Indicadores económicos
2017-08-21

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-22

marea

Marea min.: -7 cms.

Hora: 06:24

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-08-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - -
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Secuelas de chikungunya, a tratarse con especialistas

Son muchas las personas que después de haber tenido chikungunya siguen con dolores y molestias en las articulaciones de manera permanente. Sara Contreras es una de ellas. Tiene 50 años, se contagió con la enfermedad el pasado mes de noviembre y 5 meses después todavía siente dolor en sus rodillas y muñecas. Incluso hay días en los que se le dificulta caminar. ¡Hasta cuando va me doler!, es la pregunta que se hace de manera constante.

¿Dolores perpetuos?

Según el informe del Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis), durante el año 2014 se reportaron 9.725 casos de chikungunya en Cartagena, una de las ciudades más afectadas del país con la esta enfermedad, transmitida por los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus, especies que también transmiten el dengue.

“De esta cifra, un gran porcentaje sigue padeciendo dolores e inflamación articular porque el virus libera sustancias inflamatorias en las articulaciones, las cuales generan dolor o molestias que van desapareciendo en la mediada que el cuerpo se defiende del virus, pero hay personas que, dependiendo del deterioro de sus articulaciones, la edad y el esfuerzo físico que hacen, pueden tener un mayor desgaste en estas. En este tipo de personas es que se perpetúan estos dolores, incluso con mayor intensidad”, asegura Augusto Maza Villadiego, médico internista del Hospital Universitario.

El rango de edad más frecuente en el que se ha detectado una tendencia a la permanencia de los dolores va de los 50 años en adelante. Quienes siguen padeciendo esta sintomatología después de tres meses de haberse recuperado de los demás síntomas, se encuentran en la etapa crónica de la enfermedad.

El chikungunya tiene tres etapas: la primera, llamada aguda, puede tardar hasta 3 semanas en las que se presenta fiebre, dolores articulares y brote cutáneo. La segunda es conocida como subaguda y la persona puede durar hasta dos meses con molestias articulares y la tercera es considerada una etapa crónica, en la que los afectados padecen dolores e inflamación permanentes en las articulaciones por más de tres meses, incluso años.

Atención integral

Quienes se encuentran en la última etapa no saben a ciencia cierta hasta cuándo van a padecer estos dolores, de hecho, algunas personas quedan con limitaciones físicas para realizar sus actividades, lo cual, en algunas ocasiones, les genera depresión o inestabilidad emocional.

“Por esta razón, toca manejar a los pacientes de forma integral. Deben ser tratados por un internista, un reumatólogo, en ocasiones por un ortopeda, un psicólogo y un psiquiatra, con el apoyo de la familia. Hay que hacer un trabajo educativo para entender que hay enfermedades que dejan síntomas por largo tiempo y que hay que aprender a convivir con ellos, porque los tratamientos que mandamos solo funcionan como paliativos”, explica Maza Villadiego.

Por este motivo, es importante que las personas consulten a los médicos y no se automediquen. Otra de las cosas que tiene en común las personas a las que pasados tres meses, siguen con dolores articulares a raíz del chikungunya, es que tomaron medicamentos sin prescripción médica durante la primera etapa de la enfermedad. Algunos AINE (antiinflamatorios no esteroideos) y corticoides, pueden tener efectos secundarios si no se saben administrar.

“Quienes crean tener la sintomatología deben acudir a los centros de salud, en especial las personas con enfermedades como hipertensión, obesidad, de tipo pulmonar, cardíacas o quienes sufren de diabetes, porque estas patologías se reactivan o agudizan con el chikungunya”, recomendó Maza.

En el 2015

Según el informe epidemiológico del Instituto Nacional de Salud (INS), hasta la semana 13 de 2015, se han reportado 331 casos de chikungunya y una posible muerte por causa de esta.

“Esta cifra se debe a que en este momento estamos en la fase endémica, ya la epidémica pasó, y  como no ha llovido, tenemos la infestación baja, sumándole a eso el trabajo que venimos haciendo en las comunidades. Los barrios que más se han afectado son San Fernando, Nelson Mandela, y Crespo, de tal manera que es un parte positivo a este momento, tenemos que intensificar nuestras acciones para que cuando llegue la primera ola invernal no se nos intensifiquen los casos”, recomendó Martha Rodríguez Otálora, directora del Dadis.

Dengue

De acuerdo al mismo informe epidemiológico del INS, tanto el dengue como el dengue grave o hemorrágico, trasmitido por el mismo vector del chikungunya, ha disminuido el número de afectados en el país, con respecto al mismo periodo en 2014.  En Cartagena, la disminución fue del 89%.

Sin embargo, se sigue alertando a la ciudadanía para que consulte los centros de salud cuando crea tener chikungunya, debido a que los síntomas de esta enfermedad son muy parecidos a los del dengue, el cual puede llegar a ser mortal o además, podría suceder que el paciente tenga los dos virus al mismo tiempo.

Temporada de lluvias

En épocas de lluvia puede haber un aumento de la reproducción del mosquito Aedes aegypti o Aedes albopictus, vectores del dengue y el chikungunya, debido a que se propician las condiciones ambientales.
Por esta razón es necesario que los ciudadanos se mantengan atentos  y sigan las recomendaciones socializadas por las entidades de salud, tanto distritales como nacionales.

Es importante que se evite tener espacios o recipientes que puedan contener aguas estancadas, usar repelentes, cubrir las extremidades, limpiar  zonas que alberguen escombros y maleza, y estar atento a cualquier síntoma de dichas enfermedades. Los niños y los ancianos son quienes deben estar más protegidos por su estado de salud vulnerable.

“Estamos atentos para tomar las medidas necesarias cuando llegue la primera ola invernal y que no haya un aumento en los picos de dengue y chikungunya en la ciudad”, concluyó Rodríguez Otálora.

 

Síntomas del Chikungunya y del dengue

Chikungunya:

Inicia con fiebre, acompañada de dolores en las articulaciones o artritis. También se presenta brote cutáneo, aveces con picazón. La mayoría de los pacientes se recuperan a las dos o tres semanas. En el caso de adultos mayores, niños y embarazadas hay mayores riesgos.

Dengue:

Se manifiesta principalmente con fiebre elevada, dolor de cabeza intenso, dolor en los globos oculares, dolores en los músculos y articulaciones, náuseas, vómitos y salpullido.
El dengue grave  puede llegar a ser mortal  porque causa dificultades respiratorias, acumulación de líquidos y hemorragias.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese