Indicadores económicos
2017-12-13

Dólar (TRM)
$3.029,75
Dólar, Venta
$2.818,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.564,80
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$57,14

Estado del tiempo
2017-12-13

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 01:21

Marea max.: 19 cms.

Hora: 08:43

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 12 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-12-13

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
1 - 2 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Celador que mataron en Flor del Campo fue amenazado

En Flor del Campo, un barrio construido por el Gobierno para damnificados del invierno en sectores como La Esperanza, La María, San Francisco y Lo Amador, se afirma que a Dilson González Díaz lo habrían asesinado pandilleros que con él cobraron su segunda víctima este año.

Sus compañeros de trabajo, vigilantes como él, fueron quienes escucharon del propio Dilson González Díaz las amenazas que recibió hace ocho días por culpa de su oficio.
En medio de los tragos que compartió con sus amigos, Dilson aseguró que le advirtieron que no querían verlo vigilar, que tenía plazo hasta el sábado para retirarse del sector donde trabajaba.
Dilson González, de 40 años, trabajaba como vigilante en ese sector desde hacía cuatro meses. A él le correspondía una manzana. Por cada casa recibía entre 1.000 y 1.200 pesos semanales.
El sábado, a las 2:45 a.m., mientras hablaba con un colega cerca del caño, esa zona de Flor del Campo quedó sin luz eléctrica.
Dos hombres encapuchados aparecieron en medio de la oscuridad y se le acercaron a los vigilantes. A uno de ellos le dijeron que se fuera, “que la cosa no era con él”.
A Dilson no le pronunciaron palabra alguna. Uno de los individuos le descargó un revólver. El celador recibió cuatro balazos, dos en la espalda y dos en el abdomen.
“No hay duda que estos tipos tenían planeado todo. Quitaron la luz para cometer el crimen. Ya sabían donde encontrarlo”, cuenta un alle-gado.
Aunque la Policía dice que investiga si el homicidio lo habrían cometido pandilleros que veían al celador como un enemigo para sus fechorías, no descartan otro tipo de situaciones como posibles motivos, entre éstos la venganza.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Para mi parecer, nada de

Para mi parecer, nada de venganzas, si fuera así no le hubieran advertido sobre el plazo para que se retirara. Lo que sí podria ser, era que desapareciera de alli, para ellos poder hacer sus fechorias delictivas. Mi pregunta: AJA! Y DONDE ESTÁ EL ESCUADRÓN DE POLICIAS QUE LLEGÓ A CARTAGENA PARA COMBATIR LA DELINCUENCIA? Ya con esto se deja ver que el problema está en la ineficacia de la policía.

NO JODA SEAMOS SINCEROS , NO

NO JODA SEAMOS SINCEROS , NO ME IMPORTA SI EL MAN ERA TRABAJADOR O BUENA GENTE , PERO ALGUNA VAINA MALA HIZO EL MAN Y CREYO QUE SE LES HABIA OLVIDADO , AVERIGUEMOS EL PASADO , QUE TAL ALGUNA SORPRESA EN LA VIDA DE ESE MAN , NO SE SABE ...

Es el mismo caso de los

Es el mismo caso de los desplazados de la violencia...o te vas o te matamos. Los criminales necesitan tiempo y espacio despejados para cometer sus fechorías y este señor muy seguramente era una piedra en el zapato para ello...

EL SABADO EN LA NOCHE ANDABAN

EL SABADO EN LA NOCHE ANDABAN POR DANIEL LEMAITRE EL POCO DE CASCOS NEGROS NUEVOS EN LAS MOTOS... ESO SE CREIAN LOS DUEÑOS DE LA VIA ANDABAN DEL LICEO DE BOLIVAR HASTA EL PASEO DE BOLIVAR A TODA VELOCIDAD... POR DANIEL LEMAITRE CASI SE LLEVAN A UNA SEÑORA POR DELANTE CUANDO HICIERON UN GIRO EN UNA ESKINA...