Indicadores económicos
2017-03-29

Dólar (TRM)
$2.911,99
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.162,12
UVR, Ayer
$247,12
UVR, Hoy
$247,20
Petróleo
US$48,37

Estado del tiempo
2017-03-29

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 07:11

Marea max.: -2 cms.

Hora: 11:51

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 15 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Otras 5 obras que se realizan en el Centro podrían ser demolidas

-A A +A
 

El miércoles 6 de abril a las 7 de la mañana, el alcalde de Cartagena, Manuel Vicente Duque, con mazo en la mano empezó la demolición de una construcción que no cumplía con las normas patrimoniales propias de una residencia ubicada en la Plaza de los Coches del Centro. El mensaje fue claro: si no se cumple con los requisitos para proteger el patrimonio material, se sancionan; pero de este hecho surgieron algunas preguntas... ¿Por qué si vemos tantos sellamientos en el Centro sentimos que son pocos los correctivos que se toman respecto al caso? ¿Es esta la única construcción que se realiza por fuera de los parámetros? ¿Los cartageneros y turistas que están remodelando el Centro Histórico se están “tirando” la arquitectura de esas hectáreas de tierra que comprenden la ciudad amurallada?...(Lea aquí: Alcalde levantó a “mona” una construcción que violaba el patrimonio)

Como se recordará, la construcción realizada en la Carrera 7 No. 32 – 37, iba en contravención de la normativa urbanística vigente para el Centro Histórico y su área de influencia y periferia histórica, por lo que la División de Patrimonio del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC) la sancionó con demolición. De acuerdo con el IPCC, otras 5 construcciones que se realizan actualmente han seguido la misma línea de evasión a la directriz de “pare y re-direccione la obra para que cumpla con la norma”, y siguen un proceso investigativo que podría terminar con la misma sanción.  A pesar de que este medio quiso tener conocimiento de cuáles son estas 5 obras, el proceso que se les adelanta, que hasta este punto requiere confidencialidad, no lo permite(Lea aquí:IPCC ordena demolición de obra que incumplía las normas en el Centro Histórico).

LAS MODIFICACIONES

El Corralito de Piedra a lo largo de los años ha sufrido innumerables modificaciones, como la salida de la principal central de abastos de la ciudad, la construcción de edificaciones en el sector de La Matuna, la demolición de una parte de la muralla, entre otras. Estas obras le cambiaron la cara a la ciudad y aunque las construcciones que se realizan actualmente buscan la preservación y no un cambio drástico como las anteriores, algunas se realizan por fuera de la normatividad establecida en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) y que es controlada y vigilada por el IPCC.

De acuerdo con el presidente de la Sociedad de Arquitectos de Bolívar, Howard Villarreal, es importante recordar que “Cartagena obtiene su clasificación de Patrimonio de la Humanidad no precisamente por el conjunto de construcciones o casas, sino por el conjunto monumental, sus construcciones militares, no obstante, estos son elementos importantes y complementarios de esa clasificación”.

Los cartageneros, ya sea de nacimiento o por adopción, saben que el Centro Histórico es importante para la ciudad, es fuente de trabajo, epicentro de intercambio cultural, riqueza cultural, vida nocturna, patrimonio histórico y que por ello y más hay que conservarlo, sin embargo, en ocasiones, como la registrada en la residencia de la Plaza de los Coches, esto no se tiene en cuenta (Lea aquí: Vecinos denuncian que en obra sellada en el Centro, continúan trabajando).

De acuerdo con  Alfonso Cabrera, director de la División de Patrimonio del IPCC, en general, el cartagenero es un gestor natural de patrimonio, “los que nacemos aquí queremos defender nuestro patrimonio, nacemos con esa convicción y eso es muy bueno, aunque como somos empíricos a veces lo hacemos sin conocimiento de la causa”.

¿NOS ESTAMOS “TIRANDO” LA ARQUITECTURA DEL CENTRO?
Pero si amamos tanto nuestro patrimonio por qué lo dañamos... Según Cabrera eso “es parte de la misma naturaleza humana, que tiene algo de sicológico”, pero en general, contrario a lo que la gente piensa, “no lo estamos haciendo mal”. Sin embargo, no es tan difícil ver un letrero de sellamiento de obra al pasar por el Centro Histórico y al poco tiempo observar a gente trabajando  en la misma ¿muchos infractores, como el de la Plaza de los Coches quitan los sellos para continuar con la construcción sin seguir las normas establecidas? ¿Qué pasa con la autoridad?

El presidente de la Sociedad de Arquitectos de Bolívar, Howard Villarreal, señala que hay muchos casos recientes de obras en el Centro que han violado la normatividad, “muchos son evidentes, nos hace falta control y autoridad. Esto es algo que debería competer a todas las divisiones del Distrito. No es nuevo, ha trascendido durante varios periodos de Alcaldes. Ojalá en esta administración se ejerzan los correctivos del caso”.

Por su parte, el director de la División de Patrimonio del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC) reconoce que sí hay infractores y que en algunos casos se rompen los sellamientos, que impone el IPCC como autoridad competente para vigilar y controlar las obras en el Centro y que estas actuaciones son una “falta de respeto a la autoridad y da méritos negativos que se suman al proceso con sanción pecuniaria (económica) que se adelanta en cada caso que infrinja la norma”; pero agrega, que para poder proteger el Centro y preservarlo hay que actualizar la norma existente, pues el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) “está obsoleto” y se ha quedado corto con los requerimientos que tienen los propietarios e interventores actuales.

“El POT retomó la norma anterior vigente para el Centro y su zona de influencia y la puso en el Capítulo 8 tal cual. Eso tiene 20 años que se incorporó, pero la ciudad está viva y esta normatividad tiene algunos atrasos que no previeron lo que pasa hoy. Se necesita una actualización para fortalecer el IPCC, por eso es importante que se apruebe lo más pronto posible el Plan Especial de Manejo y Protección del Centro Histórico y sus áreas de influencia (PEMP)”, dice Cabrera.

Así mismo, agrega que espera que el PEMP, que lleva más de 13 años de gestión y que este Gobierno entregará para su revisión al Ministerio de Cultura, sea aprobado lo más pronto posible, ya que en él se prevén muchos proyectos importantes para el Centro que el POT no tiene contemplados, referentes al espacio público, el ambiente, entre otros; además se fortalece la institución que gestiona el Centro.

“Cartagena está muy bien restaurada. Hay una ética profesional. En el comité que evalúa cada caso el 90 y pico por ciento, es decir la mayoría cumple con la normatividad, pero ese 5% que no lo hace se nota”, anota Cabrera (Lea aquí: El equilibrio de intereses sería clave para la firma del PEMP) .

¿QUÉ TRABAJO SE HA VENIDO REALIZANDO CONTRA LOS INFRACTORES?

El jefe de la División de Patrimonio del IPCC señala que “el control que se ejerce y las suspensiones son pan diario de nosotros, hay que reconocer que hay muy poca gente trabajando para la cantidad de trabajo que se produce. Se va más o menos en el ritmo del año anterior. Se hicieron 24 procedimientos administrativos, entre 4 y 5 cerramientos, entre otras sanciones. Incluso hay procesos que vienen del año anterior. Este año amaneció con muchos violadores, entre ellos el caso ya conocido de la Plaza de los Coches, donde rompieron los sellos, y otros cinco que vienen con un proceso similar”.

Las denuncias llegan muchas veces por parte de cartageneros del común que se acercan con quejas al IPCC y se empieza un proceso abreviado, que desde la recepción del dato, luego la actuación (visita de miembros del IPCC e investigación) hasta la sanción se demora unos 3 meses.

Las sanciones que impone el IPCC son económicas y en ocasiones, como la registrada este mes,  se aplica la que para un constructor puede ser considerada la amonestación más grave: la demolición.

LAS NORMAS DE CONSTRUCCIÓN
El Centro tiene entre 1300 y 1400 bienes de interés patrimonial, que incluyen los más de 4 kilómetros de murallas, las escolleras, ruinas, estructuras, etc.

Las normas de construcción para el Centro Histórico y su área de influencia y periferia histórica son muy rígidas y están reguladas por el POT, el cual dicta en su parte Octava, las directrices de lo que se puede hacer en cada una de las edificaciones ubicadas en el Centro Histórico. Las modificaciones que se le pueden realizar dependen, como lo dicta esta normatividad, de las especificaciones de la misma. Cada propiedad es un caso particular, pues depende de cuál de las 11 fichas tipológicas establecidas tenga la vivienda, así como el estilo arquitectónico de la misma (Consulte el POT aquí).

EL PROCEDIMIENTO ES COMPLEJO Y COSTOSO

Para los residentes del Centro que quieren modificar sus casas el procedimiento a seguir es bastante restrictivo, exigente, complejo y requiere la inversión de bastantes recursos humanos y económicos, es por ello, quizás, que muchos propietarios se desvían del conducto.

Pero y cuál es el conducto... Para hacer la remodelación primero deben acudir por asesoría gratuita al IPCC, en donde dirán cuál es su casa y dependiendo la ficha tipológica se les guiará en lo que se tiene pensado intervenir, se les dice la categoría de intervención y cuál es el desarrollo máximo que va a tener esa edificación.

Allí, tienen que entregar una investigación histórica que puede hacer un historiador, en la cual se analice la evolución histórica del edificio, después se debe hacer un levantamiento arquitectónico por parte de un arquitecto, que se recomienda aplique las metodologías nacionales que se están aplicando en el Centro, para que hayan menores contratiempos.

Así mismo, un arquitecto, preferiblemente restaurador con una experiencia y trayectoria, debe realizar un proyecto arquitectónico. Y si hay problemas estructurales en la edificación se debe contar con un ingeniero que le permita superar las falencias.

Es todo un equipo: Historiador, arquitecto e ingeniero, los que deben hacer el proyecto que luego será presentado ante el Comité Técnico de Patrimonio Cultural, que es un órgano asesor de la Alcaldía conformado por 7 personas, en el cual le darán el visto bueno al proyecto, que luego debe pasar a la Curaduría, donde se le pedirán otra serie de requisitos, para así poder obtener la licencia de construcción.

LAS MODIFICACIONES

Algunas de las modificaciones más comunes que quieren hacer los propietarios y que están en contravención por su tipo de edificación son: grandes azoteas, gigantescas piscinas, llenar las casas de vidrios, hacer más habitaciones, locales o bares y hacer otro piso.

“Lo que las personas quieren es adaptar a un nuevo uso o usos contemporáneos las estructuras coloniales, eso obviamente genera una presión sobre la estructura colonial inicial donde la adaptación a nuevos usos requiere en algunos casos la violación de algunas normas, eso es lo que hay que vigilar y controlar”, afirma el Presidente de la Sociedad de Arquitectos de Bolívar.

Las casas del Centro actualmente están mutando, vemos como la mayor parte de los usos residenciales están pasando a un uso comercial y mayormente adaptado al uso turístico y hotelero, lo que sin duda, como señala Howard Villarreal “empieza a generar otro problema que es el desplazamiento del tejido social propio, en favor de una población flotante que está de paso. La idea es que haya una población raizal que mantenga la vitalidad del Centro Histórico. Si bien es cierto que existe la necesidad de lo turístico, tiene que haber un estudio que muestre cuál es la capacidad de soporte que tiene el Centro para este tipo de comercio, para no ir en descomposición del tejido raizal”.

EL MENSAJE ES CLARO

Para vivir en el Centro y hacerlo en una casa remodelada se necesitan muchos recursos, es por eso que en muchos casos los raizales deciden vender, quedando las edificaciones en manos de empresarios y extranjeros adinerados.

A pesar de que en algunos casos los raizales pueden acceder a un beneficio que les otorga el Estado de exención catastral, esto muchas veces no es suficiente para hacerlos quedar, pues no cuentan con qué realizarle mantenimiento a sus propiedades.

El mensaje que envió director de la División de Patrimonio del IPCC es claro... “El Centro Histórico es un tesoro nacional, es nuestro patrimonio y el problema es que el que tenga una casa en el Centro...o se acomoda o va a tener que vender, porque las obras deben hacerse dentro del marco legal y las directrices planteadas”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

Notas recomendadas
2463 fotos
69440 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

el dueño

Si no esto mal, el dueño del edificio donde el alcalde dio mona es o fue el turco

MAZO, no maso. Oye, qué bajo hemos caído

¡maso, escribe el periodista!, para referirse al mazo ¿no le funcionó el corrector ortográfico?
¿tampoco tuvo un editor que le corrigiera?,

Y...

vendan también las muralla para que las tiren abajo... ya es poco lo que cqueda de cartagena... es la mas cara y poco a poco esta dejando de ser nuestra...

BUNKER

Cuando van a demoler el Bunker de GABO.

En manos de extranjeros.

Buenas tardes. Cada dia es triste ver como entregamos nuestra ciudad a extranjeros y foraneos, desplazando a los nativos de nuestra heroica.
La ciudad fortaleza.
Nuestra hermosa ciudad no ha hecho mas que ser vendida al mejor postor.
Estos diseños y asesorias deben ser de forma gratuita, en lo referente a historiadores y arquitectos restauradores. ya que los costos de
asesorias de estos profesionales, superan en importancia los recursos para adelantar una remodelación. Y así, no seguir obligando a los
cartageneros a vender sus inmuebles.
Esto es del todo un acto corrupto.