Indicadores económicos
2017-09-24

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-24

marea

Marea min.: 1 cms.

Hora: 07:35

Marea max.: 19 cms.

Hora: 16:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.2 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

En mí, Uribe no va encontrar el Heine Mogollón que tuvo Samper: Alfredo Bocanegra

Esta es la entrevista que concedió Alfredo Bocanegra Varón.

Siempre que se alude a la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara, uno piensa es en la comisión de absolución. Y en el tema del proceso contra el expresidente Uribe por las chuzadas es inevitable que a uno se le venga a la cabeza Heine Mogollón, el representante investigador que en las épocas del proceso 8.000 pidió el archivo de la investigación contra el expresidente Samper.

- Primero, usted me conoce y aquí en el Tolima me conocen. Hace algunos días Daniel Samper Ospina en su columna de la revista Semana hizo una referencia diciendo que el investigador de Uribe era un señor de apellido Bocanegra, y que íimagínese! que podían esperar de eso. Yo le contesté en tres palabras; lamentablemente no sé por qué no se publicó la réplica. Pero le mandé decir a Daniel Samper Ospina que podía tener la absoluta certeza que en mí, el expresidente Uribe no iba a encontrar el Heine Mogollón que su tío Ernesto sí. En eso soy contundente; los tiempos han cambiado.



Pero la cercanía del Partido Conservador con el expresidente Uribe genera dudas sobre parcialidad a favor del exmandatario.

-En las épocas de elección de Uribe no participé en esos procesos; no fui coordinador de una campaña de esas, ni estuve en ningún comité. En una, era un funcionario público de un gobernador donde estábamos garantizando la presencia de todos; un gobernador que se quedó con una candidatura distinta, la de Luis Eduardo Garzón. En la otra campaña estaba en Estados Unidos en la universidad. No soy amigo de Uribe, no me conoce, no lo conozco; no le he dado la mano, no he hablado con él. Le reconozco en política todo lo que hizo por la seguridad democrática; pero también si hay temas de conducta, como operador judicial tendré que ponerlo en evidencia y cumplir con mí deber que sé muy claramente es el que me genera la Constitución y la ley.



¿Tiene usted claro la importancia histórica de su papel como el ‘investigador del expresidente’ Uribe? Se lo pregunto porque luego de que el proceso contra Samper fue precluido, Heine Mogollón fue señalado de haberse aprovechado de su condición para aumentar su fortuna. Y después, de ser un personaje perseguido por los medios, cayó en el olvido y ya casi nadie lo llama.

-(Risas) Claro. Ya como que se gastó la plata. Yo aspiro a no quedarme solo. Sé cuál es el compromiso histórico que tenemos y si en cualquier cosa plenamente coincidente tuviéramos que tomar una decisión en tal o cual sentido, y no fuera aprobada por la mayoría, yo haría lo que hacen los magistrados de la Corte que son buenos; salvaría mi voto, dejaría constancia de cuál fue mi decisión y cuál fue su conclusión.



Entonces, no hay razones para que se ponga en entredicho su calidad como investigador...

- Sé que asumo retos hasta electorales por simpatía o antipatía. Pero cuando actúo en el tema del expresidente Uribe, soy un operador judicial; debo ser independiente, debo ser neutral, debo ser constructivo. Y cuando actúo en el plano político, que tengo esa condición, pues soy un actor político. Por eso algunos me han criticado; me han dicho, pero usted no es uribista; y bueno, que tal que dijera que era uribista; seguramente vendrían los del otro lado. No soy uribista ni antiuribista, no lo he sido. En esto, hay algunos que tienen absolutamente corrido el cerebro, entonces cuando uno hace una discusión, se trasladan a temas distintos; aquí no estamos discutiendo el tema de las inclinaciones, las debilidades, las preferencias de los seres humanos; yo aquí lo que quiero es hablar de la ética de lo público.



¿Sigue pensando que el proceso contra Uribe debe ser público?

- Claro que sí. Le regalo copia del fallo proferido por el Tribunal Superior de Bogotá, uno de los más calificados a nivel nacional, casi que la preselección de la Corte Suprema de Justicia, en la cual prácticamente por unanimidad la Sala Penal ante la tutela interpuesta por el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, acoge y coincide con muchos de los argumentos que en mí interpretación jurídica he tenido. Y quiero decirle que ya no en solitario porque hay varios representantes que dicen que están de acuerdo conmigo. De los 15 integrantes de la Comisión, hoy podremos ser tres, o cinco máximo que estamos de acuerdo que el debate debe ser público.



¿Cuál es la diferencia jurídica que se presenta?

- Mí percepción jurídica es que debe ser pública porque se trata de una persona aforada y con un ejercicio en el cumplimiento de su cargo como Presidente de la República. Porque además tengo la estimación que el presidente en ejercicio, casi que como el fiscal en ejercicio, prácticamente son improcesables como una garantía para que no se vaya a entrabar el ejercicio de su función, que es una función magnánima como primera figura estatal, y la otra como líder de la política criminal; eso tiene su lógica. Entonces, siempre que se hable del presidente ahí en la norma, sería muy obtuso, muy torpe pensar que exclusivamente se está hablando de quien es el presidente en el momento. No. Es quien ha sido presidente. Además, el expresidente Uribe insiste que el proceso debe ser público. Es mucho más transparente para nosotros, nos quitaría una carga enorme.



¿Qué ha pasado con la impugnación de la tutela?

- Aspiramos que se subsane un vicio que encontró la Corte Suprema ante la objeción, no mía, sino de la Comisión, diciendo que no se había integrado el contradictorio; que había faltado notificar al doctor Lombana como abogado reconocido del expresidente Uribe en el proceso, y el agente del Ministerio Público. Qué bueno que sea pública; eso sí, se convertiría en el primer reality de este país, me imagino. Pero estamos preparados jurídicamente: tenemos los elementos, otorgamos las garantías a los testigos, a las personas del indagado, a las potenciales víctimas; todo dentro de un orden que está reglado en el Código de Procedimiento Penal, Ley 600 del régimen anterior, que es por donde se sigue este procedimiento.



¿Cuándo podría entonces comenzar las diligencias a ser públicas?

-Aspiro que una vez se subsane, porque las tutelas son de inmediato cumplimiento. Si eso saliera antes del 24 de marzo, la diligencia de Daniel Coronel ya podría ser pública. O si no, nos toca esperar que quede en público, sin importar el resultado de la impugnación ante la Corte de la misma tutela, o una eventual revisión para nutrir el contenido de la jurisprudencia constitucional ante la Corte Constitucional.



Hablando de transparencia y de ética pública, esta semana el expresidente Andrés Pastrana dijo que el Partido Conservador era de gente corrupta.

- Yo eso lo he calificado con una expresión y he dicho que el Partido Conservador en este momento está padeciendo una inmensa indigencia moral. El Partido Conservador no es un partido de garaje, es un partido con 160 años de historia, con muchos aciertos y muchos valores; tiene mucho que perder en la historia nacional y, por lo tanto, hay que preservar todas esas situaciones del pasado, del presente y su proyección al futuro.



A propósito, usted también le pidió a los corruptos de su partido hacerse a un lado, pero me temo que tampoco lo escucharon.

- Al interior de las familias, como al interior de los partidos, es justo recriminarse y solicitar no hacerle daño a la colectividad cuando se tiene dificultades para explicar carencias éticas o justificar conductas como en este otro caso dramático de corrupción en la Dirección Nacional de Estupefacientes; aunque también hay reincidencia de conductas y ahí sí las cosas se vuelven más escabrosas que las otras. No estoy diciendo que renuncien a sus curules, sino que se marginen de las decisiones del partido. Imagínese uno sindicado, escandalizado, procesado; y recomendando avales. Eso sería una situación que dejaría al partido bien librado frente al desafío que tienen en lo ético; porque cómo vamos a hacer la restauración de la sociedad colombiana, de los valores y lo demás; si no somos capaces de rectificarnos nosotros mismos. De manera que todo empieza por casa y la primera asepsia es la nuestra.



¿Por qué no fue a la reunión de los conservadores con el presidente Santos?

- No fui a la Presidencia de la República porque es que no queda bien ir a una fiesta de gala sin lavarse la cara.



¿Está en tránsito al pastranismo?

- La colectividad tiene otra amenaza y problema ético interno, y es que hay dos aves pendientes de devorarse el Partido Conservador. Pero el partido no puede ser ni uribedependiente ni pastranodependiente. El partido tiene nuevas unidades, las tiene de pronto muy escondidas; tiene muchos valores, hombres y mujeres en la región y otros jóvenes que quieren hacer política y liderazgo nacional con muchas fortalezas morales, muchas propuestas por este país y que vale la pena que ellos entren a jugar un papel protagónico para que el partido sea un partido restaurador y remozado.



¿Me está hablando de usted mismo?

- Yo no estoy detrás de ningún liderazgo ni caudillismo, pero sí he visto gente muy buena en el Congreso y en las regiones a nombre del Partido Conservador con muy buena formación intelectual y moral; de manera que es la oportunidad de que hagamos eso.



El Tolima ha sido otra fuente de escándalos en su partido; de hecho usted está en el Congreso en gran medida por el espacio que dejaron libre tantos políticos presos.

- Sí. Nosotros somos casi que un accidente. En unas condiciones distintas hubiese sido muy difícil. Usted más que nadie sabe todo lo que nos hicieron hace cuatro años cuando decidí aspirar a la Alcaldía de Ibagué; nos hicieron ir a una inscripción de una consulta que no se iba a realizar, se hicieron tomar unas fotos con nosotros dándonos la bienvenida al partido, haciéndonos abortar un proceso de firmas para un fenómeno de opinión en Ibagué. Sin embargo, con mucha gallardía lo asumimos y finalmente, mire como es Dios y como es la democracia; mire donde estamos.



Lo siento regocijarse. De paso, ¿Cómo cree que terminen esos procesos por la parapolítica en el Tolima?

-Yo quisiera confiar en la inocencia de ellos, que la puedan demostrar y que la decisión de la Corte los favorezca; pero como siempre, seré absolutamente reverente de la decisión en lo jurídico o judicial que tome la Suprema Corte de Justicia.



Repasemos algunos temas controversiales de la agenda moral y la agenda política del país. Por ejemplo, ¿comparte la posición del Procurador de decirle no a la dosis personal?

-Tengo un enfoque distinto frente a este tema. Para mí los adictos son víctimas del narcotráfico. Esos recursos de la Dirección Nacional de Estupefacientes deberían ser para clínicas de tratamiento y programas de prevención, y mire dónde fueron a parar; de ahí la indignación que me produce. Sobre el libre desarrollo de la personalidad tengo algunas coincidencias con el pronunciamiento de la Corte Constitucional desde el punto de vista académico; desde luego seré una voz dispar y seré derrotado al interior de mi partido.



El Procurador sigue dando la pelea que perdió en la Corte Constitucional en el tema del aborto. ¿Cuál es su posición?

- Comparto la posición del Procurador.



¿También está de acuerdo con el concepto del Procurador para oponerse a los matrimonios gay? ¿O en este tema sí se aparta?

- Yo considero que los seres humanos escogen libremente su decisión; no creo que para uno querer o amar necesite casarse. Conozco muchas parejas que son estables, que se quieren, que comparten patrimonialmente, que sus familias los adoran y me parece un esquema válido. Lo otro es un formalismo; la gente se casa para divorciarse. Es decir, matrimonio como matrimonio, no lo avalo, no me seduce; pero sí el respeto a la igualdad en el derecho patrimonial, en el tema de seguridad social, la no discriminación y el respeto de la sociedad a cualquier tipo de relación, siempre y cuando esté enmarcada en la capacidad mental, en la mayoría de edad y en la libertad de disposición de su sexualidad; eso si me parece que es sagrado.



¿El Congreso es homofóbico?

- Somos muy poquitos los progresistas verdaderos en el Congreso. Por ejemplo, en temas legislativos yo soy el que más peleo con Alfonso Prada; incluso me gano la enemistad de mis propios copartidarios. Por decir algo, cuando en la ley de víctimas la norma dice compañero permanente, nosotros siempre le agregamos el compañero o compañera permanente, o el compañero o compañera permanente del mismo sexo; entonces inmediatamente no nos vienen encima y nos dicen todo lo que se pueda imaginar; porque ese es un Congreso que odia a los gay, odia a los indígenas, odia a los negros, que odia a los pobres; es decir que odia a la mayoría de colombianos.



Una última pregunta y ojalá en esta tampoco sea tibio. ¿De qué lado está, de la explotación de la mina La Colosa o de la protección del medio ambiente?

- Yo en este asunto disto incluso de algunos amigos míos. Soy completamente conservacionista, además porque creo que debe ser una de las banderas de restauración del Partido Conservador la conservación del medio ambiente, tanto como la conservación de la moral. Esa es mí nueva propuesta nacional para colocar al partido como un partido moderno y de avanzada. Sería entonces contradictorio en mí propia tierra hacer una libre disposición de lo que son las reservas de los recursos naturales. Todas las concesiones de agua para Ibagué y dependientes de este plan del Tolima, las actuales y las futuras, son y datan de Cajamarca, Bermellón, Toche. Imagínese nosotros con esas concesiones de agua y disponiendo el agua que habrán de beber las nuevas generaciones porque vienen de manera alegre a hacer una explotación de oro. Eso no es tan fácil y está comprobado que el mejor negocio del mundo a futuro va ser la alimentación. No lo digo yo, lo dijo el Ministro de Agricultura la semana pasada en Corpoica; 40 por ciento más se va necesitar de alimentos en los próximos 40 años para alimentar el mundo; va haber déficit alimentario. Tener comida puede ser hoy una pobreza, pero a futuro va a ser una riqueza. Yo me quedo del lado del conservacionismo.

 

 

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese