Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Los milagros en la selva también existieron

-A A +A
 

La noticia tardía que les llegó de que el intendente de la Policía John Frank Pinchao había logrado el sueño de todos ellos, fugarse y llegar con vida a donde los suyos, fue lo que inspiró a que desde la profundidad de la selva Jorge Trujillo y José Libardo Forero emprendieran la misma épica hazaña de quien consideraron su héroe.

Hoy con algo de nostalgia le relataron a Colombia y al mundo cómo fue que huyeron durante 30 días por la manigua, y al cabo de los mismos por un milagro de Dios la guerrilla de las Farc no les fusiló pese a que los castigaron, les tendieron en el piso, les desnudaron y estuvieron a punto de ser ultimados.

En la fuga sobrevivieron como verdaderos combatientes de guerra. Una aguja y cuchilla fueron los que le permitieron hacer una brújula que les permitió guiarse por momentos en lo espeso de la selva.

“Estando en la oscuridad no teníamos como verla (la brújula), gracias al señor Jesús apareció una luciérnaga la cual apreté y me dio luz para ubicarnos mejor”, relató el hoy sargento de la Policía, a los periodistas y cientos de los familiares que les escucharon emocionados y expectantes los detalles de la travesía.

Igual de emocionado, el intendente de la Policía Jorge Trujillo, recordó esos momentos de volarse, “ese día renunciamos a la vida, había que salir. O vivir o morir, no había otra opción. Lamentablemente al mes de estar en esas horribles selvas nos cogieron”.

La supervivencia también fue otra de las dificultades que sortearon, la comida fue muy escasa al punto que pasaron días enteros sin probar bocado alguno, de allí que se volvieron pescadores artesanales, o mejor sus manos las convirtieron en cañas.

“El día 16 pude pescar dos pescaditos que los pudimos cocinar, ya el día 22 cogimos un morroco (animal de selva). Para el día 25 encontramos unas caletas de la guerra y las asaltamos y comimos lo que estaba allí”, contó Forero.

Sin embargo la historia no tuvo un final como la de héroe Pinchao, la guerrilla los encontró cuando los dos rondaban las aguas del río Guaviare.

“Llegamos a una casa civil y nos ofrecieron un almuerzo, y al salir la guerrilla nos cogió de nuevo. Le pedimos al señor que nos cuidara. Nos trataron muy mal, nos tendieron en el piso, nos quitaron la ropa, pero el guerrillero que estaba con nosotros recibió la orden del comandante de que no nos fusilara. El muchacho dijo que después de que nos colocaran el lazo en el cuello no los podemos matar”.



SE SALVARON DEL RAYO

El hoy sargento César Lasso fue quien vivió junto a otros tres de sus compañeros un milagro. Fue el 16 de septiembre, tal vez él del 2007 o 2008 cuando en medio de una gran tormenta un rayo cayó y les privó.

“La mano de Dios estaba con nosotros. Eran las 2 y 30 de la tarde, cayó sobre nosotros un rayo, que dejó un guerrillero muerto y cuatro de nosotros quedamos tendidos. De a poco nos fuimos recuperando, con la ayuda mutua nos fuimos alentando, fue un momento crítico”, relató al tiempo que evocó que uno más de sus custodios quedó muy mal herido.

Otros de los momentos que más generaba pánico a los hoy liberados eran los operativos de la fuerza pública por las zonas en donde les tuvieron secuestrados. El subintendente Forero recuerda que en el 2008 uno de esos operativos por poco y acaba con la vida de ellos. “Un bombardeo fue como a 200 metros de donde estábamos, tuvimos que salir corriendo para salvarnos”, contó.

Los pocos momentos alegres que dijeron haber tenido allí en el cautiverio fue cuando escuchaban a través de la radio los mensajes de sus seres queridos, por eso los seis dijeron en la rueda expresaron los agradecimientos a los medios.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2331 fotos
64216 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese