Indicadores económicos
2017-05-27

Dólar (TRM)
$2.913,47
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.261,92
UVR, Ayer
$250,15
UVR, Hoy
$250,19
Petróleo
US$49,80

Estado del tiempo
2017-05-27

marea

Marea min.: 27 cms.

Hora: 00:15

Marea max.: -11 cms.

Hora: 14:11

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 29 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-05-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Delitos electorales, práctica que mueve la imaginación de los corruptos

En Colombia existen diversas formas de fraude electoral que sorprenderían hasta al más ingenioso estafador. Desde la urna embarazada hasta el fraude canguro, algunos colombianos se las ingenian para favorecer al candidato que más les convenga.

Con el despliegue de imaginación que realizan los infractores de la ley, los organismos de control parecen quedarse cortos al momento de vigilar las elecciones. La directora de la Misión de Observación Electoral (MOE), Alejandra Barrios, alerta sobre esa situación y afirma que “desde 2002 hasta 2008 se presentaron un total de 5.579 denuncias por delitos electorales. De los cuales solamente tenemos 64 resoluciones de acusación y 26 condenas”.

En Colombia hay un escenario de muy baja denuncia por parte de los ciudadanos. Solamente en las anteriores elecciones locales para elegir alcaldes y gobernadores  se pusieron 2.052 denuncias. “Cuando vemos la actuación de la Fiscalía encontramos que en 2007 solamente se produjeron 14 resoluciones de acusación”, explica Barrios.

Por el delito de constreñimiento, que es cuando se obliga al elector a votar por alguien, en 2007 se presentaron 92 denuncias. Por esa razón, asegura la directora de la MOE “lo que nos estamos encontrando es que hay muy poca denuncia por parte de los ciudadanos y muy baja acción por parte de la Fiscalía”.

La directora de la MOE explica que ese bajo número de denuncias se puede deber a que hay desconocimiento de los delitos electorales y “porque denunciar a un político que gané unas elecciones genera temor en la persona que desea hacer la denuncia o porque no sabe cómo o ante quién denunciar”.

Por su parte, el experto en derecho electoral José Vicente Sánchez, afirma que “en Colombia la forma de votación es bastante precaria, porque los votos pasan por muchas manos”.

“Primero pasan por las manos de las personas que están como jurados de votación, luego por los votantes, después nuevamente por los jurados, posteriormente pasan a manos de los claveros que tienen guardada su urna en un arca triclave, a continuación estos son revisados en el escrutinio zonal y por último estos votos pueden llegar a ser revisados una última vez”, explica Sánchez.

La reforma política de 2011 estableció que la Fiscalía tendría que crear una unidad especializada en delito el ectoral. Sin embargo, asegura Barrios, el ente acusador dijo que no va a poner a funcionar esa unidad debido a que no cuenta con los recursos suficientes y la ley estatutaria entró muy tarde.

“El temor que tenemos en la MOE es que no se puedan adoptar las medidas necesarias para desmotivar los delitos electorales debido a que no se cuenta con los suficientes fiscales, que además no solo actúen el día de las elecciones sino antes, porque la mayoría de estos delitos se cometen antes de las elecciones”, indica Barrios.

Por su parte Sánchez, dice que tiene conocimiento de 64 formas de fraude electoral, y aunque se han hecho algunos adelantos tecnológicos para evitar los fraudes, aún las irregularidades en las elecciones son muy numerosas.

“Debe haber mecanismos más audaces para determinar de verdad la voluntad del votante, podría traerse a colación el voto electrónico, definitivamente es necesario. Con el voto electrónico la transmisión de datos se demora aproximadamente 18 segundos en llegar desde el sitio más lejano de Colombia a Bogotá. En ese sentido, un hacker necesitaría modificar la información en esos 16 segundos para cambiar el voto, casi imposible de realizar”, explica Sánchez.

En el caso de los testigos electorales, la ley establece que debe tener un testigo por cada mesa de votación. En Colombia hay 77 mil mesas y tendría cada partido tener 77 mil testigos electorales. Si a esto se le suma que son 16 partido políticos, entonces debería haber 1.232.000 testigos electorales en las votaciones, lo cual es una cifra imposible de cumplir.

ASÍ SON LOS DELITOS

Estas son algunas de las malas prácticas a las que llegan algunos para favorecer a los candidatos de su preferencia.

El fraude carrusel: consiste en que el primer votante que llega a la mesa de votación, recibe su tarjeta electoral y deposita en la urna una fotocopia de ésta que no es original. El ciudadano vota en la fotocopia y se lleva el original, ese lo saca, lo lleva a un sitio acordado, y recibe el dinero por entregarlo, completamente limpio.

Posteriormente una persona la marca a favor del candidato que desea y la entrega al siguiente votante que llega con un tarjetón nuevo, al cual se le aplica el mismo proceso sucesivamente. Este tipo de fraude solamente implica un voto nulo, que es el primero, y las personas que cometen este delito, establecen a ciencia cierta que los sufragantes efectivamente votaron por la persona que debían y por eso les pagan a la salida del lugar de votación.

La urna embarazada: Es una urna que previamente a la apertura de las votaciones tiene una pared ficticia del mismo color del papel en que está forrada en su interior. Dentro de ésta pared están guardados unos votos ya marcados. En el momento en que termina la votación y la urna es abierta, rompen la pared falsa y se descuelgan los votos que tenían infiltrados.  Como los votos van a ser mayores que el número de votantes, se sacan al azar los votos sobrantes y se queman. Lamentablemente muchos de esos votos fraudulentos quedan como válidos.

El fraude Canguro: consiste en cambiar el número de votos que obtiene un candidato al momento de cambiar los datos en los formularios que tienen que llenar los jurados electorales.

Si por ejemplo Carlos, Pedro y Juan obtuvieron 45, 35 y 20 votos, en el siguiente pliego ellos tres obtienen menos votos y aparece un cuarto candidato que obtiene los votos de los otros, de tal manera que el total de votos se sigue manteniendo para la distribución cambia. Se llama fraude canguro porque los votos saltan de una persona a otra.

El fraude del anillo: En esta práctica el jurado de votación que va revisando cada voto, posee en su mano un anillo que contiene una especie desello o tinta con la que va colocando una x en los sitios donde pudiera anularse el voto. El jurado argumenta luego que hay doble marcación y va anulando los votos que no le convengan al candidato acordado de forma fraudulenta.

Otro tipo de fraude que se presenta en las elecciones consiste en utilizar las cédulas de quienes no reclamaron su documento de identidad a tiempo en la Registraduría. Horas previas a las elecciones se recogen esas cédulas y se pone a gente a votar en nombre de esas cédulas.

También hay otro tipo de fraude que consiste en que si en una mesa aparecen muchos votos de un candidato que no es la preferencia de uno o varios jurados de votación, éstos hacen que el resto jurados se retiren del lugar antes que termine la jornada electoral para que al final del día no firmen el acta de registro. Esto ocasiona que la mesa de votación quede anulada.

Otra forma de fraude es que a los testigos electorales les entregan mal los carnets que los acreditan en su función con el propósito de que ellos no puedan ejercer su labor de veeduría.

Otra práctica non santa que a la que recurren algunos jurados de votación mal intencionados consiste en que van escribiendo nombres ficticios al frente de las cédulas de votación y depositan un voto por el candidato que ellos quieran. Cuando llega el verdadero votante le indican que esa cédula ya votó y lo convencen de recibir el certificado de votación.

ALGUNOS EJEMPLOS DE FRAUDE ELECTORAL

La misión de Observación Electoral expuso algunos ejemplos ficticios en su informe de fraude electoral de cómo se puede presentar fraude electoral:

El señor Alberto Salcedo, ciudadano del municipio El Molino (La Guajira) alteró las carteleras que informaban a los ciudadanos la mesa en la cual estaban inscritos para votar en el puesto de Votación del Colegio Santa Teresita. Esta acción generó confusión entre los votantes, razón por la cual muchos de ellos no votaron.

Andrés Salazar, ciudadano residente del municipio de Duitama, Boyacá, a dos días de las elecciones colocó unas barreras de cercas y alambres de púas en el puente que separa su municipio del corregimiento de la Cucharita, haciendo imposible para los funcionarios de la Registraduría instalar las mesas de votación.

Federico Robayo en una simulación de revisión de la policía comenzó a despojar de la cédula a todos los ciudadanos del municipio de la Mojana. Después botó las cédulas al relleno sanitario cercano.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

esta es la razón por la cual

esta es la razón por la cual muchos no ejercen el derecho de elegir. mucha pusssssssss.pero hay que vo.tar para cambiar los culpables de estas practicas. se debe buscar mecanismos electrónicos como los códigos de barra y la dactiloscopia que pueden ayudar a corregir, y cárcel.

Mientras no se apruebe el

Mientras no se apruebe el voto electronico, obligatorio y que se eduque a la población para que olvide la practica legendaria ya, de vender la conciencia, las elecciones en Colombia seran un fraude contra la democracia. Los gobiernos de turno y los parlamentarios se ponen una venda para no ver esto que a todas luces les conviene a sus intereses para perpetuarse en el poder.

En Cartagena, para Alcalde

En Cartagena, para Alcalde vota en BLANCO