Indicadores económicos
2017-04-24

Dólar (TRM)
$2.868,89
Dólar, Venta
$2.835,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,52
Euro
$3.069,13
UVR, Ayer
$248,80
UVR, Hoy
$248,84
Petróleo
US$49,62

Pico y placa
2017-04-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Candidato a alcaldía de Santa Marta denuncia amenazas en su contra

El candidato a la alcaldía de Santa Marta por el Partido Liberal, Carlos Caicedo, dijo a Colprensa por intermedio de un comunicado que recibió dos correos certificados en los que le enviaron un panfleto en el hacen amenazas contra su vida.

En el comunicado Caicedo informa que recibió el jueves en la tarde un panfleto con amenazas contra su vida, las cuales fueron enviadas por correo certificado a su sede política.

Y agregó que las amenazas ya habían sido enviadas a su residencia, supuestamente por el grupo conocido como 'Los Urabeños', que sería una organización del paramilitarismo que el gobierno llama 'bandas criminales' y que aún subsisten en el Magdalena.

Según el comunicado son los sectores políticos tradicionales del Departamento del Magdalena, vinculados con sectores paramilitares, que quieren asfixiar su aspiración.

Recordó que inicialmente había lanzado la campaña bajo el sistema de recolección de firmas y cuando ya tenían clasificadas varias de ellas, desconocidos ingresaron a la sede y las hurtaron. Indicó que a través de diversos medios empezaron a lanzar calumnias contra su nombre, enlodar su gestión y vincularlos con hechos judiciales suficientemente aclarados.

COMUNICADO

El comunicado enviado por su campaña a la sede de Colprensa  es el siguiente:

Yo, Carlos Eduardo Caicedo Omar, candidato a la Alcaldía de Santa Marta para el período 2012-2015, en representación del Partido Liberal Colombiano; me permito poner en conocimiento de las autoridades legalmente constituidas y ante la opinión pública en general, que nuestra campaña ha sido objeto de amenazas de muerte, supuestamente, por grupos al margen de la ley; y somos víctimas de una campaña de difamación que pretende obstaculizar los propósitos democráticos que hemos planteado.

Estas situaciones atemorizan y preocupan al conjunto de la campaña porque nosotros hemos planteado que todo el proceso electoral debería haber estado lleno de propuestas…, de debate sobre lo que se está proponiendo respecto al proyecto de ciudad que debe discutirse.

Sin embargo se han hecho intentos por detenernos, los cuales ayer jueves 4 de agosto, se materializaron con una amenaza de muerte que busca sacarnos del juego democrático para negarnos a la fuerza el derecho a participar…, el derecho a elegir y ser elegido; persiguiendo y constriñendo el proyecto que nosotros representamos.

Esta es una situación que se dio en el pasado y aunque la justicia nos dio la razón, intentan hacerlo nuevamente con pasquines que circulan en las redes…, con calumnias por medios de comunicación…, por injurias en escenarios públicos y ahora por la vía directa con panfletos que al parecer, grupos al margen de la ley, reivindican, nos amenazan de muerte y nos exigen retirarnos de esta candidatura.

Es responsabilidad de las autoridades establecer quiénes son los autores de estas amenazas que buscan sacarnos del ejercicio democrático. Pero si esta intimidación se contextualiza dentro del conjunto de anónimos y agresiones escritas de las que hemos sido objeto recientemente por twitter, facebook, youtube, anuncios pagos y a través de una campaña agresiva en nuestra contra en Radio Magdalena; pues seguramente todo esto se entiende como una estrategia que busca forzarnos a como dé lugar a retirarnos de la campaña.

Así como lo hicieron en su momento en la Universidad del Magdalena, que quisieron obligarnos a entregársela a fuerzas oscuras y corruptas; de esa misma manera hoy sentimos que esos sectores ilegítimos y personas próximas a ellos, han activado una estrategia igual, propiciando un ambiente motivado por anónimos, injurias, calumnias y circunstancias mediáticas locales que conduzca a un proceso de judicialización en donde seamos declarados objetivo militar por los grupos paramilitares y se repitan los asesinatos de miembros de nuestro equipo.

En ese momento le hicimos frente a todo ese proceso mientras estuvimos en la rectoría de la Universidad del Magdalena pero con dolor pudimos verificar en las confesiones que los jefes de los grupos paramilitares rindieron en las audiencias de justicia y paz, que estábamos en la mira de una estrategia que buscaba eliminarnos físicamente con el argumento de que teníamos ideas, caracterizadas por parte de ellos, como de izquierda, revolucionarias o de guerrilla.

Ahora, nuevamente vienen, con una estrategia calcada de la anterior, que está ambientando que de cualquier lado se produzca un hecho violento en mi contra, en contra de mi familia o de cualquier miembro de la campaña. Por eso les pido a todas las autoridades las garantías para que nosotros podamos seguir en esta campaña.

Recibimos el aval de una colectividad históricamente importante como lo es el Partido Liberal Colombiano, artífice de significativas transformaciones sociales en el país, quien atentamente nos lo ofreció y a partir de ese momento, cuando ya habíamos recogido 71.453 firmas y estábamos prestos a inscribirnos con el respaldo de la ciudadanía, generó una gran polémica en sectores asociados a ese colectivo político a nivel local y a otras vertientes no relacionadas con dicho partido, dejando entrever que nuestra campaña es una amenaza para las viejas prácticas de hacer política.

Nosotros hemos planteado que queremos impulsar un proceso de transformación distante de la práctica de la corrupción y muy lejana de la asociación del gobierno con organizaciones ilegales; lo cual pareciera está produciendo las amenazas frente a las que hemos exhortado a las autoridades para que nos den las garantías que nos permitan permanecer en esta contienda y ejercer el derecho a participar… a elegir y ser elegido.

Si las autoridades nos dan las garantías para seguir, no vamos a desistir en nuestro propósito de participar en este ejercicio democrático. Lo único que estamos pidiendo es que investiguen estos hechos y se determinen los responsables, porque no vamos a estar en medio de una campaña en la que solamente recibamos amenazas y tengamos que estar limitados a defendernos de esos ataques y que los ciudadanos se priven de escuchar nuestras propuestas.

Estoy convencido de que desean coartar el libre debate de las propuestas y la sana discusión de un futuro sostenible de la ciudad; porque si hay propuestas y discusión de estas cosas, nuestra campaña tiene posibilidades de audiencia dado que somos una campaña centrada en un discurso de ciudad que plantea la transformación de Santa Marta, que procura el traslado de la experiencia exitosa que desarrollamos en la Universidad del Magdalena hacia el Distrito.

Estas personas están tratando de ponernos a la defensiva, de atemorizarnos, de encerrarnos en nuestra sede, de que temamos salir a la plaza pública y a los barrios porque allí quedaríamos expuestos a que nos pueda venir un disparo de cualquier lugar. Quieren que la gente se abstenga de participar alrededor de nuestra campaña llenándolos de miedo…, miedo que van introduciendo recurriendo a medios como Radio Magdalena y Hoy Diario del Magdalena a través de un clima de tensión y zozobra que intenta hacer que se retire la gente que nos apoya.

Estamos frente a una estrategia absolutamente bien calculada con pasquines, escritos difamatorios colgados en redes sociales, con anuncios pagos en periódicos y la manera como los periodistas de Radio Magdalena están empeñados en sacarnos de este escenario democrático. Ante toda esta situación, hemos dicho que solamente responderemos con la herramienta de la querella  ante las instancias judiciales y de la denuncia ante los medios de comunicación porque no tenemos más a quien recurrir.

Hoy tenemos el respaldo de una entidad política nacional como el Partido Liberal Colombiano pero de resto, solamente tenemos una propuesta y un grupo de jóvenes, académicos y líderes sociales que quieren acompañar este proyecto; de manera que le pedimos a las autoridades nacionales, a las autoridades departamentales y distritales que nos den las garantías suficientes para continuar en esta campaña y que no sea Santa Marta el escenario en el que un candidato con opción como nosotros, deba retirarse simplemente porque los violentos…, porque los corruptos…, porque las personas ligadas a todos aquellos que me persiguieron, buscaron judicializarme y terminaron ellos judicializados por sus responsabilidades con actores criminales, entonces se salgan con la suya.

Nuestros ideales son insobornables, nuestra convicción de que es posible el cambio es indeclinable, nuestro convencimiento de que con buen gobierno y sin corrupción podemos transformar a Santa Marta es un asunto que no va a cambiar en nosotros. Si eso significa que como dice el panfleto “somos la piedra en el zapato” pues seguiremos siéndolo. No vamos a declinar en nuestros puntos de vista y no vamos a disminuir nuestro discurso frente a lo que hay que hacer por la ciudad.

Soy un convencido de que necesitamos mucha participación y concertación pero definitivamente Santa Marta necesita tomar un nuevo rumbo y no puede ser que con amenazas vayan a buscar modificar nuestras convicciones…, nuestros principios…, nuestra visión de cómo transformar la ciudad.

Las autoridades han anunciado la realización de un estudio de seguridad y van a colocar una unidad adicional… esperamos que así sea. Estamos solicitando que las autoridades pongan sus ojos sobre Santa Marta y sobre esta campaña de descrédito… sobre esta estrategia de persecución que busca negarnos un derecho constitucional a la participación democrática. Nosotros tenemos pleno y legítimo derecho a hacerlo a pesar de que aquí hay unos actores que representan el pasado…, que encarnan la vieja forma de hacer política que están decididos a negarnos esa opción pero lo único que puede garantizarnos eso es el respaldo ciudadano y el correcto accionar de las autoridades.

Ya hay una serie de personas identificadas que son los que están circulando los anónimos, los correos y los mensajes; además de la gente que desde los medios a los que ya me he referido, están empeñadas en que se nos vaya arrinconando. Obviamente este anónimo que viene de un grupo presuntamente delincuencial…, un grupo armado deberá ser identificado por las autoridades y no por nosotros, son ellas las encargadas de determinar sus orígenes y su autenticidad.

En todo caso, así las amenazas vengan de grupos ilegales o de las personas que nos están hostigando, lo cierto es que hay gente interesada en que desde cualquier lado se produzca un hecho violento en contra nuestra… están interesados en crear el ambiente para que yo sea asesinado y los nombres de las personas que creemos están detrás de toda esta estrategia que tiene un móvil político, se los entregaremos a las autoridades”.

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese