Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

No me he ganado un peso con la coca: ex senador Juan Carlos Martínez

-A A +A
 

- La revista Semana le atribuyó a usted la afirmación de que “es mejor negocio la política que el narcotráfico… y que la plata que deja una alcaldía no la deja un embarque”. ¿Afirmó eso?

Tendría que ser muy estúpido para hacer una comparación tan absurda, con la que reconocería que estoy en una actividad ilícita. Le puedo decir al mundo que no conozco la coca, no he ganado un peso con la coca, no la he consumido y me someto a un examen de medicina legal para demostrarlo. Entonces no puedo aceptar el interés que tiene Semana y varios medios de comunicación, porque sé que El País trabaja en alianza con esa revista, y que la gran mayoría de cosas perversas que dice Semana sobre Juan Carlos Martínez, son producto de unas investigaciones supuestas sin soportes, que hace ese diario.



-¿Pero si usted no dijo eso por qué no pidió a Semana que rectifique?

Se lo he pedido y tengo la certificación de que no respondieron, vamos a hacer otra súplica y si no contestan, los demando.



-Es difícil creerle luego de que la Corte Suprema le endilgó una relación con Olmes Durán, capo del narcotráfico extraditado...

Ya lo dije públicamente, me conocí con él en 1985, cuando tenía 15 años en Buenaventura. Pero es que a mí me están condenando por el delito de ‘conocencia’. Me pregunto entonces: ¿Todas las personas que conocieron a los Rodríguez eran narcotraficantes y hacían cosas ilícitas? ¿Los que conocían a Pablo Escobar, también?



-Pero Durán lo nombró padrino de matrimonio. ¿Usted cuándo se enteró que era un narcotraficante?

Lo estoy reconociendo, tuve una amistad mucho antes de que estuviera en los líos por los que fue extraditado. Pero esa amistad y ese vínculo no me hacen responsable de lo que él haya hecho.



-¿Usted no sabía que Durán andaba en esas actividades?

No señor. Cuando el tema salió en la prensa, me entrevistaron y dije: “claro que lo conozco, sé de quién me están hablando” y qué sabe de sus actividades, “nada”, respondí.



-La Corte Suprema dice que unos narcotraficantes amigos suyos le pidieron a los paramilitares que lo apoyaran en las urnas, un apoyo armado. ¿No será que después aparecen otros narcotraficantes haciéndole nuevas acusaciones?

En el ejercicio político recorrí el país y conocí mucha gente que en su momento puede ser honorable y mañana puede tener problemas, mal haría yo en decir, no conozco o no conocí, por lo que me ocurrió con Olmes. Yo conocí al ser humano, al amigo, a la persona, pero no conocía sus actividades y finalmente terminé teniendo parte de una responsabilidad por ser amigo de alguien.



-Usted llega a la política de la mano de Carlos Herney Abadía, él fue condenado porque participó del Proceso 8.000. La Fiscalía le ocupó 17 bienes valorados en más de $3.000 millones en 2008. ¿Fue su mentor político? ¿Esa relación de intereses de la mafia con la política fue lo que heredó de él?

A Carlos Abadía lo respeto y lo reconozco como una persona con la inicié a hacer política. Pero no fue sólo el tutor de Juan Carlos Martínez, lo fue también de la senadora Dilian Francisca Toro, fue socio político de Jorge Homero Giraldo, que hoy es presentado por la oligarquía y la clase política como el salvador del Valle.

Dilian Francisca fue alcaldesa de Guacarí por la organización de Carlos Abadía, fue el único liberal que en su momento apoyó a la alcaldía de Cali a Rodrigo Guerrero, apoyó a Germán Villegas, a Armando Holguín, apoyó a gran cantidad de gente en la política vallecaucana pero con el único nombre que lo pueden relacionar es con Juan Carlos Martínez, para decir: allí están los delincuentes.



-¿Usted nació en cuna de ricos?

No.



-Puedo asumir entonces que no era un hombre pudiente antes de ingresar a la política…

Y no soy un hombre pudiente.



-Pero en estos días lo hemos visto en carros blindados que son costosos, entre $70 y $80 millones, su residencia está ubicada en un sector exclusivo donde pueden costar las casas entre $800 y $1.000 millones. ¿Cómo se hizo tan rico en corto tiempo?

Por la residencia donde vive mi familia pago renta. Los carros blindados con los que salí, los tenía que conseguir y la seguridad me la prestaron unas empresas de vigilancia, por la cual pagué.



-La pregunta era cómo se hizo rico…

Por qué voy a ser rico, allí está mi declaración de renta que es pública.



-A usted lo condenaron por parapolítica, ¿por qué no ha mencionado qué otros políticos de la región se beneficiaron de la ayuda ilegal en las urnas?

Porque nunca existieron los vínculos con el paramilitarismo, no quedaron demostrados en el juicio y por eso me considero un preso político. Respeto la decisión de la Corte Suprema pero no la comparto, por eso mis abogados en Washington instauraron la demanda internacional de mi caso, con el fin de agotar la última instancia que me queda para demostrar mi inocencia.



-¿Además de Juan Carlos Abadía, su socio en el Valle, por qué entre sus otros socios políticos hay tantos condenados por parapolítica como Enilce López (La Gata), Luis Alberto Gil y Jorge Castro?

Con Enilce López, no he tenido a ningún trato. Luis Alberto Gil fue mi compañero en Convergencia Ciudadana. Cuando llegan los aliados de Enilce López al Partido de Integración Nacional, PIN, que fue en lo que se transformó Convergencia, yo no estaba participando en política. Jorge Castro, tuve la oportunidad de conocerlo y tratarlo al interior de la Picota. Fue una de las personas con que tuve buenas relaciones.

Es que si ahora estoy en Barranquilla es producto de la envidia y la competencia del patio de parapolíticos, pues en ese momento éramos 47 personas que representamos poder político en diferentes regiones. Pero no he tenido ninguna sociedad con Luis Alberto Gil, ni con Jorge Castro.



-¿Es dueño de los partidos PIN, MIO y Afrovides?

De ninguno, no puedo. El PIN es un partido que gestó desde Santander Luis Alberto Gil y fue en lo que se transformó Convergencia Ciudadana, yo milité allí pero no soy dueño o codueño. MIO y Afrovides se crean porque la ley electoral determina que los partidos de negritudes que logren elegir curules reciben personería jurídica.

Heriberto Arrechea aspiró por una organización de base y al lograr la credencial saca la personería jurídica del MIO. Yahir Acuña se eligió por una organización de base y surge Afrovides. El hecho de que yo sea cercano a Arrechea porque fue mi asistente en el Congreso, no determina que sus logros sean de mi autoría.



-Varios de los candidatos por esos partidos, que ganaron en las pasadas elecciones, han sido cuestionados, por eso los demás partidos políticos no les quisieron dar aval. Se dice que el PIN, MIO y Afrovides fueron una fábrica de avales y que los vendían...

Le puedo garantizar que hay personas en otros partidos como el partido Liberal y el de la U, con mayores cuestionamientos. Lo que pasa es que los medios de comunicación amañados y politizados, enfilan baterías contra los partidos que representan los sectores populares, para esconder lo que ocurre al interior de los partidos tradicionales.

El País, diario que por primera vez me da la oportunidad de una entrevista, me graduó de delincuente, de ser la persona más corrupta del Valle, con los peores vínculos, pero nunca ha podido mostrar una prueba en mi contra. El País hizo el despliegue de la apertura de mi proceso, de mi juicio, de mi condena, y de igual manera me vive calumniando, pero no hizo el despliegue de lo que manifestó el delincuente ‘HH’, cuando dijo que el Bloque Calima lo había construido con los ricos del Valle para protegerles las haciendas y los cultivos de caña.

Quisiera que con el mismo ahínco con que me hizo la pregunta sobre el dinero que manejaron el PIN, MIO y Afrovides, diga lo que ocurrió en las campañas del partido Liberal y el de la U en nuestra región, porque los vallecaucanos no son ciegos y no creo que no se hayan enterado de la publicidad abrumadora y las inversiones millonarias que se hicieron en esas campañas.

