Sin una protección costera firme la Avenida Santander está en peligro

19 de septiembre de 2016 10:37 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un futuro al que poco a poco se le va acabando el plazo. Menos playas, más mar y poca atención para la reestructuración y construcción de nuevos espolones que refuercen la protección costera de Cartagena. Esto alcanza a preocupar a más de uno, pero del que pocos tienen conocimiento y del que las autoridades parecen preferir no hablar.

Según estudios realizados por expertos en hidráulica, se estima que en unos 20 años, el mar aumente casi un metro sobre su nivel actual. Lo que representaría un daño irreversible en algunas zonas de La Heroica si no se pone en marcha el proyecto que busca la sustitución y mejora de los espolones. En Marbella y la entrada de Bocagrande, las estructuras están desgastadas y lo que hace aún más grave la situación es que entre el monumento de los Alcatraces y el monumento de Los Siete Mares no hay un solo espolón. Hay piedras que rodean la orilla de la Avenida Santander, que antes fueron un malecón, o protección marginal, pero que ya no protegen lo suficiente. Frente a la gravedad del caso, es probable que la avenida Santander desaparezca por no tener una protección costera firme mientras sigue subiendo el nivel medio del mar.

Según el ingeniero civil y magister en hidráulica, Enrique Chartuni, la necesidad de trabajar en la mejora de los espolones es urgente. “La última vez que los espolones fueron reestructurados fue en el 2002, cuando el alcalde era Carlos Díaz”, afirmó.

Chartuni explica que un espolón es una estructura de piedra sobre piedra, ubicada estratégicamente para resistir el golpe de la ola sobre ella. A veces son perpendiculares a la playa, en diagonal o en forma de “t”. Por lo tanto, el espolón se va deteriorando con los años. “El mar nunca descansa y todos los días, los espolones, reciben el golpe del mar. Eso los va debilitando y van perdiendo resistencia, altura y longitud. Por eso el agua empieza a meterse cada vez más a la carretera”, dijo.

ZONAS EN ALERTA

Desde Marbella hasta la entrada de Bocagrande se reforzaron las estructuras hace más de diez años. Así mismo, hicieron una protección de orilla entre el Monumento de los Alcatraces y el Monumento de Los Siete Mares. En ese entonces, año 2002,  “el Gobierno Nacional dio la plata para hacer el mantenimiento, porque las playas le corresponden a la Nación, no al Distrito”, afirmó Chartuni.

Sin embargo, desde el Distrito de Cartagena se debe hacer la gestión necesaria para hacer la reestructuración que permita, al mismo tiempo, generar espacios, en los que se pueda ampliar la avenida Santander. “Si no se genera playa y se corre el mar, no se puede pensar en la construcción de una vía. Si se retira el mar se puede hacer un túnel o una carretera, que fue lo que se hizo en Crespo. Esa es la función de la protección costera. Esas playas son nuevas”, agregó.

Marbella, El Cabrero y el tramo que hay entre los monumentos deben ser reforzados lo más pronto posible, según el experto. En el espacio en el que solo hay una protección marginal de orilla es más complejo hacer espolones, por la profundidad del mar en esa zona, lo que incrementa el presupuesto en cuanto a mano de obra, transporte y cantidad de piedras explotadas en las canteras. Pero existe otra estructura que también sirve para controlar el choque de las olas, como los rompeolas que van bajo el agua. Tienen la misma función de los espolones, pero no salen a la superficie, según Chartuni.

La primera y tercera avenida de Bocagrande son las zonas más vulnerables, por su cercanía a la orilla del mar.

“LA SOLUCIÓN ESTÁ DISEÑADA”

En 2011, la Alcaldía contrató los diseños de la protección costera que Cartagena necesita, desde el ahora Túnel de Crespo hasta la entrada a El Laguito por toda la zona de la playa. La Universidad de Cartagena presentó un proyecto en el que se definió una gran cantidad de espolones. Dentro de la propuesta también está incluida la ampliación de la vía, indicó Chartuni.

“Seguramente, van a reforzar algunos existentes, pero también están propuestos unos nuevos. Es un trabajo que se podría hacer por etapas. Se puede empezar por El Cabrero y Marbella, dependiendo los recursos, pero si no se hace la protección costera se va a perder la Avenida Santander”, indicó.

El cambio climático con el tiempo va causando un ascenso en el nivel del mar y provoca que las olas sean más grandes. Por esa razón es prioridad retirar el mar de la carretera.

El consorcio integrado por las firmas Movicon, Codifa, Atlante y Megaconstrucciones, plantearon otro proyecto, el Paseo Turístico Cartagena de Indias, hace cinco años. Con este, se busca garantizar la protección costera de más de 7 kilómetros, a lo largo de la Avenida Santander -incluyendo Crespo, Marbella y la zona amurallada del Centro Histórico-, Bocagrande y El Laguito. Carlos Segovia, gerente de Movicon, indicó que el objetivo del proyecto, valorado aproximadamente en 1 billón 200 mil millones de pesos, es solucionar la problemática de movilidad y fortalecer el turismo de La Heroica. (Lea aquí: Avanza proyecto de Paseo Turístico Cartagena de Indias)

El consorcio tiene plazo hasta el 18 de diciembre para presentar el proyecto completo, en su fase de factibilidad, al Distrito. Deben establecer el cierre financiero y las estrategias para gestionar los recursos.

Si el proyecto de la Universidad de Cartagena o del consorcio no se llevan a cabo, “en cinco años más, sin hacer la reestructuración de los espolones, las estructuras estarán demasiado deterioradas y podemos quedar sin playas desde Crespo hasta Bocagrande”, dijo Chartuni.

“Las obras se han demorado por falta de gestión, porque las playas son de la Nación. Donde no hay espolones, en este momento, con el paso de los años se empezaría a partir la vía o a deteriorar por debajo. Si la playa es más profunda las olas son más grandes y los costos también se incrementan”, finalizó el ingeniero civil. Quedó claro que la solución que se elija debe ser implementada cuanto antes.

¿QUÉ SON LOS ESPOLONES?

Son estructuras hechas de piedras especiales que se explotan en las canteras. Algunas podrían medir hasta un metro de diámetro y son transportadas desde Turbaco, con un peso aproximado de 500 toneladas. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS