Posible detrimento patrimonial en préstamo

30 de junio de 2017 12:05 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El préstamo por $250.000 millones fue aprobado por el Concejo Distrital, a través de Acuerdo 002 del 21 de marzo de 2014 para pavimentación, infraestructura educativa, infraestructura hospitalaria y canalización de drenajes pluviales.

En una actuación especial realizada por la Contraloría General de la República, se encontró que la Alcaldía de Cartagena habría pagado $2.500 millones por supuestas “comisiones de éxito” a favor de asesores externos, por adelantar gestiones que le correspondían a los funcionarios, durante el gobierno de Dionisio Vélez Trujillo.

De acuerdo con el ente de control, se trataba de la supuesta intermediación ante el sector financiero para la consecución de créditos bancarios para el Distrito, por $250.000 millones. Sin embargo, la Alcaldía contaba tanto con el personal, como con las herramientas técnicas y financieras para tramitar la solicitud sin la intervención de terceros.

La firma asesora SPS Asociados S.A.S. fue contratada por la administración distrital para prestar los servicios de “acompañamiento estratégico” y “analizar las mejores opciones de inversión de los recursos de la ciudad”, pero como contraprestación adicional por sus servicios, recibió el 1% de los créditos bancarios otorgados al Distrito.

La Contraloría señaló que el entonces secretario de Hacienda, Carlos José Granadillos Vásquez, suscribió el 24 de enero de 2014 un contrato de prestación de servicios por un valor total de más de $379 millones de pesos, más una adición posterior de $170 millones, y contemplaba pagos mensuales por $34 millones por concepto de honorarios.

Sin embargo, según lo indicado por el ente de control, además de las sumas pactadas dentro del valor del contrato de prestación de servicios, el numeral segundo de la cláusula tercera del contrato estableció un “componente de éxito” donde se pactó que al contratista le correspondía el 1% sobre los recursos debidamente contratados producto de la gestión realizada por el contratista en su gestión de estructurador de la operación de crédito público.

Por tratarse de una operación de endeudamiento de la entidad territorial, su aprobación no dependía de la gestión o acompañamiento de la firma asesora, sino de la autorización del Concejo Distrital de Cartagena.

Contrato se suscribió después

El exalcalde Vélez Trujillo pidió al Concejo autorización para solicitar los $250.000 millones, petición presentada desde el 8 de enero de 2014, por lo que la operación de crédito ya hacía parte de los planes y programas del Distrito, sin la intermediación o gestión de firma asesora alguna.

Además, el contrato con la firma asesora se presentó con posterioridad a la solicitud presentada ante el Concejo Distrital. Es decir, el procedimiento para obtener los recursos había sido iniciado por la Alcaldía, y sin embargo el exsecretario de Hacienda Distrital pactó el supuesto “componente de éxito”.

Adicional a esto, el Concejo nunca autorizó el pago de honorarios con los recursos obtenidos de la operación de endeudamiento. A pesar de ello, en el contrato se pactó que “el componente de éxito se pagaría contra el primer desembolso del crédito”, lo que contrariaba la destinación expresa que había autorizado el Concejo Distrital (pavimentación, infraestructura educativa, infraestructura hospitalaria y canalización de drenajes pluviales).

Finalmente, la Contraloría concluyó que la contratación no era necesaria porque el Distrito ya contaba con los indicadores financieros necesarios para acceder a la banca privada en busca de recursos y  con las calificaciones de riesgo exigidas para la aprobación de los créditos. Así lo había certificado la misma Secretaría Distrital de Hacienda, desde el 8 de enero de 2014, con la documentación que aportó para que fuera presentada en los bancos.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS