Recupera su vivienda tras 10 años de litigio

04 de junio de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Julio Sánchez García, mayor retirado de la Armada, por fin podrá disfrutar del inmueble que compró hace diez años en el Centro Histórico, al que nunca pudo entrar porque se lo impedían sus copropietarios.

La orden de entregar la casa, que ya figura a nombre de los hijos de Sánchez, la otorgó el Juzgado Octavo Civil del Circuito de Cartagena, que comisionó al Inspector de Policía de la zona a desalojar el inmueble, hasta hoy habitado por extraños, como parte de un proceso divisorio, en el que el Mayor retirado adquirió la totalidad del inmueble.

“Trataron de robarme la propiedad”

El mayor retirado compró la mitad de la propiedad de 600 metros cuadrados, en la Calle de La Tablada, a un par de hermanos que la habían heredado.

Aunque se aseguró que la compraventa era legal, después de hacerla efectiva, los dueños de la otra mitad alegaron ser propietarios de todo el inmueble.

La situación desencadenó demandas en la Fiscalía interpuestas por el reconocido abogado penalista Hernando Osorio Rico, quien defendía a los supuestos dueños.

El abogado acusaba a los herederos de fraude procesal y más tarde interpuso demandas por el mismo delito contra los hijos de Julio Sánchez, quienes son hoy dueños de la propiedad.

Ante el horror de sentir arrebatado lo suyo, Sánchez comenzó sus estudios de Derecho y defendió a sus hijos en todos las procesos penales.

“Todo esto se prestó para que un cartel de corrupción de la ciudad, liderado y orquestado por el abogado Osorio Rico, tratara de robarse la propiedad, en contubernio con funcionarios públicos”, afirmó Sánchez.

El hombre indicó que por este caso, uno de sus hijos fue detenido en el aeropuerto El Dorado cuando regresaba del extranjero a pasar Navidad con sus padres: “Esto ocurrió por manipulaciones de este abogado porque ya los procesos habían terminado desde hacía un año, a favor de nosotros”.

Sánchez recibe los derechos sobre su casa tras 12 fallos de la Fiscalía en los que él y sus hijos fueron acusados de fraude procesal  y dos más del Tribunal Superior de Bolívar, todos a su favor.

“Estás personas inescrupulosas se empeñaban en quedarse con la casa”, comentó.

El afectado señaló que la cliente del penalista Osorio, tiene medida de aseguramiento, se le dictó resolución de acusación y está a la espera de que se le inicie juicio por el delito de falsa denuncia contra persona.

El mayor retirado aseguró que espera que Osorio Rico responda por este mismo delito ante la ley.

El Universal intentó contactar a Hernando Osorio Rico para obtener sus declaraciones sobre este caso, pero fue imposible comunicarse con él. Este medio queda atento a la versión de la contraparte.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS