“Quien Te Ve”, un particular caballo de San Pelayo que enamora a Cartagena

23 de febrero de 2014 02:02 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Muy temprano, Manuel Plazas, peina su caballo, revisa los cascos, lo ensilla y le coloca una rienda para conseguir el pan de cada día. Después de prepararlo, Plazas se pone una camisa a cuadros, un poncho y ajusta sus mejores pantalones. Sabe que su equino es un tanto nervioso y por ello debe hacer todo lo posible para que se sienta cómodo.

Después de todo el proceso, Manuel está listo y sin más monta a “Quien te ve” y empieza un acto de inmersión en la piel del equino para generar un vínculo emocional que permita una mejor comunicación entre ambos.

Literalmente, Manuel y “Quien Te Ve” son el mismo. Así sale todos los días montando su corcel que muchas veces se pone rebelde por la admiración que causa entre los transeúntes y curiosos que se arriman a observarlo.

Lo más interesante del show de este vaquero, es que el animal no es ningún ser vivo obligado a llevar a cuestas a su amo. Se trata de un disfraz muy bien diseñado con el aspecto de un caballo que sorprende por su realismo.

EL DISFRAZ

Manuel cuenta que este personaje nació en el año 1990 en un Festival del Porro gracias a la idea de su hermano y su mamá quienes por ese entonces le sugirieron un disfraz que no sólo fuera de vaquero sino que también tuviese su propio caballo.

Con materiales reciclables construyeron el disfraz que representaba un enano montado en un caballo y terminó siendo toda una sensación entre los asistentes al Festival. Desde ese entonces, Manuel no solo ha seguido representando el personaje sino que ha ido mejorándolo con el pasar de los tiempos.

El disfraz consta de varios mecanismos sencillos que permiten darle movimientos característicos de un animal vivo. Con pequeños trucos, Manuel es capaz de mover los ojos, las orejas, la cabeza, la cola y hasta hacer que el caballo respire agitadamente.

El atuendo está construido con elementos desechables y reciclables como alfombras y telas usadas, caucho, elásticos, y bolas de desodorantes roll on, que usa para los ojos. Los materiales trabajados y las partes móviles del caballo le dan un aspecto y apariencia muy realista al personaje.

UN PROCESO DIFÍCIL

El creador de este disfraz , dice que perfeccionar el personaje a este punto no fue tarea fácil ya que el animal en un principio tenía un aspecto muy raro y la gente empezaba a compararlo con un pato, un avestruz, un carnero u otro tipo de animal.

“Me mamaban gallo y le ponían nombres pero yo iba pa’ lante y desde 2008 trabajé duro para darle un aspecto más realista al caballo. Ahora gracias a Dios ya no solo tengo uno sino varios caballos de diferentes colores que se parecen mucho a los de verdad”, afirma Manuel montado sobre el animal que se balancea nerviosamente por la presencia de un completo extraño con pinta de periodista.

SU TRABAJO

Manuel cuenta que ya no solo participa en el festival del Porro sino que también asiste a muchos otros eventos como exhibiciones equinas, cabalgatas, competencias y además es contratado para eventos de entretenimiento como horas locas, fiestas de niños entre otras actividades relacionadas.

Cuando no está animando algún evento, se le puede encontrar paseando por los sectores turísticos de la ciudad como el Castillo de San Felipe, donde los turistas se asustan al ver que el animal ficticio a veces se pone nervioso y lanza patadas al aire que nunca golpearán a nadie. Sin embargo, y a pesar del susto, los turistas no dejan de reirse y tomar fotos y videos con el peculiar caballo de San Pelayo.

UN SUEÑO

Manuel es un hombre que está en contra del maltrato animal y valora la cultura campesina de sus ancestros. Comenta que a través de este personaje busca sonrisas honrando la práctica de la vaquería sin lastimar a ningún ser vivo.

Este hombre que todos los días recorre los barrios y semáforos de Cartagena aspira a tener una fundación donde los niños tengan la oportunidad de crear disfraces originales promoviendo la cultura y estimulando la imaginación de los mismos.

Mientras el caballo hace un resoplido y se aleja a paso fino, Manuel continúa sus aspiraciones al reconocer que le ha ido muy bien y agradece a Dios esta oportunidad laboral que le permite  mantener a su familia.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS