Protestarán por cierre de la zona norte de Playa Blanca

15 de mayo de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Como arbitraria e incomprensible define la comunidad de Playa Blanca, en Barú, la medida de cerrar la zona norte por siete meses para proteger el ecosistema de las tortugas carey. Argumentan que hay una conexión entre la naturaleza y el ser humano, mucho más si de ellos se trata porque tienen años trabajando allí.

Mientras el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible ultima los detalles para sacar la resolución con la medida, los habitantes de las zonas insulares organizan una protesta pacífica marítima para que los tengan en cuenta. Esta sería desde los alrededores de la entrada de Bocachica hasta el borde costero de Playa Blanca.

“Mañana -hoy- nos reuniremos para programar la protesta. No hay acercamiento que permita al ministerio analizar la medida que se ha tomado, dado que nosotros no compartimos que ese principio de precaución sea utilizado sin tener en cuenta nuestras particularidades como comunidades étnicas”, aseguró Wilman Herrera Imitola, abogado de la comunidad de Playa Blanca.

Para ellos, lo ideal es analizar en conjunto los impactos positivos y negativos, ambientales, sociales y culturales de la medida.

Opiniones divididas

Ayer, cientos de personas visitaron la playa y en un puesto estaba Milciades Carnaval preparando cócteles de camarón. Aunque ha escuchado sobre la medida destacó que a él no le afectará, pues no trabaja en esa zona. “La verdad es que no tengo nada que ver con eso de allá atrás. Eso estaba despejado, pero ahora está ocupado por nativos y no nativos”, manifestó Milciades.

Cuando se refirió a la afectación del cierre, su compañero Wilson Pacheco lo contradijo pues, para él, sí se verán afectados. “Si cierran la zona norte, el personal que trabajaba allá se viene para este lado, entonces estaremos más invadidos”, dijo Wilson.

Aunque no hay un censo, los habitantes calculan que cerca de mil trabajadores de Santa Ana, Ararca, Bocachica, Tierrambomba y Caño del Oro que viven del turismo.

Dispuestos a participar

El sábado, los propietarios de Playa Blanca ejecutaron una jornada de limpieza, pues consideran importante tener el balneario limpio para su conservación.

De acuerdo a este trabajo que, supuestamente, realizan desde hace algún tiempo, exigen participar en el modelo de desarrollo sostenible que pretende realizar el Minambiente, basado en la Ley 70 de 1993.

“Debemos participar dentro del plan de manejo ambiental. Si necesitamos capacitación técnica, la recibimos. Que se convierta en un sitio ecoturístico, que no sea privado. Se presume que hay intereses particulares y que serviría para que la medida no solo quede en siete meses sino que la alarguen”, resaltó el representante legal.

No entienden
El Minambiente tomó la decisión porque pese a las medidas que han establecido las autoridades locales, las tortugas siguen siendo ahuyentadas y maltratadas por los bañistas, así como por las embarcaciones.

Sin embargo, William cuestionó que de qué manera el ministerio determina que las tortugas realizan su proceso biológico en una sola zona si lo hacen en toda la playa.

“Nosotros no entendemos cómo, si la tortuga a través del tiempo ha convivido con la gente de Playa Blanca. El principio de precaución lo que busca es eso, unos riesgos que no son determinantes, que no han sido evaluados y se presume que si no se toma esa decisión, se le hará un daño a las tortugas cuando no debería ser así”, puntualizó William.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS