Indicadores económicos
2018-10-15

Dólar (TRM)
$3.088,78
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.720,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.574,95
UVR, Ayer
$259,74
UVR, Hoy
$259,75
Petróleo
US$80,84

Estado del tiempo
2018-10-15

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 00:31

Marea max.: 22 cms.

Hora: 17:01

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 6 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2018-10-15

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

/ - /
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Para que se cumpla Decreto de Fiestas debe haber mayor autocontrol

Como es usual para esta fecha, que antecede a la celebración de las Fiestas de Independencia de Cartagena, la Alcaldía Mayor emite un decreto que estipula las medidas restrictivas con las que se debería garantizar la tranquilidad y seguridad de propios y turistas durante los festejos, pero más allá del papel, qué tanto cumplen los cartageneros con sus deberes ciudadanos.

Según el Decreto 1341 del 28 de octubre de 2014, que contempla las medidas para las festividades conmemorativas de la Independencia y de fin de año, desde el 1º hasta el 17 de noviembre están prohibidos los retenes improvisados por particulares sobre vehículos y peatones; las bolsas o globos de agua y sustancias colorantes lanzadas contra las personas o vehículos; los disfraces con capuchones (excepto para los bailarines de las comparsas inscritas en el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena IPCC); el estacionamiento de vehículos dentro de los 100 metros a la redonda de los establecimientos bancarios y la realización de espectáculos públicos con picó, entre otros, pero ¿hasta dónde se cumple?

Inseguridad: percepción generalizada

En su página de Facebook, El Universal le preguntó a sus lectores ¿Qué tan seguros se sienten en las calles de la ciudad durante las Fiestas de Independencia?, lo que al cierre de esta edición habían comentado 793 usuarios de esta red social.

Aleyda María Jiménez Niño, aseguró que “tan insegura me siento que ni a la puerta salgo en las fiestas, que lástima que una tradición se apagué por el temor a tantas peleas de pandillas y vandalismo”.

Mientras Cecilia López Cárdenas, opinó que se siente “alegre, pero también miremos que es una época en la que los delincuentes se aprovechan para esconderse detrás de máscaras, dejando una mala imagen para los turistas;  otro asunto es la falta de sentido de pertenencia, latas de espuma en el suelo, botellas plásticas de gaseosas y entre tantas cosas debería haber mas organización y que cada quien ponga de su parte para mejorar las Fiestas novembrinas”.

Es así como varios de nuestros lectores le hacen un llamado a las autoridades para que se “triplique la vigilancia en la ciudad” y la gente pueda disfrutar las Fiestas, con lo que queda claro que el común sigue pensando que alguien más, en este caso la Policía, debe regular lo que nosotros mismos, como ciudadanos, deberíamos controlar.

Un policía en cada esquina

Teniendo en cuenta que en años pasados los Decretos para los festejos novembrinos y de fin de año incluyen prohibiciones que la ciudadanía termina irrespetando, El Universal consultó a Roberto Barrios, secretario del Interior y Convivencia Ciudadana, quien hizo una invitación para que la comunidad respete las normas, ya que además de los operativos que adelanta la secretaría que dirige, sería imposible poner un policía en cada esquina.

“Este año quizá nos vamos a encontrar situaciones como esas (...) yo puedo manejar después de haber tomado y si nadie me descubre lo puedo seguir haciendo; puedo tener funcionando un establecimiento sin papeles y si nadie se da cuenta no regulo lo que hago y así, por eso con nuestras caravanas seguridad queremos que la gente se de cuenta de que sí hay control en la ciudad. Desafortunadamente no tenemos el personal suficiente para llegar a todos los rincones de Cartagena, por eso se debe generar una cultura de autoregulación entre las personas y que se sepa que no es necesario que me estén vigilando para tener un buen comportamiento”, afirmó el secretario.

Barrios informó que 500 policías llegarán a la ciudad para reforzar la seguridad durante las Fiestas, especialmente en los puntos en los que se realizarán actos multitudinarios y que además se continuará con los operativos al interior de los barrios.

“...La Policía tiene conocimiento del Decreto y la idea es que ejerzan sus funciones para que se cumplan las medidas estipuladas por el Distrito”, dijo Roberto Barrios y recordó los deberes que como “padres de familias debemos saber que hay prohibiciones como la de la pólvora con las que debemos darle ejemplo a nuestros hijos. Si existe una restricción en ese aspecto no podemos prender un buscapié delante de ellos porque van a pensar que eso esta bien y queremos una ciudad en la que se respete al otro”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

FALTA TOTAL DE AUTORIDAD

La ciudadanía totalmente desprotegida frente a las acciones de vándalos y delincuentes, ante la mirada indiferente de autoridades y gobernantes de la ciudad. Toca es salir corriendo y disfrutar en paz en otra ciudad que si sea decente.

QUÉ ES LO NUEVO EN ESTA NOTA???

Nada!!!!! todos los años las mismas prohibiciones y todos los años pasa lo mismo la gente se pasa esto por la faja, no existe el debido control. En una calle de cualquier barrio popular en cada cuadra hay un retén imrpovisado, no existe el respeto al projimo se le echa agua a la gente que no tenga una moneda para dar, porque se considera, más que una forma de hacer parte de las festividades, una obligación darle dinero a desadaptados y a ladrones y flojos que esperan esta época para sentarse al frente de su casa a pedir dinero y/o robar...