-Esos tres partidos se quedaron con las gobernaciones de Casanare, Santander y Valle, ¿hay la intención por acaparar el poder en regiones que manejan altas sumas de dinero de regalías?

Le respondo no como alguien que defiende esos partidos, sino como un ciudadano colombiano. Ya que quieren satanizar el interés y propósito de un candidato o un partido de ganar en una región, entonces yo le diría, que Cambio Radical ganó en la Guajira donde hay regalías, los liberales ganaron en Atlántico donde hay regalías, la U gano en Córdoba donde también hay regalías, en todo el país hay regalías, así que no entiendo por qué enfocan que sólo el PIN, MIO y Afrovides buscaban ganar en regiones con regalías.



-En las pasadas elecciones esos tres partidos se quedaron con tres gobernaciones y 81 alcaldías, ¿aunque usted lo niega no se valieron de su experiencia política para lograrlo?

Si la aplicaron, bienvenido, pero yo no estoy participando en política y créame que si lo estuviera haciendo los resultados hubieran sido otros.

}

-Pero es que medios como La Silla Vacía lo señalan de ser la cuarta fuerza política en este país. ¿No es eso una burla a la justicia?

La Silla Vacía no es una autoridad, es un medio de comunicación que a veces actúa con veracidad pero en muchas otras actúa con sevicia, con persecución, con racismo y con actitudes lejanas a la realidad.



-Hace cuatro años, cuando usted podía participar en política, su candidato a la gobernación del Valle, Juan Carlos Abadía sacó más de 700 mil votos y se quedaron con 23 de las 42 alcaldías en la región. En las elecciones que acaban de pasar el candidato por el que usted hubiera votado, Héctor Fabio Useche, apenas sacó 450 mil votos y entre el PIN, MIO y Afrovides sólo ganaron en 6 alcaldías. ¿A qué atribuye este descalabro electoral?

Juan Carlos Abadía enfrentó cinco candidatos que no lo superaron y otra cosa es articular toda la clase política y las fuerzas vivas del Valle para evitar que Héctor Fabio Useche ganara, así explico el resultado en gobernación. Lo de las 23 alcaldías es una falacia.



-Pero perdieron hasta en Buenaventura...

Yo perdí en esa ciudad estando afuera (de la cárcel). Eso demuestra que no es todo lo que dicen, lo que pasa es que cuando gano, dicen que hay vínculos ilegales y cuando pierdo, porque la gente se cansó o porque hicimos las cosas mal. Yo estaba en Buenaventura en el 2003 y estaban los paramilitares, aparentemente en pleno ejercicio, pero perdí la alcaldía con Saulo Quiñones. Lo que hicimos fue seguir trabajando y la recuperamos en el 2007.

Lo que se habla de las famosas 22 alcaldías cuando Juan Carlos Abadía, no es cierto. Si usted revisa Convergencia Ciudadana eligió seis alcaldes en 2007.



-¿Qué lectura hizo cuando supo que a su socio político lo habían sancionado y perdió la gobernación por haber participado en política?

Respeto la decisión de la Procuraduría pero a mí nadie me puede decir que hacer una reunión y escuchar unas propuestas es participación clara en política. Yo no puedo reconocer que Juan Carlos Abadía participó en política.



-A usted lo señalan de haber comprado la personería jurídica del movimiento Colombia Viva, el cual convirtió en ADN, grupo que duró poco tiempo ya que el Consejo Nacional Electoral le anuló dicha personería al considerar que todas las gestiones se hicieron desde la cárcel la Picota. ¿Cuál es su versión de ese asunto?

No conozco los detalles del tema. Lo único que falta es que se caiga un avión en el lejano oriente y digan que lo tumbó Juan Carlos Martínez. Todo lo negativo que pasa en Colombia me lo endilgan a mí.



-Hablemos de la Alcaldía de Cali. ¿Usted hizo una alianza con Jorge Iván Ospina en el 2007?

Eso es un hecho público, apoyé a Ospina así como apoyé a ‘Kiko’ Lloreda en dos ocasiones públicamente, como apoyé a Angelino Garzón públicamente, como apoyé a Germán Villegas públicamente, como apoyé a tantos otros dirigentes del Valle que tuvieron aspiraciones para alcaldías de municipios.



-¿Cómo hizo para que a pesar de las desavenencias que ha tenido con ese gobierno, el alcalde Ospina nunca haya destituido o cambiado a Eliana Salamanca y Diego Cardona, sus fichas?

Eso no me lo debe preguntar a mí, es una respuesta que le debe dar el alcalde. Ospina escogió un gabinete y determinó que quería tenerlos allí. Yo no voy a negar la amistad con Eliana ni con Diego, no soy vergonzante y siempre las relaciones personales y políticas que he tenido las asumo, pero no fui yo quien determinó que estuvieran los cuatro años en el gobierno, eso fue decisión del alcalde Ospina.



-En diciembre del 2005 hablamos por primera vez. El entonces presidente Álvaro Uribe estaba en el hotel Intercontinental y usted ese día no salió por el lobby del hotel sino por una puerta de atrás. ¿Por qué salió a escondidas y qué tipo de relación tiene con Uribe?

(Risas…) Todo lo que he hecho ha sido público. Al ex presidente Uribe lo reconocí en su momento como un dirigente importante, pero cuando aspiró a la presidencia en el 2002, no lo respaldé, apoyé a Lucho Garzón. No me sentía identificado con Uribe, sin embargo, cuando llegué al Congreso fui llamado a la coalición de gobierno, hice parte de ella. Fui uno de los congresistas que asumió posturas radicales frente al gobierno cuando consideraba que un tema no era importante. Yo no tenía hipotecadas mis decisiones con Uribe, reconozco que hizo cosas importantes por el país pero se equivocó en otras.



-El general Óscar Naranjo dijo que iba a destapar el desfalco a la salud en el Chocó y mencionó que el extraditado Olmes Durán no sólo manejaba una red de farmacias, sino que en una casa que le allanaron encontraron contratos por más de $4.000 millones con la Secretaría de Salud. Ese es su ahijado de matrimonio, ¿qué responde ante estas denuncias?

Tiene que responder él y quienes hayan hecho esas cosas. Insisto que mi relación, mis vínculos con Olmes Durán sólo fueron de amistad. Si cometí un error, hoy estoy pagando por él, y la justicia consideró que la ‘conocencia’, la amistad es un delito en este país, lo asumo con responsabilidad. Pero no puedo responder por lo que haga ninguna de las personas familiares, cercanas o amigos de Juan Carlos Martínez, las responsabilidades son individuales.



-En 2005 el entonces ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, destituyó a José Joimer Tovar, quien dirigía el Incoder en el sur occidente del país, por malos manejos. Tovar dijo en una entrevista que no le iba a suceder nada porque usted era su padrino político y hoy trabaja en la Dirección Ambiental de Palmira de la CVC. ¿Usted tuvo algo que ver con esas investigaciones?

Conocí a Tovar hace 25 años, cuando era asesor del entonces presidente del senado Humberto Peláez Gutiérrez, y mi familia en el Cauca trabajaba con él. Allí lo conocí como una persona con trayectoria política y honorable, que ha respondido por los cuestionamientos que se la han hecho. A Tovar lo investigaron, salió absuelto y es el único funcionario del Incoder que no corrió la suerte de todos los que hicieron lo que el ministro quería.

Por asumir la postura que tomó, el ministro consideró que era un obstáculo para su gestión. Que Tovar haya dicho que no le iba a pasar nada porque yo era su padrino político, es equivocado y torpe porque yo no defino lo que hace o deja de hacer la justicia. Si fuese así yo no estaría condenado.



-Francisco Lourido, actual gobernador dijo hace un tiempo que “la CVC y Acuavalle pertenecían al PIN”. Alex Loango y María Jazmín Osorio dirigían esas entidades cuando fue hecho el comentario. ¿Ellos entregaron la contratación a fundaciones, empresas y personas que son cercanas a su estructura política?

La CVC no es producto del querer de una organización política, porque tiene una junta directiva en la que participa el gobierno nacional, los gremios, los alcaldes, las ONG, las negritudes y los indígenas, son en total once miembros. No pueden decir que esa junta, incluido el delegado del Presidente que siempre representa los sectores cercanos a la oligarquía, obedecen los intereses de Juan Carlos Martínez.

Si María Jazmín era una persona de bolsillo mía, como tratan de hacerlo ver, porque no está por fuera de la CVC, sancionada, y hoy está sirviendo a los intereses de la oligarquía y a unos sectores políticos y entonces es una excelente funcionaria.

A Alex Loango claro que lo conozco, es mi amigo, se le están endilgando algunas responsabilidades en su administración, pero yo creo en su inocencia y en la pulcritud con que maneja sus cosas, si se equivocó debe responder por ello.



-La Corte Suprema pidió a la Fiscalía abrir otra investigación en contra suya por la declaración que dio la ex representante a la Cámara, María Nancy Montoya, esposa de Ariel Rodríguez alias El Diablo, jefe de sicarios de Hernando Gómez Bustamante, alias Rasguño, quien dijo que usted tuvo nexos con ese otro capo extraditado para las elecciones regionales de 2003. ¿Qué dice al respecto?

La señora no testificó en contra mía, se lo voy a dejar bien claro. Nancy Montoya fue a la Corte Suprema a dar una declaración libre y espontánea producto de que Hernando Gómez ‘Rasguño’ había dicho que le dio $300 millones a la senadora Dilian Francisca Toro y otros $300 millones a Luis Carlos Restrepo, entonces la señora Montoya fue y le dijo a la Corte que no podía permitir que se acusara a alguien inocente, que la verdad era que a quien su marido le había hecho un préstamo de $300 millones para la campaña del 2003 era a Juan Carlos Martínez y que ella estaba dispuesta a contar toda la verdad.

El Magistrado ordenó el traslado de la prueba a mi proceso y se buscó a señora para que declarara, pero el CTI no la encontró en la dirección que ella dejó anotada y no hubo poder humano para que ella declarara en mi proceso.

En el 2003 no tenía ninguna aspiración, un año antes me habían elegido senador, por qué razón iba a tener necesidad de conseguir dinero. En ese año recorrimos el Valle con el hoy vicepresidente Angelino Garzón, trabajando para que llegara a la gobernación. Él sabe en qué términos se realizó esa campaña y sabe que María Nancy Montoya lo apoyó.



-El contador de una de sus campañas a la Asamblea del Valle resultó incluido en la Lista Clinton, ya lo sacaron, pero lo acusaban de ser parte de la organización del capo de la mafia Víctor Patiño Fómeque. ¿Usted está enterado de eso?

Claro que sí, se refiere a José Eliécer Armero Riasco. Un profesional que trabajó más de 20 años en Buenaventura. Lo que me comentó fue que era el contador de una empresa en la que aparecieron acciones a nombre de Patiño. A muchos de los que estaban allí los incluyeron en la Lista Clinton. Él mandó una carta a la DEA y demostró cuál había sido su función en la empresa, así fue como lo retiraron de esa lista. Si fuera un traficante o hubieran tenido pruebas en su contra, no lo iban a sacar de allí.



-¿No teme que el gobierno de Juan Manuel Santos termine extraditándolo?

Yo en este país espero cualquier cosa.

Soy respetuoso de la justicia, de las decisiones que tome, pero le sigo diciendo de manera amplia, clara, tengo mi conciencia tranquila, soy inocente, no tengo nada de qué arrepentirme, ni tengo ninguna deuda pendiente con la justicia de EE. UU.



-La contralora de Buenaventura Betty Arboleda dice que encontró un millonario detrimento patrimonial en la secretaría de Hacienda del puerto. A través de una emisora dijo que su vida estaba en peligro porque investigaba a la administración del alcalde José Félix Ocoró, ficha suya. ¿Cuál es su versión?

Edison Delgado del partido Liberal, nos pidió la colaboración para que mis concejales amigos en Buenaventura respaldaran a la señora Arboleda para que fuera Contralora. Ella entró en unas dificultades con el alcalde Ocoró y la secretaria de Hacienda, luego de manera irresponsable salió y dijo eso. En mi primer permiso de 72 horas lo primero que hice fue poner una denuncia por injuria y calumnia en su contra. Ella deberá aportarle a la Fiscalía los elementos que permitan demostrar que recibió amenazas mías. -La Corte Suprema, en la sentencia que lo condena, llamó la atención sobre “las retractaciones de los testigos… y las manifestaciones de riesgo por su propia vida que consignaron en sus versiones… y el exterminio de la casi totalidad de los miembros urbanos del Frente Pacífico, asignados al puerto de Buenaventura”. ¿Usted tiene algo que ver con la retracción de los testigos y esa campaña de exterminio?

Bajo ningún parámetro. Lo que ocurrió no sólo en el Bloque Pacífico, sino con todos esos bandidos de las autodefensas, fue que entre ellos mismo se flagelaron. A mí no me pueden venir a decir hoy que porque las AUC de Buenaventura mataron a algunos criminales, que incluso reconocieron haber asesinado más de 1.300 personas en el Valle, es porque iban a ser testigos en mi proceso.



-¿Quién le hizo la operación que se practicó para reducir la obesidad?

La primera cirugía me la hicieron el doctor Chaux y el doctor Eduardo Bolaños en el año 2003 en la clínica el Country de Bogotá. La segunda cirugía fue una corrección porque se me hizo una fístula gástrica, precisamente por el estrés que estaba manejando cuando se abrió la investigación en mi contra y fui operado en abril de 2008, cuando fui capturado.



-Héctor Fabio Useche fue denunciado penalmente por el presunto delito de celebrar dos contratos sin el lleno de los requisitos legales.

Se trata de $1.500 millones que contrató con el cirujano Bolaños, que lo operó a usted, para que realizara cirugías bariátricas a personas que no están aseguradas en ningún régimen. ¿Ese hecho es una simple coincidencia?

Lo que hizo la gobernación en ese caso fue buscar personas especializadas y articular una solución para todas esas tutelas que llegaban por el tema salud. Y si mal no recuerdo los doctores Chaux y Bolaños son los pioneros de la cirugía bariátrica en el país, eso significa que la actuación, sea de Héctor Fabio Useche o de cualquier otro funcionario de la salud, escogiendo a los pioneros de una especialidad para atender y garantizar la salud de las personas, creo que no puede ser objeto de suspicacias.

Esos médicos han operado entre 6.500 a 7.500 personas en este país, así que el hecho de que hayan operado a Juan Carlos Martínez no determina que se ejerció una recomendación para ellos.



-¿A qué se va a dedicar cuando salga de la cárcel?

El día que me permitan salir de aquí, me voy del país. Hoy tengo unas presiones muy fuertes y me he convertido en el objetivo de la gran mayoría de los sectores, que me ven como un problema para los intereses de mucha gente, entonces considero que no debo luchar contra la corriente.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63935 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

dollars...dollars...el peso

dollars...dollars...el peso no vale una [-- Censurado --]

ja,ja,ja, que tal el

ja,ja,ja, que tal el narco-descarado este ah?

Uno más ,de los saqueadores

Uno más ,de los saqueadores del erario publico del dpto del CHOCO...

Manejan el cinicsmo con

Manejan el cinicsmo con arrogancia y altivez,otros lloran y cantan y luego rien y hacen chistes cuando son absueltos.
Se reunen en sus bunker a elebrar sus pilatunas delincuenciales en el mundo de la politica.
Que vivan nuestros inescrupulosos politicos.

Este narcopolitico, era

Este narcopolitico, era vendedor de platanos en Buenaventura y de la noche a la mañana se le aparecieron unos narcos y lo hicieron politico. Parecido al ex - concejal de Cartagena Cecilio Montero, que de vendedor de cocos en el mercado paso a ser Concejal de Cartagena...