Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-24

Dólar (TRM)
$2.932,01
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,72
Euro
$3.151,72
UVR, Ayer
$242,84
UVR, Hoy
$242,87
Petróleo
US$53,18

Estado del tiempo
2017-01-24

marea

Marea min.: -21 cms.

Hora: 01:20

Marea max.: 14 cms.

Hora: 09:11

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 24 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 23 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-01-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

"El importante no soy yo, sino el movimiento": Devia

-A A +A
 

El candidato a la presidencia por el movimiento Voz de la Consciencia, Róbinson Alexánder Devia, habló sobre las propuestas de cómo gobernaría al país si fuese elegido Presidente de la República.

Su plan de gobierno se sale del marco de lo que comúnmente se escucha entre los políticos tradicionales, a los que el candidato se refiere como unos personajes "que se creen ‘casi dioses’, los cuales se aparecen cada cuatro años con una cantidad de dinero para seguir manteniéndose en el poder".

Dice que la clave de su propuesta es el ‘empoderamiento’ de las personas y la participación directa del ciudadano en la toma de decisiones que son trascendentales para el país.
- En Colombia la tasa de desempleo está en el 14.6%, ¿cómo piensa fomentar el empleo en el país?
La propuesta se llama ECOS: Empresas comunitarias para el desarrollo social sustentable. La idea es que las comunidades aprendan a organizarse, formarse y hacer procesos de autogestión. Con esto, buscamos el empoderamiento de la comunidad a través de la contratación comunitaria, para resolver problemas de acueducto, alcantarillado, vivienda y manejo de residuos sólidos. Con este programa vamos a generar 700.000 empleos anuales.
- Si usted fuese elegido Presidente, ¿en cuánto se comprometería a reducir esta tasa de desempleo?
Eso sería como una promesa, que es lo que acostumbran a hacer los políticos tradicionales. El país tiene que entender que si espera que sea el gobernante quien solucione la problemática de empleo, entonces estos casos de promesas se seguirán viendo y no se cumplirán. A lo que nos comprometemos es a darles el ‘empoderamiento’ a las personas para trabajar por esta reducción que se notará desde el primer año.
- Sobre el tema del conflicto interno, ¿se inclina más por la negociación o la guerra?
- Hay que apuntarle a la vida. La guerra no se gana matando a más colombianos, sino evitando que más jóvenes y niños vayan a la guerra. Y esto se logra integrando la fuerza coercitiva, a través del fortalecimiento de las Fuerzas Militares, no sólo desde el punto de vista armamentístico, sino mejorándoles la moral; y la cooperación conjunta, no a través de los informantes, sino de la equidad social.
¿Qué quiere decir esto? Ir a los puntos donde se genera la violencia, la miseria y crear oportunidades para que la gente se empodere de sí misma y pueda resolver sus propias problemáticas.
- Y qué estrategia propone entonces en materia de seguridad, ¿continuar con la política de seguridad democrática?
Para nosotros es un engaño la seguridad democrática, un maquillaje de guerra, muerte y violencia en el país. Lo que proponemos es una consciencia para la convivencia y la seguridad. ¿Qué quiere decir esto? Fortalecer a las Fuerzas Militares desde el punto de vista humano y familiar; tampoco queremos implementar la figura de informantes dentro de la guerra, no queremos comprometer más a la población civil. Más bien destinar los recursos que se gastan allí en mejorar la inteligencia.
- En cuanto al la legalización del consumo de la droga, ¿está a favor o en desacuerdo?
No es cuestión de estar a favor o en desacuerdo. Si con decir que estando a favor de la legalización pudiésemos solucionar la problemática del consumo, pues estaríamos de acuerdo. La legalización o penalización no la promovería de acuerdo a una opinión personal, sino a una consulta general a nivel nacional.
Por el contrario, a lo que le apuntamos es a un proceso de formación desde la niñez, de un proceso de formación de valores para que finalmente esta problemática del consumo sea erradicada.
- En otro tema, ¿cuál es su posición sobre los Tratados de Libre Comercio que adelanta Colombia?
Antes que proponer negociaciones de TLC, lo que hay que hacer es un fortalecimiento interno del pequeño y mediano empresario. Hay que ejecutar un plan de mejoramiento de las vías terrestres y del transporte fluvial, todo esto interconectado con las zonas francas, de manera que le permitan al pequeño y mediano empresario abaratar los costos. Y, segundo, enfocarlo a través de una consulta popular porque es un tema que nos afecta a todos.
- ¿Qué propone en cuanto a la política de reforma a la salud?
Las problemáticas de fondo no pueden ser diseñadas por un grupo de personas sin tener en cuenta a la población. Por eso proponemos que haya una gran consulta y una construcción colectiva de un modelo de salud realmente equitativo para la población colombiana, en donde se cree un fondo común a nivel nacional, en el que no existan prebendas para acceder a los servicios de salud.
- ¿Cómo funcionaría ese fondo?
¿Qué queremos?, que el Estado vuelva a tomar la responsabilidad directa con la salud y que los aportes vengan de las empresas, los trabajadores y el Estado hacia un fondo común al que puedan acceder todos los colombianos, porque las EPS y las IPS se convirtieron en los peajes entre los recursos, que en un gran porcentaje se quedan en procesos administrativos, precisamente por este estado de privatización al que se ha sometido la salud como una mercancía.
- ¿Qué haría para darle visibilidad a las poblaciones como el de los LGBT?
Vamos a fortalecer los diferentes grupos y sectores sociales del país, no sólo los LGBT, sino también a las negritudes, a los indígenas… Una cosa con la que nosotros soñamos es que, primero, desaparezcan los partidos políticos y, segundo que las representaciones en los Concejos, las Asambleas y en el Congreso, la representación de todos estos sectores fueran visibles, no como está establecido actualmente por los partidos políticos, sino por los sectores sociales. Por ejemplo, que los profesores tuvieran representantes como un magisterio y no como un partido político.
- ¿Considera que cuatro años son suficientes para lograr lo que propone si lo eligen?
Cuatro años son suficientes para un proceso de concienciación de la gente y que el pueblo se empodere. Pero tampoco podemos despreciar que, si el señor Uribe lo hizo, y nosotros tenemos la oportunidad para fortalecer este proceso, lo hagamos.
Además, si llegamos a tener un pueblo organizado, donde las personas se concienticen de sus necesidades, sus derechos, deberes y sea capaz de aplicarlos, incluso podríamos llegar a tener una especie de Junta de Gobierno donde sea el pueblo pueda participar e incluso, dejaría de ser necesaria la figura del Presidente.
- Usted propone unos cambios estructurales como cambiar la manera en que se representa el Congreso, incluso que desaparezca la figura del Presidente, ¿cómo piensa lograr esto?
Es una estrategia que venimos construyendo. Venimos hablando de la necesidad de una evolución de la democracia. La democracia como está ahora no funciona, está parcializada, se convirtió en una mafia manejada por unos cuantos que manipulan el poder económico, político y los medios de comunicación. Bajo ese concepto hay una brecha gigantesca entre el gobierno y el constituyente primario, que es el pueblo.
Proponemos que la democracia se fortalezca en la medida en que la gente participe. Sentimos que Colombia para el mundo va a ser un ejemplo de transformación para construir desde allí una nueva alternativa política, social, económica no desde una ideología, sino desde la familia.
- Usted siempre habla de consultar con la ciudadanía, ¿cómo piensa hacerlo, con referendos todo el tiempo?
Hay unos mecanismos de participación popular que hay que ponerlos a actuar. La idea es que en las comunas se generen consensos, los cuales se reflejarán en los Concejos municipales, en las ciudades, los departamentos, para saber qué está sintiendo el Magdalena, Bogotá… Desde allí se obtienen referentes para nosotros como ejecutivos tomar las decisiones.
- ¿Cómo hace una persona aparentemente desconocida para obtener casi un millón de firmas que avalaran su candidatura?
Fueron trece años de recorrido por todo el país. He asesorado a muchas organizaciones sociales, en las que soy miembro voluntario de todas ellas. Son organizaciones sin ánimo de lucro y de trabajo social: ancianatos, negritudes, indígenas, campesinos, profesionales, estudiantes, ambientalistas. Todos ellos se identifican con la Voz de la Consciencia.
- ¿Usted ha recibido apoyo directo de estas organizaciones?
En eso hay que ser bien claros. No son las organizaciones sin ánimo de lucro las que me apoyan, porque eso está prohibido por la Ley. Otra cosa distinta es que tú, como miembro de una organización, independientemente de ésta, tengas una idealización que compartas con muchas otras personas. Y son estas personas de las organizaciones quienes se han vinculado.
- ¿Cómo logró conseguir esa cantidad de firmas con menos de 100 millones de pesos?
Funcionamos como un grupo de voluntariado basado en los conceptos de economía recíproca y ayuda mutua. Si llegamos a una ciudad, entonces nos quedamos en la casa de un voluntario y así nos ahorramos el hotel; los voluntarios se consiguen el lugar para hacer las charlas, para conseguir los refrigerios, etc. Porque aquí los candidatos somos todos, Róbinson es un voluntario más. El importante no soy yo, sino el movimiento.

Publicidad
Publicidad
2382 fotos
66022 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese