Polémica por utilización de murallas en Getsemaní como 'tendederos de ropa'

08 de enero de 2016 04:50 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En los últimos días transeúntes y personas que se movilizan a diario por la Avenida El Pedregal en el tradicional barrio de Getsemaní han evidenciado como el cordón de murallas de la zona es utilizado por nativos y turistas como "tendederos de ropa" y sitio para realizar sancochos y agasajos.

En las redes sociales son varios los ciudadanos que han manifestado su preocupación ante la situación, pues consideran que el darle uso a las murallas para secar prendas de vestir atenta contra el valor e importancia de este patrimonio. Sin embargo, otros cartageneros afirman que es una práctica muy común en la mayoría de barrios populares y hace parte de la forma como los raizales se apropian del monumento. (Lea aquí:Falta de cultura ciudadana en las murallas de Cartagena)

“En épocas anteriores los nativos y raizales teníamos la muralla, más exactamente el baluarte San José, como un centro de integración, se hacían actividades lúdicas, deportivas y algunas familias utilizaban este espacio para poder secar la ropa, pues tienen un inconveniente con sus patios, ya que las viviendas que se ubican en este zona de El Pedregal no tienen patios muy grandes, por eso la ponen a secar sobre las murallas”, explica Florencio Ferrer Montero, Vicepresidente de la Asociación de vecinos del barrio Getsemaní y vicepresidente de la Asociación de Vecinos del Centro (Asocentro).

Para Delia Urueta, habitante de Getsemaní, el 'tender' ropa en las murallas no es de ahora, sino que es una costumbre que ha pasado de generación en generación, sobre todo con los residentes de la Avenida El Pedregal. 

“Antes todo el mundo colgaba ropa en la muralla, cuando vivíamos en El Pedregal las murallas servían para secar la ropa porque el sol pegaba con fuerza y las prendas de vestir se secaban rápido. Recuerdo que mi mamá nos entregaba la palangana con la ropa mojada y mis hermanas y yo nos encargábamos de abrirlas y se secaban rapidito. Antes incluso, las murallas eran más limpias, el pasto más verdecito, ya ahora no están muy limpias”, sostuvo.

Florencio Ferrer, quien trabaja junto a sus vecinos para resistir al proceso de gentrificación, es consciente que hoy con el desarrollo turístico en el barrio, la práctica de tender la ropa sobre la muralla no es bien vista y asegura que “nosotros estamos haciendo un trabajo cultural, un trabajo de apropiación de las murallas, pero ya más con otros fines culturales y deportivos. Como nativos estamos luchando para apropiarnos de estos espacios pero con buenas prácticas. Estamos trabajando, es difícil porque es algo muy de los raizales, pero trabajamos para cambiar este tipo de prácticas”.

Érica Barrios Blanquicet, directora general de la Escuela Taller Cartagena de Indias (ETCAR), dice: “hay que entender que las murallas de la ciudad y especialmente las contiguas a Getsemaní son escenarios vivos en los que se da interacción entre el patrimonio material y las comunidades, de manera que se debe velar porque los ciudadanos, y específicamente los residentes en Cartagena, se apropien de estos espacios, coadyuven en su cuidado y conservación”.

Agrega que “las zonas vecinas a las murallas de Getsemaní han sido usadas por décadas por los habitantes del barrio, quienes han desarrollado allí actividades deportivas, de recreación y esparcimiento, de manera que lo que la ETCAR ha hecho en tres años como administradora de las fortificaciones de la ciudad es tratar de articular con la comunidad acciones conjuntas que permitan, por un lado garantizar que los getsemanicenses sigan disfrutando de estos espacios patrimoniales y que al mismo tiempo ayuden a tenerlos en óptimas condiciones”.

Barrios recuerda que la Escuela Taller, en convenio con Fundación Tu Cultura, inició desde 2014 un proceso denominado “Pedregazo: Calle de Tradiciones“, el cual busca mediante la realización de actividades culturales y artísticas en las murallas de Getsemaní, fomentar la apropiación de estas construcciones centenarias con participación activa de los vecinos del barrio.

“Ese espacio es nuestro, es para todos, si nos prohíben tender ropa con algún decreto o una norma sería atentar con nuestras tradiciones y costumbres, esas son prácticas que nos dan vida en el barrio. Por eso estamos procurando apropiarnos de este espacio con otro tipo de actividades, por ejemplo el Pedregazo, que ha servido para mostrar nuestra cultura y nuestras tradiciones", señala Florencio Ferrer. 

“Rechazamos este tipo de acciones”: CORPOTURISMO

Zully Salazar Fuentes, presidenta de la Corporación Turismo Cartagena de Indias rechazó este tipo de acciones pues asegura que afectan la imagen de la ciudad y el sentido de pertenencia de los y las cartageneras.

Salazar fuentes extendió una invitación a los nativos de Getsemaní y al resto de cartageneros para que se haga buen uso de las murallas “de parte del gremio turístico hacemos una invitación a todos los caratgeneros para que hagamos un buen uso de las murallas, mantenerlas limpias y en perfecto estado es un compromiso de todos. Recordemos que tenemos un Centro Histórico que está certificado con una norma técnica de sostenibilidad y esto nos compromete a buenas prácticas y usos sobre el patrimonio tangible e intangible de la ciudad”.

Así mismo agregó “el patrimonio es de todos y precisamente porque es un patrimonio de todos estamos llamados a salvaguardarlo. Desde Corpoturimo hemos apoyado muchas veces la iniciativa del el Pedregazo que es una iniciativa pensada para proteger y apropiarse de estos espacios en Getsemaní con actividades y deportivas que son las actividades que deben florecer en un barrio tan importante para Cartagena".

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS