Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Boda Real; una nueva era para la dinastía Windsor

-A A +A
 

Treinta años después de Carlos y Diana, el príncipe Guillermo y Kate Middleton protagonizarán la próxima semana en Londres otra boda planetaria de cuento de hadas ante 1.900 invitados, miles de periodistas y cientos de millones de telespectadores e internautas.



El enlace supermediatizado del viernes 29 de abril será la culminación de ocho años de noviazgo para Guillermo, se-gundo en la línea de sucesión a la Corona británica, y Kate Middleton, una joven de clase media preparada para conver-tirse en princesa, y tal vez un día también, en reina de Inglaterra. 

La ceremonia religiosa, por el rito anglicano, será celebrada por el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, en la abadía de Westminster, que en 1997 albergó el funeral de la madre de Guillermo, la princesa Diana, tras su repentina muerte en un accidente de coche en París.

Si ese trágico acontecimiento, un año después de su divorcio del heredero del trono, erosionó la monarquía, la boda de Guillermo, de 28 años, y Kate, de 29, dos jóvenes que se conocen bien y a todas luces se quieren, debería inaugurar una nueva era para la dinastía Windsor. 

“Guillermo y Catherine, como serán conocidos, están diciendo 'somos el futuro de la monarquía británica y vamos a ser un éxito'”, dijo a la AFP el cronista real, Robert Jobson. 

Ambos han suscitado un gran fervor popular en todas sus apariciones, y cientos de miles de personas -entre ellas mu-chos de los 600.000 turistas adicionales esperados para la ocasión en la capital- deberían congregarse en la ruta del cor-tejo nupcial en ese día festivo para mostrarles su cariño. 

Pero para los que no puedan desplazarse a la capital británica, el acontecimiento será retransmitido en directo por te-levisión a una audiencia global estimada en 2.000 millones de televidentes, y en streaming a través de YouTube a los internautas de todo el mundo. 

Kate concentrará todas las miradas al llegar a la abadía, donde el mundo debería descubrir por primera vez su vestido de novia, uno de los grandes secretos de la boda junto con los títulos de nobleza que recibirá la pareja. 

Allá le estará esperando Guillermo, probablemente vestido con el uniforme militar de la Royal Air Force (RAF) para la que trabaja como piloto de búsqueda y rescate, escoltado por su hermano Enrique, que también es su padrino. 

Las primeras filas del templo estarán reservadas para la familia real, encabezada por la reina Isabel II, y los padres de Kate, Michael y Carol Middleton, ex empleados de British Airways convertidos hoy en empresarios millonarios. 

La misma diversidad predominará entre el resto de invitados, que incluyen desde miembros de otras casas reales, como la reina Sofía de España hasta una antigua sin techo reinsertada, pasando por el primer ministro británico David Cameron, el cartero del pueblo de Kate y varios ex novios de los contrayentes. 

Tras la ceremonia, cuyo programa está absolutamente milimetrado como el resto de la jornada, los ya recién casados recorrerán los dos kilómetros que les separan del palacio de Buckingham en carroza destapada, especialmente si se confirma la mañana soleada que auguran los primeros pronósticos. 

La imagen más codiciada será el esperado beso de Guillermo y Kate en el balcón del palacio, que debería coronar la parte pública de la boda. 

Los recién casados podrán reunirse entonces con los 650 invitados al almuerzo ofrecido por la reina, antes de irse a descansar un poco para la cena seguida de un baile a la que asistirán los 300 más íntimos de la pareja. 

Desde que anunciaron su compromiso en noviembre, Guillermo y Kate han participado activamente en los preparativos y han supervisado personalmente “todos los detalles” con la esperanza que esta boda sea “un día del que todo el país pueda sentirse orgulloso”, según un portavoz del príncipe.

Para que la jornada discurra sin incidentes, Scotland Yard desplegará 5.000 agentes por toda la ciudad. Además de las posibles amenazas terroristas, la policía está preocupada por los grupos extremistas que han anunciado su intención de empañar las celebraciones con sus protestas.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64139 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese