Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

En el Congreso hay un gran culillo por la reforma a la justicia: Garzón

-A A +A
 

El vocero del Partido Verde, Luis Eduardo Garzón, está expectante al primer examen de su colectividad en las elecciones de octubre, tras haber sido la segunda votación más alta del país en las presidenciales.

Lucho habló sobre temas en los que su colectividad no se había definido, dijo que apoya la reforma a la justicia, pero que no en todo está del lado del Gobierno. Haciendo comparaciones, de esas que lo caracterizan, dice que su colectividad decidió entrar a la unidad nacional, porque no se puede ir a un partido para apoyar al árbitro.

Así mismo, se refirió a temas polémicos y sentó su posición frente al aborto en los tres casos que la Corte lo permite y sobre la unión de parejas del mismo sexo.



- ¿Cómo se está preparando el partido para resolver esos compromisos que tiene la unidad nacional?

Sobre educación tenemos la línea de los rectores, que nos parece una propuesta supremamente interesante. Sobre la justicia creemos que hay que acompañar al Gobierno en algunas cosas y en otras tenemos discusiones, como en el tema de la tutela. En el tema de la salud, pensamos que el país tiene una oportunidad en temas de anticorrupción, de cobertura y de mejora en calidad. En minería, consideramos que uno no puede escoger un método de crecimiento económico a punta de explotación minera, sin cambiar las reglas de juego del código minero.



- ¿Por qué esperaron tanto para pronunciarse sobre esos temas?

Eso no es cierto. Lo que pasa es que jugamos en un espacio que es de deliberación con independencia, entonces terminamos en un espacio absolutamente asexuado, inodoro, incoloro e insaboro. Entonces tomamos una decisión y demostramos que en el primer año hemos acompañado todos los proyectos del Gobierno, salvo la ley de ordenamiento territorial y la regla fiscal.



- ¿Qué aspectos de la reforma a la justicia van a apoyar?

La justicia tiene que recibir plata y eso está íntimamente ligado a la reforma tributaria y al ingreso de recursos. Si no tiene ni logística, infraestructura, ni condiciones, es muy complicado pedirle resultados. Estamos ante una situación donde el Consejo de la Judicatura requiere una reforma o un cambio total, porque se ha demostrado que gerencialmente no ha articulado una iniciativa sobre la reforma a la justicia y en materia disciplinaria ha sido muy limitado. Un tercer elemento son los órganos de control departamentales y municipales y quién los elige. En el fortalecimiento presidencialista se debe tener cuidado que no caiga en que termine eligiendo Procurador y Contralor. Nos interesa, además, que cambien esa manera de elegir contralores y personeros, porque con eso, en últimas, no hay control y están perdiendo todo tipo de autoridad.



- ¿Y la Comisión de Acusación?

Tiene más autoridad el alcalde de una ciudad de hierro que la Comisión de Acusación, eso no ha producido ningún hecho importante.



- ¿Qué opina del proyecto de inmunidad parlamentaria?

En el Congreso hay un gran culillo y es el de la reforma a la justicia. Más de uno está en un proceso de investigación y ese culillo se expresa claramente en una iniciativa como la inmunidad. Lo más inoportuno es hacer un proceso de inmunidad en un momento en el que hay cantidad de investigaciones sobre los congresistas. Ahora, los tres poderes deben tener ciertas condiciones para ejercer su trabajo; que el congresista no termine asustado de que lo guarden.



- ¿Cree usted que las Cortes podrían ejercer presión sobre el Congreso en cosas que no le favorezcan?

Estoy seguro de que la Corte está actuando con una independencia absoluta, ningún órgano de justicia para nosotros tiene hoy impugnación, no creemos en una vendetta, pero lo que sí es cierto es que los congresistas casi todo el tiempo están buscando inhabilidad. Vuelvo y lo digo, siento que hay mucha gente con culillo, por estupefacientes, por lo que sea y creo que es el peor momento para hablar de una reforma a la justicia en el Congreso, si hay tanta gente con temor a que se le revivan sus investigaciones.



- ¿Ese miedo podría llevar a que se hunda la reforma?

Ojalá no, porque el país necesita una reforma rápida a la justicia, el efecto internacional es muy complicado, aquí pueden bajarse los indicadores en asesinatos de sindicalistas, pero las investigaciones evidentemente siguen en el mismo nivel. El pulso que ha habido entre el Gobierno y la Corte pidiendo veeduría internacional, la Corte lo hace porque se siente víctima, ¿de quién? pues del Gobierno. Hay un temor a hacer reformas de fondo a la justicia y todo el mundo sabe que la justicia necesita reformas económicas, institucionales, de agilidad, etc.



- En el tema de la educación, ¿acompañan la idea que llegue inversión privada a la educación pública?

Avalamos que las universidades públicas tengan acuerdos con el sector privado, lo que no avalamos es que el sector privado asuma responsabilidades de la universidad pública. Creemos que no se puede vivir solamente con la Ley 30 y simplemente sumar inflación, para la financiación de las universidades. El Gobierno aspira a una cobertura en cuatro años de lo que hizo Uribe en ocho, en materia de educación superior. Para eso tiene, en mi opinión, dos referencias: cinco billones de pesos que le vamos a meter a este proyecto, y dicen que de las regalías va a entrar 10 por ciento a ciencia y tecnología, vamos a ver cuánto va para la universidad. Pero que el sector privado coja áreas del sector público, no lo compartimos.



- ¿Con su entrada a la unidad nacional, se convierte en ésta en la unanimidad nacional?

La experiencia de la política no puede ser estar en la mitad, en la política o se es uno o se es otro, eso es como ir a un clásico de fútbol a hacerle barra al árbitro; pues no, o es oposición o es Gobierno. A mí me ha sorprendido la agenda de Santos y lo he dicho claramente, Santos ganó con la agenda de Álvaro Uribe y uno creía que era Uribe tres. Y he encontrado que tiene muchos temas que tienen que ver con nosotros. Al mismo tiempo hace cosas que son audaces en política. Usted tiene tres alternativas: deliberamos con independencia, pero nadie sabe que existimos; nos vamos para la oposición, pero eso quiere decir vamos a darle piedra al Palacio de Nariño, cuando en últimas está haciendo una agenda que tiene que ver mucho con nosotros; o la otra, terminar siendo parte de un Gobierno que nos copta por la vía administrativa de un ministerio. Pues no, vamos a hacer ese ejercicio de deliberación internamente y el Gobierno tiene que saber que el unanimismo no significa acondicionamiento.



- ¿Por qué no hacer parte del Gobierno participando en un ministerio?

Porque perdemos legitimidad. En el camino podemos mirar esa posibilidad, pero hoy no. Si Benedetti tienen razón, vamos a encontrar que la oposición a partir del primero de noviembre, van a ser el Polo y Uribe. Es como un escenario sorprendente, pero va a ser eso, por lo que uno está viendo. Entonces hay que decidir ¿para qué ser parte de un Gobierno? Cuando entramos en esto dijimos que era sin misterio y sin ministerio. Del primero de noviembre en adelante podremos mirar si al Gobierno le somos útiles y si considera que parte de nuestra gente puede conformarlo. Pero eso no va a depender de nosotros, la iniciativa la tiene el Gobierno. Este acuerdo no depende de una transacción.



- ¿En qué ministerio podrían colaborar los verdes?

Cualquier ministerio tiene que estar evidentemente allegado a la política nuestra. Digamos que el ministerio del Medio Ambiente le dijera al Partido Verde asúmalo, pero si va a ser con ese código minero y simplemente un programa de cambio nominal, pues no nos interesa, porque no vamos a trabajar una agenda que no sea a fondo en materia de cambios ambientales o en materia del código minero. Ahora, ser ministro de trabajo, eso es como ser la señorita Guainía, nadie se acuerda al año siguiente quién fue. Nosotros no estamos en esa discusión, estamos en una discusión más allá en relación a que nos interesa que esta agenda funcione.



- ¿Cómo ve al gobierno en el tema de la paz?

Creo que Santos está dando los elementos institucionales de política y de actitud proclives a la paz, creo que tiene la posibilidad de una reforma profunda al Incoder que saque la ilegalidad de lo que fue la distribución de tierras. Así mismo, la Ley de Tierras puede ser la cuota inicial de una reforma profunda. Santos ha dicho que está dispuesto a buscar espacios. Si fue dispuesto a hablar con Chávez, que es su nuevo mejor amigo, o con Correa o con Zelaya o con el propio Lobo, estamos en el escenario para abrir un espacio, no del Caguán ni para hablar de negociaciones bobaliconas, sino para apostarle al proyecto serio de paz en Colombia. Eso es lo que me interesa, no de comisionado de paz, me interesa a mí es jugar durísimo a un proceso, si este país no tiene un escenario de paz a corto plazo, 8,5% del PIB nacional se lo seguirá llevando la guerra.



- ¿Para las elecciones de octubre cómo va el Partido Verde?

Vamos a empezar a ser un partido y a tener nuestra propia logística. 1.200 concejales, a eso le estamos apostando. Aspiramos a las gobernaciones de Boyacá, Antioquia y Arauca. Estamos apostándole a 30 diputados, porque sabemos qué es luchar contra la maquinaria de las regiones. Esperamos tener el 10% del censo electoral en alcaldías. Tenemos siete alcaldías a las que le estamos jugando muy duro: Bogotá, Mocoa, Tunja, San José de Guaviare, Cartagena, Neiva y Cúcuta. En coalición estamos jugados en escenarios como Chocó, donde  vamos con Cambio Radical; en Nariño vamos con el Polo; en Antioquia, que vamos con el Partido Liberal. Vamos en coalición en otras gobernaciones. Hay otros lugares donde no vamos a jugar, porque no nos vamos a desgastar en ese proceso.



- Pero la mayoría de las ciudades a donde llegan son muy pequeñas…

En Antioquia fue claro Sergio Fajardo, nos interesa una coalición con el Partido Liberal liderado por Aníbal Gaviria y eso significaba renunciar a la Alcaldía de Medellín. Fue un costo supremamente alto, pero Aníbal Gaviria apoyó el Verde.  En Cali hoy no hay candidato fuerte. Cali necesita un punto de encuentro y mucha fuerza, a eso le estamos apostando. En Bogotá tenemos un candidato que sigue siendo supremamente fuerte y esperamos que consolide su liderazgo. En Bucaramanga mostramos una situación terrible, porque no logramos concretar un liderazgo fuerte, pero Santander se ha polarizado en el escenario de Horacio Serpa y el coronel Aguilar. En ese escenario apoyamos las iniciativas de Serpa.



- ¿Y en la Costa Caribe?

En la Costa durante la campaña presidencial nuestra participación fue muy débil, tanto que fue donde peor nos fue, en ese sentido estamos desarrollando apoyos. En Cartagena tenemos un candidato verde, que es Carlos Díaz, y estamos apoyando a una candidata para la Gobernación. En el caso de Barranquilla buscamos alternativas y no las hay. En el caso de Santa Marta tengo mucho miedo, prefiero pecar por defecto que por exceso, todavía en esa región hay un marco de ilegalidad muy fuerte. En Magdalena, pues peor, hay sitios donde le tengo físico miedo, porque hoy los avales son una responsabilidad de todo el partido, entonces he preferido bajar el nivel de avales y pedir hasta análisis coprológico. Estamos pidiendo solicitud al DAS y al Ministerio del Interior y la Policía, porque los comentarios hacen que esa discusión vaya al polígrafo.



- ¿Cómo se van a consolidar como partido político y no ser simplemente una efervescencia electoral?

Lamento lo de Mockus, porque es una reunión de personalidades, un partido no se forma así, uno tiene que saber cuándo está en mayoría o en minoría y cuándo se debate. La Constitución del 91 está en riesgo porque buscaba que se fortalecieran partidos y no personalidades. El partido que se llama de la U, de Uribe, o el de la P, como el de Petro, o ahora los dos escenarios de los indios, moviendo uno a Antanas y otro a Jaime Castro, pues creo que tenemos que hacer una propuesta alternativa y he sido obsesivo en la creación de un frente social.



- ¿Qué opina de la obligación de tener un 30% de cuota femenina en las listas?

Nunca he estado de acuerdo con eso. Me parece que en general hay que estimular la presencia de la mujer, en términos de darle garantías, pero creo que no tiene que ser el 30%, ojalá se pudiera mucho más.



- ¿Cuál es la posición de los verdes frente a los temas como el aborto y el matrimonio gay?

El tema del aborto, nosotros lo hemos sostenido, la Corte Constitucional tiene razón y no vamos a ponernos a deslegitimar las razones de la Corte. Una confrontación con la Corte es como una especie de golpe de Estado. Segundo, el matrimonio gay es inevitable y es válido; vamos a apoyar todo lo que tenga que ver derecho a la personalidad. No tengo ninguna duda con eso. Y esto en la mesa de unidad va a hacer parte de la discusión, no estamos aquí para limitar derechos a la personalidad, sino para ampliarlos.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2325 fotos
63980 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

No a la inmunidad. El Consejo

No a la inmunidad. El Consejo dela Judicatura deben quitarle el amiguismo que sean más decididos cuando se denuncien a funcionarios que tuercen el derecho, o que hacen lo que les da la gana en juzgados, no son todos, pero si hay muchos. Lo de las vigilancias tanto de Procuradurías como del Consejo deben ser más constantes llevando a la picota a los bandidos que manipulan pruebas, hacen que se demoren los procesos, o compran a la justicia entre ellos muchos abogados.