Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Claudia Bahamón: Carisma grande en pantalla chica

-A A +A
 

Claudia Bahamón es ahora más colombiana que nunca, aunque vive fuera del país, y como no ha perdido la frescura y la sencillez que caracterizaron su paso por la pantalla chica, todos la recuerdan y la extrañan.

Su vida transcurre ahora entre pañales, estudios y viajes ocasionales, para intervenir en programas de televisión sobre moda.
En noviembre próximo, será la imagen de El Universal en la alianza noticiosa con RCN Televisión y RCN Radio, para el cubrimiento del Concurso Nacional de Belleza.
Claudia compró una casa en Cartagena, y en los últimos meses ha venido con frecuencia para supervisar personalmente la decoración interior y algunos toques definitivos de lo ella considera su refugio Caribe.
En un descanso de esa agotadora tarea, hablamos con ella.

¿En qué te encuentras actualmente?
—Estoy estudiando mi segunda carrera, Educación Temprana, en UCLA, motivada por Samuel (su hijo). Yo tengo una tía que es educadora y ella siempre me inculcó el tema de la educación. Yo crecí con ella, y cada ocho días me llevaba a mí y a una prima a conocer fábricas, yo me conozco todas las fábricas del Huila, de Bogotá, porque ella decía que no era tan importante aprender leer y escribir, como vivenciar las cosas, que es lo que ahorita se está tratando de implementar en la educación temprana. Los niños aprenden y retienen más en su memoria cuando ven la realidad.

¿Cómo te mantienes en forma? ¿Qué tal eres para el ejercicio?
—Ejercicio… ¡Ay, Dios mío!... Yo soy una persona que antes de estar embarazada, jamás en la vida hacía ejercicio, porque me daba sueño. Yo sentía que en vez de darme energía, me la quitaba. Pero después de dar a luz, uno se da cuenta que lo necesita y empieza. ¡Ay, Dios mío!, ahora sí toca hacer ejercicio y me puse a hacer la tarea –además en Los Ángeles, con más tiempo–, hago tres veces por semana pilates, combinado con yoga. También me conecto una máquina de ejercicio pasivo que me “electrocuta”, Simón (su esposo) siempre dice que parezco electrocutada todo el día.

¿Haces dieta?
—No hago dieta pero sí me cuido. Yo no sé cómo hacen esas niñas que dicen “no, yo no hago dieta”. Sin embargo, me doy mis gustos también, yo soy súper dulcera. Y como buena colombiana me encantan las harinas. El día que me como mi buen “pecado”, pues al otro día me cuido más de la cuenta.

¿Cómo te sientes en Los Ángeles?
—Vivo contenta, hay muchas facilidades para la vida en familia. Pero es una ciudad bastante impersonal, el mundo del entretenimiento es absorbente, empezando por ahí, pero yo realmente no lo siento, con todo y que mi esposo es director de cine. La gente trabaja en el celular, en el carro, las distancias son enormes, no hay un sistema de transporte público en el que puedas decir que te encuentras con mucha gente. En Los Angeles, si no tienes carro, no puedes vivir. Las empleadas del servicio todas tienen carro. Mi empleada tiene un carro mejor que el mío. A veces le digo: ¡No me monte al niño en ese carro, porque después se malacostumbra!

¿Hace cuanto dejaste las noticias de entretenimiento?
—Yo me fui ya hace cinco años de la sección de entretenimiento de RCN y la gente no lo ha sentido, porque hemos mantenido alguna vigencia entre el canal y yo, haciendo diferentes actividades. Estuve hasta octubre del 2004. Es curioso y súper bonito, porque ahora que estuve en Colombiamoda, me fui con un canal con el que yo trabajo para Latinoamérica y siempre hacemos especiales de moda y la gente me decía: “Ay, a mí cómo me gusta verla en las noticias”; y yo respondía: “Señora, pero es que hace cinco años no estoy”. La gente tiene mucha memoria.

