Pelea callejera de travestis abre debate sobre prostitutas en el Reloj Público

25 de febrero de 2016 06:12 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Cuando el reloj marca las 10 de la noche, en la Plaza de los Coches y en los alrededores del Reloj Público, comienzan a aparecer mujeres y travestis curvilíneas ataviadas con microvestidos o pantalones muy estrechos que resaltan sus atributos físicos, tacones superaltos para lucir estilizadas y carterones elegantes.

No portan ningún letrero que las identifique como prostitutas, pero sus ademanes, las horas interminables que caminan en círculo por el lugar, sin decidirse a entrar a ninguna de las discotecas que por allí funcionan y la notable característica de que siempre están solas las pone en evidencia. Su presencia se distingue y de una manera “casi sensorial” el resto de los transeúntes intuye a qué se dedican.

La situación no es nueva. Más bien está entrada en años de tolerancia por parte de las autoridades y la ciudadanía en general. Entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana, un área de alta imagen turística para Cartagena, toda vez que se trata de la entrada principal al Centro Histórico, se convierte en un inframundo que ostenta las imágenes más degradantes de una sociedad.

Pasadas las 6 de la mañana de este jueves, dos travestis prostitutas alteraron el orden en el Reloj Público. Al parecer se intrincaron en una pelea de gritos por la rivalidad que existe entre ellas cuando de un cliente se trata, expresó el mayor Heider Enriquez, comandante del primer distrito de Policía en Cartagena.

“Hay que comprender que a esa hora no se sabe si las personas que han amanecido en la zona, en actividades de rumba y recreación, están bajo los afectos de sustancias sicoactivas o de alcohol”, explica el oficial.

Los dos travestis fueron conducidos a la estación de Policía donde se les hizo el llamado por la contravención y más tarde fueron puestos en libertad. Allí terminó el asunto.

Policía y Secretaría del Interior afirman que es poco lo que pueden hacer para desplazar de la Plaza de los Coches y del Reloj Público a las prostitutas ya que ellas, en su condición de ciudadanas, están en todo el derecho de movilizarse libremente por donde gusten. De lo que se ocupan las autoridades es de que no haya proxenetas y se mantenga el orden público.

“Es poco lo que se puede hacer. Ni la Policía, ni nosotros como Secretaría de Interior podemos quitarlas de allí porque ellas no están cometiendo ningún delito, están ahí como departiendo y en su fuero interno son libres de vender su cuerpo. Lo que la ley colombiana prohíbe y castiga es la inducción a la prostitución. Con base en eso, las autoridades velamos para que no haya proxenetas comercializando mujeres, ni hombres y mucho menos a menores de edad. Es más, si las quitamos de allí se pueden poner en otro lugar”, comenta el secretario de Interior, Fernando Niño.

El funcionario explica que a la fecha no se ha hecho ningún ejercicio oficial para identificar a las mujeres y a los travestis que se dedican a la prostitución en la Plaza de los Coches y el Reloj Público. Niño comenta que las únicas quejas que tienen de la ciudadanía son porque las rumbas en los establecimientos se extienden por encima de los horarios permitidos.

De acuerdo a lo explicado por el Secretario de Interior y pese a las campañas por mantener limpia la imagen turística de Cartagena, a fin de que la ciudad no sea relacionada como un destino de bacanales sin control, las autoridades están maniatadas para poner orden en uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad.

Sobre el tema, el concejal Antonio Salim Guerra, expresa que en Cartagena sí hay normas para evitar que estos hechos excedan las buenas prácticas de convivencia ciudadana.

“Cartagena sí tiene herramientas para evitar que la situación de prostitución en la Plaza de los Coches y el Reloj Público se desborden. Existe un acuerdo distrital que tiene como objetivo evitar a toda costa que se afecte el desarrollo sexual de los niños mediante manifestaciones obscenas de heterosexuales y homosexuales en espacios públicos. La pelea de esta mañana fue después de 6 a.m, hora en la que los menores ya están dirigiéndose a los colegios”, comentó Salim.

Por su parte, Mayerli Vergara, directora regional de la fundación Renacer, que propende por la protección de los menores de edad ante el flagelo de la explotación sexual, manifiesta que si la ciudad posa sus ojos únicamente sobre las prostitutas que se pasean en el Centro Histórico, sólo estaría quedándose con el síntoma y no atacaría el origen del problema.

“Desde nuestra experiencia podemos decir que la prostitución no es el proyecto de vida de quienes la ejercen. Esas personas han llegado a esa práctica por diferentes circunstancias que han vulnerado sus derechos. Desde el gobierno y la sociedad civil se debe trabajar en la creación de un plan social que evite que sigamos viendo a próximas generaciones venderse en la Plaza de los Coches, en el Reloj Público y otras áreas de la ciudad”, afirma Vergara.

A las 10 de la noche de hoy, cuando la vida nocturna comience a florecer en el Centro Histórico, regresarán a estos sitios las prostitutas y quizás entre ellas, nuevamente los dos travestis protagonistas de la reyerta de esta mañana.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS