Indicadores económicos
2017-12-16

Dólar (TRM)
$2.996,61
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.537,79
UVR, Ayer
$252,14
UVR, Hoy
$252,15
Petróleo
US$57,30

Estado del tiempo
2017-12-16

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.7 a 2.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-12-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

No aplica

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0 - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Reforma política, tarea del gobierno de Santos

El Ministro del Interior anunció que primero se debe “llegar a acuerdos con los partidos” para luego llevar el paquete de iniciativas al Congreso, entre las que están formalizar el ‘lobby’ , modernizar el sistema electoral y crear el estatuto de la oposición.

Aunque hay una lista larga de pendientes, entre los retos que debe enfrentar el gobierno de Juan Manuel Santos, sin duda un tema que ocupará buena parte de los esfuerzos será la reforma política, dados el tamaño de los cambios y la extensión de temas que debe contemplar.
Aspectos como modernizar el sistema electoral; la aún pendiente reglamentación de la reforma política de 2009, que incluyó el tema de la silla vacía, y la creación del estatuto de la oposición, hacen parte de los acuerdos a los que deberán llegar el Gobierno y el Legislativo.
Sobre esto, el Ministro del Interior, Germán Vargas, anunció que primero se debe “llegar a acuerdos con los partidos” para luego llevar el paquete de iniciativas al Congreso, labor en la que ya lleva cerca de dos semanas.
Es claro que se avecinan fuertes debates ante lo incierto del tema. Como bien señala el analista político Alejo Vargas, hablar de reforma “aún es muy vago” pues todavía no es claro si lo que se pretende “es hacer una reforma exclusivamente electoral o una más amplia en términos de las instituciones del sector central y legislativo, lo cual probablemente tendría implicaciones constitucionales”.
Colprensa habló con políticos y analistas para establecer cuáles serán los principales puntos de ese eventual debate.

El problema electoral
En esto el gobierno de Santos se encontrará de frente con un Congreso cuestionado, pues por un lado varios miembros enfrentan investigaciones formales y preliminares por relaciones con grupos paramilitares, mientras que otra parte ha sido elegida con un cuestionado proceso de revisión de votos, tras las irregulares elecciones legislativas de marzo.
Para Jorge Enrique Robledo, vocero del Polo Democrático en el Senado, el centro del debate debe ser la posibilidad de restarle margen al fraude: “El problema electoral colombiano está caracterizado como un mal reconocido antes de votar, durante el votar y después de votar”. Adicionalmente, el vocero de izquierda expresó que una reforma política que no asuma este tema “no es nada” dado que en este terreno es en el que se definen los rumbos políticos del país.
Otro tema que debe contemplar dicha reforma es la abolición del voto preferente. Para la Presidenta del Consejo Nacional Electoral, Adelina Covo, a cambio del uso de ese voto, en la reforma al sistema electoral debe establecerse la realización de consultas internas obligatorias para todos los partidos y movimientos políticos.
Este asunto fue considerado por el analista Alejo Vargas como una iniciativa válida para reformar algunas distorsiones en el sistema político. Adicionalmente, expresó que debe haber claridad al momento de presentar el proyecto sobre si se va a tocar la composición de magistrados del CNE, la forma de elección de Registrador Nacional y sobre si se regularán las encuestas o sondeos de opinión.
Roy Barreras, vocero del Partido de La U, tiene una visión más distante del tema y expresa que antes de hablar de puntos específicos, lo primero que se debe garantizar es que la reforma política “sea una prioridad en la agenda del Ministro del Interior”, pues la coalición teme que este asunto quede rezagado ante la lluvia de iniciativas, como la reforma a la justicia y la reglamentación del manejo de las regalías.
De acuerdo con Barreras, hay puntos clave que se deben tratar: se debe quitar el voto preferente y la lista abierta, pues “eso se convirtió en la nueva forma de garantizar la compra del voto y de garantizar el clientelismo”, y se debe regular la financiación de las campañas. “No puede permitirse que el que tenga más dinero termine ganando las elecciones”.

Reforma política de 2009
Un tema obligado que debe ser incluido es la reglamentación del Acto Legislativo 01 de 2009 (reforma política de ese año), que introdujo cambios importantes como la silla vacía y le dio facultades extraordinarias al CNE.
Debido a la proximidad de las elecciones legislativas y presidenciales que se realizaron este 2010, el tema quedó inconcluso y, un año después de su aprobación, solo pasaron a ser norma, asuntos que deben ser regulados.
Según la politóloga Claudia López, aunque se tramite una nueva iniciativa en el Congreso, los legisladores no deben olvidar que el año pasado ya se le dio paso a un proyecto de este tipo, el cual no tiene normas específicas. La analista considera vital darle prioridad a esa tarea, pues “las normas de responsabilidad política, de rendición de cuentas financieras y la silla vacía, están pendientes de ser reglamentadas”, señaló.
En cambio, el vocero del Partido Liberal en el Senado, Álvaro Ashton, estima que en Colombia debe haber una transformación de fondo que vaya más allá de garantizar la transparencia en lo electoral. Para eso, sostiene, “se debe proponer una nueva reforma completa que le apunte a reestructurar marcos normativos”, dejando atrás la anterior.
“La reforma política de 2009 no fue estructural. Fue simplemente una iniciativa coyuntural que permitió cuestiones de forma y sirvió para avalar asuntos como el transfuguismo”, expresó.
Aunque no se conocen posiciones específicas del Gobierno en torno a este tema, hay visiones distantes dentro de la misma coalición. Para el legislador Barreras, la reglamentación de la reforma de 2009 debe ir aparte de la reforma estructural al sistema político colombiano: “Esta reforma no es óbice para que el gobierno presente la reglamentación de la anterior. No se pueden mezclar esa reforma y la nueva, porque no se puede incluir una reforma a algo que es ley a una iniciativa que busca reformar la constitución”.
Aun así, el legislador vallecaucano aclaró que dentro de la reglamentación del proyecto del 2009 se deben incluir la silla vacía para delitos contra el patrimonio público, pues el “abordaje de la corrupción en sectores públicos sigue siendo un tema pendiente”.

Estatuto de garantías
Otro de los puntos que debe ser incluido en el paquete de proyectos que harán parte de la gran reforma es el de las garantías a la oposición. Si se mira la conformación actual del Congreso, se entiende el porqué del asunto: El Gobierno tiene a su favor 232 de los 268 escaños que hay en el Congreso, lo que le asegura casi un 80 por ciento de control sobre las iniciativas presentadas en el marco de las decisiones unitarias que deben tomar las bancadas.
Por esa situación el analista político León Valencia señaló que es clave encontrar una manera de darle igualdad de oportunidades a la oposición en el debate público y en el control político.
Así las cosas, hasta el mismo Polo ha pasado a conversar con el gobierno temas como el derecho a réplica, la necesidad de tener una silla en el CNE y la de ocupar cargos de control político. No obstante, de la intención de escuchar al hecho político hay mucho camino.
Por este tipo de razones Álvaro Ashton considera que el manejo de la oposición debe ir incluido constitucionalmente, pero aclara que las propuestas no solamente deben estar asociadas con asuntos circunstanciales, como derecho a replicar en debates o a ocupar cargos de control político durante un año, “sino que debe haber acceso a medios y a espacios políticos para que se consoliden otras tendencias”.
En cambio, para Barreras este tema no debe ir incluido, pues es una ley estatutaria y, aunque reconoce su importancia, dice que debe pasarse aparte.
Para los políticos consultados es vital que la reforma presente aspectos de fondo y que garantice que no se toque la Constitución durante al menos ocho años.
Este tema resulta vital, pues, en los poco más de 19 años que lleva vigente la Carta Magna, se han tramitado más de 33 reformas constitucionales, número inclusive superior al total de reformas vitales que tuvo la Constitución de 1886 en más de un siglo de vigencia.

El lobby, pendiente
La reglamentación del ‘lobby’ sigue siendo un asunto pendiente. De hecho, el actual Ministro Germán Vargas Lleras presentó una iniciativa al respecto en su primer periodo como Representante a la Cámara, en 1994. Sin embargo, el Congreso sigue sacándole el cuerpo al tema.
Hasta la fecha, Vargas Lleras ha presentado siete veces la iniciativa para regular dichas prácticas. Falta ver si el Congreso le sigue la cuerda ahora como Ministro. La idea sería "elevar la actividad del ‘lobby’ a una práctica comercial, suscrita entre la firma del cabildeo y el cliente" y establecer procedimientos específicos para que se dé esta relación, en palabras del funcionario.
Una iniciativa de tal tipo obligaría a los ‘lobistas’ a profesionalizarse y agruparse en sociedades legalizadas. Además, buscaría la transparencia al establecer que los ‘lobistas’ deben aparecer en un registro público y rendir cuentas sobre sus estados contables, para hacerle seguimiento a cualquier acto de corrupción.

Otros temas
El vocero del Partido Conservador en la Cámara de Representantes, Telésforo Pedraza, insistió en que se diferencie la reforma política de la reforma a la justicia y que ambas se desarrollen con profundidad, buscando la permanencia de las transformaciones.
En una postura más personal, Pedraza propuso que se trabaje en el desarrollo de mecanismos de elección de mandatarios locales tras renuncias, destituciones y suspensiones. “Por ejemplo, que el Ejecutivo pueda elegir funcionarios de ternas presentadas por el Congreso o los partidos ganadores en elecciones”.
Esto es propuesto por Pedraza con el fin de aclarar el panorama político de las regiones, pues estima que con las interinidades se complican procesos administrativos fundamentales, como la firma de contratos para adelantar proyectos de inversión pública.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Por lo menos son discuciones

Por lo menos son discuciones de muchas ideas de muchas personas y no como de algunos vecinos de muchas ideas o problemas resueltos por "monopolio" de una persona!!
Esto es Democracia si son resultados sin "Intereses Creados Parciales"