Indicadores económicos
2017-08-16

Dólar (TRM)
$2.974,70
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.650,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.493,48
UVR, Ayer
$251,76
UVR, Hoy
$251,76
Petróleo
US$47,55

Estado del tiempo
2017-08-16

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 11:33

Marea max.: 29 cms.

Hora: 19:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-08-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Cinco grandes se van del Congreso de la República

Esta semana le dicen adiós al Congreso Ómar Yepes, Manuel Ramiro Velásquez, Jesús Piñacué, Héctor Helí Rojas y Jairo Clopatofsky, entre ellos suman más de 100 años de experiencia.

Mientras que más de 20 senadores llegarán por primera vez al Congreso el 20 de julio próximo, cinco de trayectoria legendaria están de salida, para no volver.
En sus cajas de recuerdos se llevan cientos de anécdotas de cuando fueron congresistas opositores, cuando fueron parte de bancadas de gobierno, de su mejor debate, de las leyes de que fueron autores y de los osos que cometieron durante su paso por el Legislativo.
Todos ellos, al decir adiós al Senado, aseguran que les harán falta los debates, estar más cerca del poder y el servicio a la comunidad.
El conservador caldense Ómar Yepes Alzate es el más veterano de este quinteto. Estuvo 36 años en el Congreso, 4 en la Cámara y 32 en el Senado. Para el nuevo Senado, el título del legislador más antiguo lo compartirán el barranquillero Roberto Gerleín y el caucano Aurelio Iragorri.
El conservador antioqueño Manuel Ramiro Velásquez y el liberal boyacense Héctor Helí Rojas, también se retiran del Senado. El primero estuvo 24 años en el Congreso, 2 períodos en el Senado y cuatro en la Cámara y el segundo, 12 años en cada Cámara.
El grupo lo cierran el integrante de La U Jairo Clopatofsky, quien estuvo 14 años y medios, dos y medio en la Cámara y 12 en el Senado, y el indígena Jesús Piñacué, quien por doce años ocupó una curul en esa corporación.

Ómar Yepes, el decano de todos
Al salir del Senado se lleva consigo el título de ser decanos de los congresistas. Durante sus 36 años en el Congreso trató con 8 presidentes de la República: Alfonso López, Julio César Turbay, Belisario Betancur, Virgilio Barco, César Gaviria, Ernesto Samper, Andrés Pastrana y Alvaro Uribe.
Evoca que su primer gran debate fue en el gobierno López, cuando siendo ponente de la ley del impuesto ad valorem al café, el Primer Mandatario llamó a los representantes amigos para hundir el proyecto.
Dice que en sus primeros años de congresista estuvo en la oposición, ya que era muy cercano al ex presidente Misael Pastrana, quien estuvo distante de los gobiernos de López y Turbay.
De las sesiones que siempre recordará, destaca en la que Alberto Santofimio y Luis Carlos Galán se enfrentaron por los apoyos de los sectores del narcotráfico a la política, debate que marcó al Congreso en 1987.
Yepes, al hacer memoria de su actividad legislativa, recuerda que durante los nueve períodos presidenciales, fue ponente en por lo menos cinco ocasiones del Plan de Desarrollo Nacional.
Pese a haber estado tanto tiempo en el Congreso, nunca llegó a estar en la Presidencia del mismo. Cuando aspiró una vez le abrieron una polémica sobre la supuesta responsabilidad que tuvo en el llamado ‘Robo de Caldas’, cuando varios funcionarios públicos desfalcaron ese departamento.
De los congresistas con quienes compartió trabajo siempre recordará a Alberto Santofimio, Renán Barco, Álvaro Gómez, Diego Uribe Vargas, Cornelio Reyes, Luis Carlos Galán, Rodrigo Lara, Carlos Holmes Trujillo, Lucio Pabón y Miguel Escobar Méndez.
También estuvo una época de compañero de Senado de Virgilio Barco Vargas y del empresario Carlos Ardila Lulle.
Hoy, al retirarse, dice que el Congreso se ha ido “subalternando” al gobierno, razón por la que no hay debates de fondo.

Velásquez, el Senador de la Virgen.
Durante su paso por el Legislativo se le conoció como ‘El fiscalizador’, pues durante sus 24 años de congresista se caracterizó por hacer debates de control, pedir cuentas a los funcionarios e incluso a presidentes de países vecinos.
Dice que uno de los debates que más recuerda fue el del juicio al presidente Ernesto Samper, cuando se le investigó por la narcopolítica; en esa ocasión, siendo representante, llegó al atril con un elefante de marfil y le pidió la renuncia al Ministro de Gobierno de entonces, Horacio Serpa.
Sus recuerdos también le llevan a evocar los debates que hizo en la Comisión II (donde siempre estuvo) al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, por sus declaraciones contra los mandatarios nacionales y sus medidas, especialmente las económicas que afectaron la industria nacional.
También asegura que fue uno de los últimos congresistas que tumbó a un Ministro, y fue a Carlos Hernán López, cuando estuvo en la cartera de Transporte en el gobierno de Ernesto Samper y cayó por participar en política.
Además se le recordará porque fue el primer congresista que empezó a usar en su solapa un rosario y la imagen de la Virgen. Incluso, dice que una de sus mejores leyes fue la que llevó a que Colombia volviera a ser consagrada al Sagrado Corazón de Jesús.
Dice que el mejor debate que realizó fue al contrato que tuvo el Ministerio de la Defensa con la firma Swipco, en el gobierno Samper, el cual se desarrolló por año y medio.
Dice que echará de menos estar en el foco de la opinión, conocer de cerca la problemática nacional, pues “desde el Congreso se vive más el país”.

Hector Helí Rojas, El Orador
Fueron 24 años los que Héctor Helí Rojas estuvo en el Congreso, siempre en el Partido Liberal; sin embargo, dice que en sus últimos años en el Senado fue cuando su gestión legislativa fue más destacada.
Al respecto, dice que entre los mejores debates que realizó estuvo el de oposición a la segunda reelección, del cual asegura con orgullo que la mayoría de los vicios que él denunció sobre el referendo, fueron posteriormente acogidos por la Corte Constitucional, al tumbarlo.
Rojas, igualmente, dice que otro debate importante fue el de los falsos positivos, cuando los liberales dejaron en evidencia las muertes de inocentes por parte de miembros de la Fuerza Pública por mostrar resultados.
De los debates más difíciles, asegura, estuvo el que dio en la administración de César Gaviria, para defender al Gobierno por el escándalo de la fuga de Pablo Escobar de la cárcel de ‘La Catedral’.
En sus recuerdos de mejores compañeros están los fallecidos senadores Víctor Renán Barco y Hugo Serrano, al igual que los actuales Roberto Gerleín, Jorge Robledo y la saliente Cecilia López; mientras que los oradores que siempre evocará son Alberto Santofimio Botero, Luis Carlos Galán y Alvaro Uribe Rueda.

Jairo Clopatosfky, congresista sin limitaciones
Hace 14 años y medio por los pasillos del Capitolio Nacional se empezó a ver la figura de un congresista que los recorría en silla de ruedas. Sorpresa, respeto y admiración, fue lo suscitó desde entonces Jairo Clopatofsky, quien en su curul trabajó por las comunidades con discapacidad, pero también por los miembros de las fuerzas militares.
Hoy, al irse del Senado, recuerda que uno de sus mejores debates fue en 1997, cuando le mostró al país todas las inequidades que vivían los policías y soldados, lo que ayudó a que se creara la figura del soldado profesional.
Dice que otra ley de su autoría, que generó mucho beneficio social, fue la que otorgó beneficios a las comunidades con discapacidad.
Asegura que echará de menos a algunos colegas, aunque reconoce que es complicado tener amistad verdadera, porque hay intereses: “Aprendí a conocer el país, estar viajando por todas las regiones, tener contacto a nivel internacional, extrañaré los debates y presentar proyectos”.

Jesús Piñacué, el indígena más recordado
Al salir del Senado, Jesús Piñacué, el indígena que más tiempo ha representado a esas comunidades en el Congreso, dice que el recuerdo más triste que se lleva es de cuando era integrante de la Comisión de Paz y el representante Rodrigo Turbay le hubiera dicho que presentía que la guerrilla de las Farc lo iba a matar, como sucedió un tiempo después.
Dice que en los doce años que estuvo en el Senado poco fue escuchado por los presidentes de la República y los ministros de Hacienda. Recuerda que Andrés Pastrana nunca lo recibió, mientras que Álvaro Uribe sí prefería atender a los indígenas para mostrarles la Casa de Nariño y hablar de los problemas de esas comunidades.
De sus compañeros de corporación asegura que siempre recordará a Héctor Helí Rojas como uno de los mejores trabajadores, y a Roberto Gerleín como uno de los mejores oradores de los últimos tiempos.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Nuestro pueblo merece la

Nuestro pueblo merece la suertequé se hechan a cuesta cada 4 años ,siempre será así ,mas miseria ,mas tristezas y mas hambre.Porqué los nuevos qué llegan al Congreso ,no piense usted van a cambiar la tonica ni el rumbo de los que abandonan su curul.De eso estamos seguros como tambien qué nuestro pueblo seguirá en la misma FRUSLERIA ,qué ha vivido y seguirá viviendo .DE ESO PONGALE LA FIRMA .nO PODEMOS CREER EN POLITICOS NI DE VAINA.

Para COLOMBIA es una

Para COLOMBIA es una bendición qué se retiren del Congreso 5 Senadores qué a mi entender no hicieron nada por nuestra nación ,pero eso si se dieron la gran vida disfrutando de muchas prevendas y con un sueldo nada envidiable.Mientras Pedro Pueblo vive las inclemencias de un salario miserable,indigente y misérrimo qué medio alcanza para subsistir en este pais donde los adinerados viven a cuerpo de rey,y manciones lujosas,y el pueblo que se lo lleve mandinga

Colombia necesita [nueva

Colombia necesita [nueva sangre[ y Santos quizas lo sabe y esta contento de que estos veteranos con poder dejen vacantes para nuevas ideas! No se puede criticar a nadie hasta que no se vean resultados buenos o malos....Todos los cambios siempre tiene criticos antes de tiempo! Pero todos saben que de esta forma ni economia ni seguridad ira muy lejos en eficacia