Indicadores económicos
2017-09-26

Dólar (TRM)
$2.924,57
Dólar, Venta
$2.790,00
Dólar, Compra
$2.640,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.470,58
UVR, Ayer
$251,73
UVR, Hoy
$251,76
Petróleo
US$52,22

Estado del tiempo
2017-09-26

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 17:01

Marea max.: -6 cms.

Hora: 00:44

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Sociedad de Mejoras Públicas, con nuevo enfoque

Hace 93 años la “Sociedad de Mejoras Públicas de Cartagena” nació por iniciativa de un grupo de cartageneros, quienes tenían como objetivo incentivar en sus coterráneos el espíritu cívico y cultural. Al respecto, El Universal conversó con Elizabeth Campillo Jiménez, la directora ejecutiva.

¿Cuál es el nuevo enfoque de la SMP?
--Siempre ha sido y será trabajar por el bienestar de los cartageneros, en el sentido de ayudar a construir una mejor ciudad para todos. Esa misión queremos cumplirla desde tres líneas de trabajo:

La primera es incentivar la cultura ciudadana. Queremos seguir trabajando por el despertar cívico de los cartageneros, quienes tienen un potencial social gigante, pero debemos rescatarlo, para que nos reconozcan no solo porque tenemos una ciudad majestuosa, desde el punto de vista patrimonial, sino también por su gente. Los cartageneros tenemos que empezar a preocuparnos por el bienestar del otro.

La segunda línea es promover la sostenibilidad ambiental, enfocándonos a la preservación de las zonas verdes y de los cuerpos de agua. Históricamente, Cartagena ha crecido de espaldas a su riqueza ambiental. Anteriormente, los cuerpos de agua eran los patios de las casas, cuando pudieron ser el paisaje que hiciera frente con sus fachadas. Esa indiferencia hizo que perdiéramos gran parte del ecosistema tan valioso que tenemos, pero que aún podemos recuperar. Entonces, lo primero desde este enfoque es trabajar en procesos de formación y sensibilización hacia el medio ambiente.

La tercera línea consiste en seguir trabajando la preservación de nuestro patrimonio, pero ya no desde lo material sino desde lo inmaterial, en el sentido de ir preparando e inculcando a las nuevas generaciones en la importancia histórica y patrimonial de la ciudad. Pretendemos que los estudiantes, tanto del sector oficial como el privado, aprendan que debemos valorar por ejemplo nuestras Fiestas de la Independencia y todas esas manifestaciones que, de generación en generación, se han ido perdiendo.

Pero creemos que  es fundamental la participación de todos los sectores de la ciudad, y estamos dispuestos a acompañar los procesos que se den en ese sentido.  Aplaudimos las grandes iniciativas que desde diferentes frentes se vienen gestando. 

¿Por qué cree que se perdió el sentido de pertenencia que tenían los cartageneros de antes?
--Nosotros hicimos un ejercicio muy significativo cuando contratamos con Corpovisionarios (empresa liderada por Antanas Mockus) el primer diagnóstico de cultura ciudadana de Cartagena.

En esa ocasión se identificaron brechas grandes, como el fenómeno de la exclusión social, que es un problema fundamental, porque el cartagenero, a raíz de la evolución de la ciudad, no siente el Centro Histórico como propio.

Más bien siente que muchas zonas de la ciudad se han construido y preservado para el turista, mas no para el local; y esa percepción debe cambiar. Cartagena, antes que cualquier cosa, debe ser una ciudad para sus ciudadanos. Cuando el cartagenero logre entender que él hace parte de todo el ecosistema social de su ciudad, por supuesto que va a aprender a valorarla, apropiarla y a transmitir ese aprecio al visitante.

Tenemos claro que el reto es grande y que no se dará de la noche a la mañana, pero creo que vamos por un buen camino, pues no estamos solos en la tarea, ya que hay muchas instituciones que vienen trabajando para que esto también logre cambiar. Creo que la misma sociedad civil se ha dado cuenta, y es eso lo que más le pide a la Administración Distrital.

De hecho, nosotros hemos buscado con la Alcaldía espacios de apalancar un proceso de cultura ciudadana, materia que abarca muchos frentes, como regresar a la ética de los valores, al respeto por el espacio público y a pensar más colectivamente.

¿Cómo se desarrollarían las tres líneas que mencionó al principio?
--Ya hemos venido trabajando fuertemente para apuntarle al desarrollo de esas tres líneas. Tenemos aliados para desarrollar  un plan de cultura ciudadana. Se trata de un plan que no puede ser pensado con una intervención a menos de 36 meses, porque los procesos de transformación de comportamientos dan frutos a largo plazo.

En consecuencia, el éxito o el fracaso de una campaña que adelantemos solo podemos medirlo dentro de cinco o diez años, caso parecido al de Bogotá. Por eso mencioné el laboratorio de cultura ciudadana que logramos con Mockus, cuyo diagnóstico todavía está vigente y se convierte en una herramienta fundamental con la cual todos debemos trabajar. Ahí nos dimos cuenta de que no solo se detectó el fenómeno de la desigualdad sino también la corrupción y la apatía del ciudadano por preservar lo suyo.

Por eso considero que todo va enlazado. Pero ese es el insumo del cual nos estamos valiendo para construir, con instituciones aliadas, un plan de cultura ciudadana que contenga unas líneas de acción claras y concretas. No nos interesa que se quede en un bonito plan, sino que tenga su propuesta para implementarlo en la ciudad.

Claro está, necesita de una serie de recursos de los cuales no podemos disponer sin la participación del sector público y de muchos otros aliados. Cuando el local sienta que su máximo gobernante, la empresa privada, la academia y en general todos, están apalancando los procesos de transformación de su ciudad, eso hará que la gente reaccione y se motive.

¿Cuáles son las instituciones aliadas que usted menciona?
--Son entidades que ya tienen experiencia en sensibilización hacia la biodiversidad, como la Universidad de Cartagena y el Jardín Botánico Guillermo Piñeres, entre otras organizaciones que llevan años laborando en esos temas. Con ellas, queremos decirle al cartagenero que hagamos un borrón y cuenta nueva: el que destruye los mangles de pronto no lo hace por maldad sino por desconocimiento, porque ignora que el beneficio que el mangle tiene para él es mucho mayor que la utilidad que quiere darle cuando lo tala.

Es decir, el asunto es de educación. Por eso, en abril traeremos a Cartagena “Ciclo 7”, una campaña de sensibilización social respecto a la sostenibilidad ambiental en toda Iberoamérica, y nosotros nos unimos, porque cuando tú haces una campaña en donde se involucran países enteros, empiezas a transformar comportamientos.  En la SMPC soñamos con recuperar parques, generar espacios sanos de interacción social, que todos los barrios tengan un parque digno donde niños, jóvenes, adultos y ancianos puedan interactuar libremente.

Esos espacios terminarían convirtiéndose en laboratorios sociales para que, dentro de la misma ciudadanía, se construya cultura ciudadana. En cuanto a preservación patrimonial,  apoyamos todos los procesos que se están adelantando en Cartagena en esa dirección, para que todos comprendan la historia de su propia ciudad. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese