Indicadores económicos
2017-12-12

Dólar (TRM)
$3.013,99
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.555,30
UVR, Ayer
$251,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$57,99

Estado del tiempo
2017-12-12

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:52

Marea max.: 17 cms.

Hora: 08:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 05 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-12

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
9 - 0 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Se han instalado más de 500 bolardos cerca a las murallas

En octubre del año pasado para la protección de las zonas cercanas a las murallas y evitar el parqueo indebido en estos sitios, la Escuela Taller Cartagena de Indias (ETCAR), encargada de la administración de las fortificaciones de la ciudad, empezó la instalación de bolardos. A la fecha van 522 bolardos.

En el balance de trabajo realizado hasta los primeros días de mayo, la ETCAR sostuvo que esa cifra se logró con la sumatoria de los 349 bolardos instalados el año pasado y los 173 que se llevan este año.

Los bolardos de este año se han hinchado en así: 73 desde la Puerta del Baluarte de Santo Domingo hasta el Baluarte de Santa Cruz, y 100 entre el Boquetillo y La Tenaza. Los del año pasado se erigieron frente a los baluartes de  San Ignacio, de San Francisco Javier, de Santiago Apóstol y de Santo Domingo.

El arquitecto restaurador Mario Zapateiro Altamiranda, director de Obras de la ETCAR, señaló que para finales de este mes se prevé haber instalado 403 bolardos que cubrirían  604 metros lineales de los sectores de murallas en las que se ha trabajado este 2016.

 “Las zonas contiguas a las murallas en las que hemos instalados estas protecciones han sido retomadas por la ciudadanía, por ejemplo, para la práctica deportiva, lo cual celebramos, dado que la idea es que el patrimonio construido de la ciudad sea vivo y sea apropiado cada vez más por cartageneros y visitantes”, asegura Zapateiro Altamiranda.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Paleativos costosos.

¿De qué sirve esa medida si las personas sin conciencia ciudadana parquean sobre el andén y demás espacios públicos sin asomo de remordimiento? Ya verán en temporada alta la línea de carros estacionados sobre el andén a todo lo largo de la fila de bolardos, garantizado. Hay que invertir en educación para generar cultura ciudadana.

SI DE QUE SIRVEN?

si de sirven si en una ciudad tan turística como cartagena don de a el turista que es la fuente de mayor generación de empleos de la ciudad no le brindan una alternativa viable para parquear en las temporadas altas y se ven obligados los turistas a parquear donde sea..porque entre otras cosas hay esta el mayor numero de comparen dos y de foto multas que aplican en en las temporadas altas.aduciendo que esta prohibido parquear en ciertas zonas de asistencia masiva como es el centro histórico..el distrito debe buscarse un gran lote donde se le pueda dar la alternativa legal y ordenada de parquear y así no congestionar tanto el centro y bacagrande

Solucion.

Me parece bien que se instalen estos bolardos, asi evitar que las personas parqueeen sus vehiculos cerca a las murallas, para que no vayan tener algun problema de deterioro. Lo que si es verdad, una solucion al parqueo de vehiculos, mas a los turistas que llegan y no tienen sitio donde guardar, mientras recorren el Centro Historico.