¿La Arquitectura dónde quedó?
—La Arquitectura “me la quitó” el canal RCN. Cuando yo empecé a estudiar, no quería Arquitectura como tal, quería estudiar una carrera que se llama Arquitectura Efímera, la arquitectura para teatro y espectáculos al aire libre. Esa carrera no existe en Colombia, sino en Pamplona y cuando empecé mis prácticas, las hice trabajando con Felipe Sanín, que era lo más cercano a lo que me gustaba, pero realmente eso no es Arquitectura Efímera, eso es escenografía.
Yo me decía que cuando terminara me iba para Pamplona y me especializaba, y resulta que me cogió RCN, luego me llevó Simón, y entonces, ¡se fregó la Arquitectura!.
Solamente he hecho dos cosas con mi carrera, la remodelación de mi casa en Los Ángeles y mi casa en Cartagena.

¿Qué ha pasado con RCN?
—El canal es mi casa. Yo a ellos los conozco y les agradezco todo. Obviamente, le agradezco mucho al público, que es finalmente el que apaga o enciende el televisor. Pero de verdad le agradezco mucho a RCN.

¿Cómo decidiste renunciar y casarte?
—Esa fue una decisión muy difícil. Yo me conocí con Simón y a los cuatro meses me comprometí. Era una persona que no conocía lo suficiente, pero a quien quise enseguida, y tenía que tomar la decisión de que si me casaba, tenía que renunciar a un trabajo que tenía hace seis años y además me iba del país. Además, mi mamá, por un lado, me decía: “Nena, es importante la familia”; y mis amigas: “Nooo, estás en el mejor momento”. Sentía que me iba a enloquecer. Pero el amor me pudo y me casé y me fui.

¿Cómo fueron los primeros tiempos en Estados Unidos?
—Cuando llegué a Los Ángeles, casi me muero, comenzando por el idioma, yo no sabía decir ni “hello”, no sabía cómo comunicarme, quería hablar y no podía. Esa parte me dio muy duro. La soledad también, pues cuando tú llegas, no tienes amigos, tu esposo trabaja, no tienes hijos y sin poder salir del país por los papeles, entonces yo me sentía como en la cárcel, lloraba todo el día, llamaba a mi mamá cada rato, fue muy duro.
Me dediqué a estudiar inglés y un día decidí cambiarme el chip. El que no quiere no aprende, así que me metí en cursos de inglés y me vi toda la serie “24”. Y ahora ya estoy estudiando.

¿Qué tal ha sido ser mamá?
—¡Lo máximo!, o sea eso suena como a cliché, porque todas las mamás dicen lo mismo, pero de verdad es lo máximo. Yo me divierto todos los días con él, con todo lo que dice, con todo lo que hace, con todas sus monerías. Es lo más lindo del mundo, yo me muero por él.
Me inventé en Los Ángeles un “club de mamacitas”, porque me aterran los niños que son de familias latinas y no saben hablar español y no quiero que eso le pase a mi hijo Samuel. Entonces yo dije, bueno, la única manera de evitarlo es que los niños permanezcan mucho tiempo con gente que hable español, así que creé un club en el que yo soy la líder, nos vemos dos veces a la semana y es ahí donde pongo en práctica lo que estudio. Es como un costurero pero con niños.

¿Qué te mantuvo con los pies en la tierra?
—Mi papá es una persona tradicional, así como la gente costeña. Para él lo más importante es la familia, que uno se case, que tenga hijos, que uno sea fiel y todo eso. Me decía: Llega un momento en el que uno, si no tiene a alguien como mi papá, que lo esté aterrizando, empieza a elevarse. Si a ti nunca en la vida te han echado flores, si nunca en la vida te han dicho nada en la calle y de repente no puedes salir a la esquina porque todo el mundo comienza a pedirte autógrafos, corre el riesgo de subirse, y si no hay quien te vaya halando hacia abajo, te sigues subiendo hasta que te se vuelves insoportable. Si no hubiera sido por la familia que tengo, seguramente sería insoportable.

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64088 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese