Indicadores económicos
2017-08-24

Dólar (TRM)
$2.986,88
Dólar, Venta
$2.875,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,48
Euro
$3.524,21
UVR, Ayer
$251,73
UVR, Hoy
$251,72
Petróleo
US$48,41

Estado del tiempo
2017-08-24

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 07:45

Marea max.: 12 cms.

Hora: 14:49

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 8 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-08-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Sigue enredo de lote del Distrito con inversionistas

La historia se remonta al año 2007 cuando el Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las zonas no Interconectadas (Ipse), subasta el lote de la manzana 154 en el barrio Manga, terreno que hoy ocupa Electricaribe.

La subasta, según la información entregada por el abogado Eduardo del Río, quien hace parte del proceso de Acción Popular en favor de la comunidad, termina con sentencia a su favor y en contra de una firma constructora de Bogotá.

Cuenta el abogado que dos años después de la subasta, el 19 febrero de 2009, Ipse hace la escritura 00532, a nombre de la Fiduciaria Helm Trust, vocera del Fideicomiso lote Manga. Anteriormente se había celebrado promesa de venta, en diciembre 13 de 2007.

Esta escritura, señala, está basada a su vez en la escritura 1.158 del 24 de diciembre de 1969, en virtud de la cual las Empresas Públicas Municipales de Cartagena entregan todas las propiedades que tenían a su nombre a (ICEL), entidad adscrita al Ministerio de Minas y Energía, reemplazada por el Ipse me-diante decreto 1140 del 29 de junio 1999.

En las escrituras, documentos procesales que tiene el abogado del Río, el bien inmueble fue vendido a ICEL por las Empresas Públicas Municipales, quie-nes no tenían la propiedad del inmueble. Del Río, después de hacer un estudio detallado del proceso, encuentra que en la escritura 1.158 de 24 de diciembre de 1969, no aparece el lote de la manzana 154, entre los entregados por las Empresas Públicas. En la escritura las Empresas Públicas Municipales entregan transformadores, edificaciones y otros elementos, pero no el terreno, que no aparece registrado a su nombre, y si no era la propietaria, mal podía haber veni-do el inmueble.

Lo que llama la atención es que en la nueva escritura, la 00532, sí aparece relacionado dicho lote. Ante esto, el abogado decide presentar una Acción Po-pular para que el Distrito recupere el terreno, de su exclusiva propiedad, toda vez que nunca lo había transferido a otra persona.

Como consecuencia de esta acción legal, la Alcaldía, a través de uno de sus abogados, realiza un estudio de los títulos del inmueble, y lo envía al Juez de conocimiento, juez Sexto Administrativo del Circuito de Cartagena, en marzo de 2010. Los documentos señalan que las Empresas Públicas Municipales, ente autónomo y con Personería Jurídica, nunca tuvo el dominio del lote en Manga en que funcionaba la planta de energía eléctrica, por lo que el inmueble nunca salió del patrimonio del Distrito de Cartagena.

El concepto técnico lo elaboró la Dirección Administrativa de Apoyo Logístico, luego de estudiar los títulos.

Con la información en sus manos, el juez cita a audiencia de conciliación, a la que asistieron los abogados de Ipse, Helm Trust, la Procuraduría, el Dis-trito y el abogado que instauró la acción popular. En ese encuentro, el 17 de febrero, el Comité de Conciliación del Distrito le confirma al juez que el lote es de su propiedad y así lo acreditó en la diligencia.

“Así se reabre un debate que viene desde el 2007, año en el que la ciudadanía, representada en Asomanga, pide que construyan un parque en esa área, cosa que mira con buenos ojos la Alcaldesa”, dice Eduardo del Río.

Entre los documentos que tiene el abogado hay uno en el que Electrocosta dice antes de la subasta que no entregaría el lote, y Electricaribe, efectivamente no lo ha entregado. A sabiendas de todo este conflicto, el IPSE hizo entrega formal del terreno.

Lote del Distrito

A juicio del abogado, sobre estos terrenos nunca se hicieron escrituras válidas aunque pudieran tener la apariencia de que las han sido.

“El Distrito elaboró una escritura, de manera irregular, pues no lo hizo mediante la Ley Tocaima, u otra parecida que lo legitimara para tal fin. En esa ocasión, el Distrito dijo que los terrenos, linderos y medidas eran suyos, y que además los transfería a ICEL”.  Señala el abogado que ese trámite nunca se realizó legalmente, no se midió el lote, no hubo linderos ni medidas, y no hubo folio de Matrícula Inmobiliaria. Por ende no existió un contrato válido del bien inmueble. Si un inmueble no tiene un folio de matrícula, ni nada que lo individualice e identifique, no puede haber venta, no existe esa transacción, y por ello el terreno nunca dejó de pertenecer al Distrito.

De una escritura a otra

Para Eduardo del Río, que en la primera escritura no apareciera el lote y en la segunda sí, se debe a una especie de cadena. Ellos (ICEL, Ipse y la fiducia-ria) debieron hacer su estudio y mirar cómo estaba todo el proceso. “Lo único que hicieron fue darse cuenta de que había una escritura que decía que sus an-teriores propietarios habían comprado el bien, y solo con eso realizaron la negociación, pero no se percataron que el lote no les había sido realmente vendi-do”. Ipse le vende a los nuevos inversionistas, pero no hubo registro en la oficina de Instrumentos Públicos.

Para el abogado, la irregularidad en este proceso comienza cuando se incluye en la nueva escritura el lote de la manzana 154. “La negligencia administrati-va arranca cuando el Distrito de entonces le pasa a Empresas Públicas un lote en Manga y no hace mediante escritura pública, y su registro público”, co-menta.

Si bien el Distrito celebra contrato general mediante el que transfiere a Empresas Públicas una serie de bienes, en el año 1969, cuando hacen la escritura, cada uno de los demás lotes lleva sus linderos, medidas y folios, menos el de Manga, en el que señala que lo que vende son plantas existentes, no inmueble en el que hay plantas eléctricas. La documentación fue llevada a la Oficina de Instrumentos Públicos, en la que erróneamente le asignan folio de matrícula y lin-deros que no son los reales. Así mismo, en las negociaciones posteriores, Empresas Públicas transfiere a ICEL y posteriormente esta a Ipse, y esta última a Helm, pero no revisan con diligencia y cuidado, la historia del inmueble y la documentación.

“Con la acción popular que presenté se le solicita al Distrito que recupere el lote”, explica el abogado.



POT

En 2007 cuando el lote entró a subasta, a todos les informaron que la manzana 154 de Manga, según el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), sólo autorizaba construcciones de máximo dos pisos y un altillo, sin que pudiera sobrepasar ocho metros de altura en el punto más alto de la edificación. Así consta en documento entregado por el Ministerio de Cultura a Planeación Distrital. “El acta número 15 de septiembre 25 de 2007 confirma que el Comité Técnico de Patrimonio de Cartagena solo aprueba dos pisos sin altillo para dicha manzana”.

No obstante, los inversionistas bogotanos que compran el lote presentan a Planeación Distrital un proyecto con una altura máxima de ocho pisos, solici-tud que deberá decidirse posiblemente la próxima semana.

Habla Planeación Distrital

Javier Mouthon, secretario de Planeación Distrital, se pronunció respecto al uso que se le puede dar al lote 154, en el barrio Manga, al lado del predio donde funciona una de las sedes de Electricaribe.

El funcionario explica que este terreno está identificado dentro del área de influencia del Plan de Especial de Manejo y Protección del Centro Histórico, y bajo la óptica del Plan de Ordenamiento Territorial, regulación vigente en esa porción de tierra a la que incluso puede darse uso comercial. “Pero como está cerca al Fuerte del Pastelillo y el desarrollo que se puede llevar a cabo allí, según el Plan de Ordenamiento es de máximo dos pisos; hay que mirar el Plan Es-pecial de Manejo y Protección del Centro Histórico, que analiza la temática respecto a los conos visuales y las áreas de influencia del cordón amurrado, por lo que se contempla la posibilidad de que sea aprovechado por la ciudadanía como un parque”, como lo solicita también Asomanga.

Dice el Secretario de Planeación del Distrito que este proceso está en etapa de definición y que se espera la visita del Ministerio de Cultura para revisar los estudios que se tienen respecto del lote y toda el área de influencia del Centro Histórico, para definir cuál sería la planimetría que se debe adoptar.

Según Mouthon, a la fecha no se ha presentado ninguna modificación del Plan de Ordenamiento Territorial para dicho terreno. “Actualmente no se contempla nada específico para este lote, que hace parte de la zona de influencia del Centro Histórico, como otros sectores de Manga, Pie de la Popa y Chambacú, los cuales entrarían en una reglamentación especial con el fin de evitar la contaminación paisajística y la afectación del entorno cultural. Se pre-tende fundamentar los usos y alturas para impedir los impactos que se vienen dando en estos momentos”.

¿De quién es el lote?

Para establecer su propiedad del lote, el Distrito adelanta un proceso jurídico y esa determinación tendría que hacerse bajo la óptica del poder judicial. “Lo único que podemos asegurar es el tipo de uso que se le está dando y que se le podría dar al terreno, y contemplar las posibilidades de desarrollo que ten-dría la ciudad sobre ese lote en particular”.

En cuanto a una supuesta disputa del lote con algunos empresarios de la capital del país, el funcionario sostiene que no está al tanto de los procesos de compra o adquisición de terrenos por parte del Distrito, pero que en el estudio hecho al área de influencia del Centro Histórico, se hizo un análisis por posi-bilidades de desarrollo del lote para lograr una normativa que sea aplicable y que permita que los ciudadanos puedan tener un mejor entorno urbanístico y paisajístico.

“Hemos analizado varias propuestas presentadas para este lote en particular. Se estudia la posibilidad de que se construya un parque, o un centro comer-cial. También hay una propuesta de cambiar su uso para que sea residencial y tenga compatibilidad con el entorno del barrio Manga. No tiene mucha fuerza el uso comercial, que puede ser complicado desde lo urbanístico y de tráfico”, explica Mouthon.



¿Qué es mejor?

Para el Secretario de Planeación, la inclinación que desde el punto de vista técnico y urbanístico se tiene respecto al uso del lote, es que sea residencial (compatible con el barrio Manga), o público, en el que se pueda construir un área de esparcimiento y recreación para la comunidad cartagenera en general y muy especialmente para el sector de influencia.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

DEFINITIVO ESTOS SON HECHOS

DEFINITIVO ESTOS SON HECHOS QUE MARCAN LA FORMA OLIMPICA COMO MANEJAN LAS PROPIEDADES DEL ESTADO COMO ES POSIBLE QUE PLANEACION LE DE CURSO A ESTE PORYECTO SIMPLENTE NO HACER NADA HASTA QUE DEFINAN EL PELITO PROVOCADO DEPRONTO CON TANAT CORRUPCION HASTA A DREDE SERA BUSCANDO CONSTRUIR EN ESTE BELLO ESPACIO.

Si entendí bien el lote es

Si entendí bien el lote es del Distrito, a los inversionistas que compraron el lote lo hicieron de buena fe y deben tratar de recuperar su dinero, Sera que no se perderá el lotecito?