“Sería un error mayúsculo comenzar a enclavar marinas en zonas residenciales”

13 de julio de 2016 10:06 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las comunidades de Manga, Bocagrande y Castillogrande publicaron en este medio una carta abierta al alcalde de Cartagena, Manuel Vicente Duque, en la que califican como un “error mayúsculo” las instalaciones de marinas en sectores residenciales, señalan que es el Distrito quien debe aprobar las solicitudes que han presentado particulares para instalarlas -no la Dirección General Marítima (Dimar)- y le recuerdan al mandatario que en reiteradas ocasiones dijo que las marinas mientras él estuviera en el poder no iban.

En el documento publicado hoy en nuestro diario impreso, las comunidades enfatizan en que no están opuestas al desarrollo de la ciudad y que las marinas “son proyectos de infraestructura turística de la mayor importancia. Pero lo que no es aceptable es que los intereses particulares detrás de las marinas se impongan por encima del interés colectivo”.

¿Cuál es el temor? El temor de la comunidad es que al ser este un proyecto de gran impacto se generen perjuicios en materia de movilidad, medioambiental y de seguridad en esta zona que al ser residencial, consideran no tiene los espacios apropiados para estas instalaciones que atraerán un público y un tráfico masivo.

Sugieren que al ser la Bahía de Cartagena, un cuerpo de agua con 82 kilómetros cuadrados de extensión,  hay otra gran cantidad de sitios protegidos donde se pueden montar marinas construidas con los más altos estándares internacionales.

Así mismo apuntan que antes de tomar alguna determinación se analicen o se actualicen los expedientes en trámite ante la Dimar, pues algunos de ellos están soportados con documentos expedidos desde hace muchos años. Agregan que la Dimar “no puede utilizar y cambiar el uso de los paseos peatonales que son de uso público, como se pretende hacer con la proyectada marina de Castillogrande, para beneficiar a un particular”. Para marzo de este año habían 25 solicitudes en trámite presentadas por particulares (Lea aquí: Dimar evalúa marinas en Tierrabomba y Barú).

PLANTÓN ESTE JUEVES
Para mostrar su posición ante las solicitudes de instalación de marinas presentadas por particulares, con las que no están de acuerdo, las comunidades de Manga, Bocagrande y Castillogrande citaron a un plantón mañana jueves a las  11:30 de la mañana en el Hotel Almirante Cartagena Estelar en Bocagrande durante la reunión que tendrán Germán Vargas Lleras, vicepresidente de Colombia, y Manolo Duque (Lea aquí: “Las marinas no son un lujo, son una necesidad”: Asociación Náutica de Colombia).

El llamado que hacen es a que lleven banderas de Cartagena, pues “nos roban la Bahía de Cartagena”, que porten camisetas amarillas, verdes o rojas y a que realicen pancartas con cualquiera de estas frases:

  • No al robo de la Bahía de Cartagena
  • Vargas Lleras dediquese a solucionar los problemas del país. no a apoderarse de la Bahía de Cartagena
  • Señor alcalde primero la gente de Cartagena
  • Cartagena 'la heroica' de pie.
  • No al robo de la bahía
  • Vargas Lleras a trabajar por el país no por su bolsillo.
  • Vargas Lleras persona no grata en Cartagena
  • La Dimar no es la dueña de la Bahía de Cartagena
  • La bahía es un bien público para el uso y goce de todos.
CARTA ABIERTA AL SEÑOR ALCALDE DE CARTAGENA DE INDIAS

Cartagena de Indias, D.T.C., 12 de julio de 2016

Señor doctor
MANUEL VICENTE DUQUE
Alcalde Mayor de Cartagena
La ciudad

Apreciado Señor Alcalde:

Nuestras comunidades de Manga, Bocagrande y Castillogrande tuvieron la oportunidad, en varias reuniones realizadas con su presencia, de conocer de su propia voz la decisión de que las marinas “NO VAN”, mientras usted fuese Alcalde de Cartagena de Indias, en razón a las afectaciones en la movilidad, medio ambiente y seguridad que dichos proyectos ayudarían a incrementar en detrimento de la calidad de vida de los residentes de esos barrios. 

Como nuestro propósito es colaborar con su gobierno para el logro de este fin de interés ciudadano, respetuosamente nos dirigimos a usted para hacerle unas consideraciones sobre este tema tan vital para el bienestar de los cartageneros:

1. Es importante que su equipo de trabajo revise minuciosamente todos y cada uno de los expedientes en trámite ante la DIMAR, "pues algunos de ellos están soportados con documentos expedidos desde hace muchos años", lo que obliga a su análisis y actualización.

2. Los conceptos emitidos por la Secretaría de Planeación Distrital de la administración anterior contradicen los impactos reales que las marinas le representan a los residentes de los tres barrios y sus alrededores. Ello ha dado pie a que altos dignatarios del gobierno nacional se expresen a favor de las marinas que se pretenden construir en las orillas de la Bahía de Cartagena sin profundizar en las implicaciones que ello tiene.

3. La DIMAR no tiene facultades para reglamentar leyes, como lo hizo con los procedimientos para aprobar o improbar marinas. Las funciones de la DIMAR son de asesoría y dirección técnica. La potestad de otorgar concesiones es condicionada, por cuanto requiere de decisiones previas de carácter ambiental, de las entidades territoriales y de las organizaciones étnicas, en caso que se impacten sus territorios o áreas de influencia. Por lo demás, la DIMAR no puede utilizar y cambiar el uso de los paseos peatonales que son de uso público, como se pretende hacer con la proyectada marina de Castillogrande, para beneficiar a un particular.

4. Con base en los puntos anteriores, nos permitimos hacerle las siguientes sugerencias:

a. Los interesados en las marinas deben entregar los Planos de Construcción (Artículo 2-a de la Resolución DIMAR 0489 de 2015) de los proyectos. La DIMAR no puede aprobarlos sin antes someterlos al escrutinio del Distrito, según lo establece la Ley 388 de 1997 y decretos reglamentarios. El Distrito es la instancia que tiene la facultad de aprobar o rechazar cualquier intervención en su territorio.

b. La Licencia Ambiental y/o el Plan de Manejo Ambiental (Artículo 2-c de la Resolución DIMAR 0489 de 2015) no se puede dejar a un lado, a la luz de estudios recientes de la Contraloría General de la República sobre los muy graves niveles de contaminación de la Bahía de Cartagena. Estos necesariamente deben ser considerados por la autoridad marítima.

c. Igualmente, los estudios ambientales pertinentes tienen que incluir la incidencia en la tranquilidad ciudadana que tendrían los ruidos que generarían el trasteo, la salida, arribo y atraque de embarcaciones; el trasiego de combustible; las reuniones sociales que se realizarían en los restaurantes que se pretenden construir en las marinas, y explicar ampliamente y desde el punto de vista de ingeniería sanitaria el descargue de los residuos sólidos y aguas servidas que traerán las embarcaciones. La DIMAR es simplemente un coordinador de los estudios ambientales.

d. Se debe exigir la entrega al Distrito de los estudios de movilidad (Artículo 2-d de la Resolución DIMAR 0489 de 2015) para cada marina. La situación del tráfico automotor y las dimensiones de la vía, tanto en la Avenida Miramar de Manga y como en la Avenida Chile de Bocagrande-Castillogrande, no resisten un proyecto que incremente la densidad y el flujo de vehículos. Mucho menos debe permitirse que se cercenen las vías con las zonas de parqueos y estacionamientos que requerirían estas marinas. Una marina es un proyecto de concesión, de manera que el Plan de Movilidad es de obligatorio cumplimiento, según el Decreto-Ley 1086 de 2006.
Aunque la falta de alcantarillado pluvial y las inundaciones que se producen en esas dos avenidas en épocas de marea alta y/o de fuertes aguaceros es un tema ambiental, no puede perderse de vista que está relacionado directamente con la movilidad, por lo que debe tenerse en cuenta en los estudios pertinentes.

Señor Alcalde: Los abajo firmantes y las organizaciones cívicas que representamos no somos opuestos a obras que impulsen el desarrollo de la ciudad. Las marinas son proyectos de infraestructura turística de la mayor importancia. Pero lo que no es aceptable es que los intereses particulares detrás de las marinas se impongan por encima del interés colectivo. Sería en error mayúsculo comenzar a enclavar marinas en zonas residenciales que son eso, residenciales, y que, por lo tanto, no tienen los espacios apropiados para instalaciones que atraerán un público y un tráfico masivos. La bahía de Cartagena, que tiene 82 kilómetros cuadrados de extensión, ofrece innumerables sitios protegidos donde se pueden montar marinas construidas con los más altos estándares internacionales.

Nos complace suscribirnos de usted, 

Cordialmente,

MARIA DEL PILAR LIAN - Presidente Junta de Acción Comunal Castillogrande
GINA OLMO de TRUCCO - Presidente Junta de Acción Comunal Bocagrande
JULIO ROMERO ALANDETE - Asociación Vecinos de Manga
WILLIAM MURRA BABUN - Comisión Control Social ACIEMBOL

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS