31 de octubre hasta cuando Medicina Legal inicio la necropsia el día siguiente a las 2:45 PM (lunes 1 de noviembre), tiempo suficiente para que la sangre se transpusiera a la espalda. La necropsia de Medicina Legal y la realizada por la Fiscalía por intermedio del Forense Máximo Duque son complementarias, se diferencian por la forma en que describen las heridas pero ambas concluyen que la muerte fue violenta a determinar (homicidio, suicido o accidente) y que el joven murió ahogado pues había agua en sus pulmones. Mi conclusión es que claramente se trató de un lamentable accidente: caída de altura que produjo graves fracturas en el rostro, inmediata pérdida de conciencia y ahogamiento mientras el cuerpo era arrastrado por la corriente hasta el desnivel del túnel.

El único responsable de la muerte del joven Luis Andrés Colmenares fue el propio estudiante pues fue muy imprudente al excederse en el consumo de licor (Vodka, Aguardiente y Cerveza) y por mezclarlo adicionalmente con bebida energizante. Absolvería a las acusadas por certeza y ordenaría que fueran reparadas ejemplarmente tanto económicamente como en su honra, dignidad y buen nombre, pues fueron vulnerados gravemente sus derechos (libertad y presunción de inocencia) al haber sido privadas de su libertad injustamente durante 1 año y haber sido víctimas de linchamiento mediático por 4 años. Contra esta decisión procederá recurso de apelación, el cual será confirmado por el Tribunal Superior de Bogotá en segunda instancia.