Indicadores económicos
2017-08-24

Dólar (TRM)
$2.986,88
Dólar, Venta
$2.875,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,48
Euro
$3.524,21
UVR, Ayer
$251,73
UVR, Hoy
$251,72
Petróleo
US$48,41

Estado del tiempo
2017-08-24

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 07:45

Marea max.: 12 cms.

Hora: 14:49

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 8 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-08-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Muere hombre herido en Villa Estrella

Para sus familiares la muerte de Oswaldo Marrugo Olivera no deja de ser extraña. Marrugo Olivera, de 33 años, fue herido en el atentado en el que un sicario mató a Reinaldo Mendoza Scott, el “Rey Coro”. El hecho sucedió el pasado 4 de diciembre en el barrio Villa Estrella.



Aunque los médicos dijeron al momento del ataque que su estado era grave, con el pasar de los días presentaba signos de recuperación, pero de un momento a otro falleció en la clínica Laura Carolina, donde estaba hospitalizado.  

El hecho en que resultó lesionado ocurrió cuando un sicario llegó hasta el Billar Terraza La Mejor Esquina. Allí estaban el “Rey Coro” y varios amigos tomando cervezas. El asesino llegó hasta el lugar, ubicó a su víctima y usando un arma con silenciador le disparó en cinco ocasiones.

Testigos dijeron en ese momento que el alto volumen de la música que se escuchaba en el establecimiento disimuló un poco el sonido de los dos primeros tiros, pero cuando se disponía a disparar por tercera ocasión el silenciador se desprendió de la pistola y la detonación alteró a la gente que estaba en el lugar.

 “El sicario como se vio sorprendido, empezó a disparar a la gente para abrirse paso, le dio a la mesera a un muchacho y a Os-waldo”, añade un allegado.

En ese momento Oswaldo miraba el partido Barcelona Fútbol Club del que era aficionado, mientras esperaba que le lavaran la moto en la que trabajaba para entregarla e irse a descansar.

Una de las balas entró por el pómulo derecho y salió por el izquierdo y otra en el muslo derecho.

“Es día cuando nos avisaron nos dijeron que estaba muerto. Después fue que me llamó un conocido para decirnos que estaba con él en la clínica”, narra un familiar.

Marrugo Olivera fue trasladado en taxi a la clínica Laura Carolina. Los médicos lo sometieron a un coma inducido durante cuatro días para bajarle una inflamación en el cerebro y poder operarlo.

El hombre despertó tres días después de ser intervenido por la herida en el rostro y desde entonces se mantuvo en recuperación en la Unidad de Cuidados Intensivos y esta semana sería pasado a una habitación para que se recuperara.

“Es extraño, el último reporte que tuve de él fue antes de ayer y estaba en recuperación lo único que tenían que hacerle era cambiar el oxigeno (…) los médicos dijeron que era posible que perdiera la memoria después de la operación, pero nada de eso pa-só, él nos reconoció a todos”, añade un familiar.

A pesar de que su estado era favorable el hombre falleció el viernes a las 3:45 de la tarde después de sufrir un paro cardiorrespi-ratorio. “La operación era riesgosa, pero el se recuperó de eso”, reiteran sus allegados.

El mototaxista residía en el sector Santa Eduviges, en el barrio El Pozón, y se dedicaba a este oficio hace tres años cuando per-dió en empleo en el área de servicios generales de la Terminal de Transportes de la ciudad.   



Los heridos

Las otras dos personas que resultaron heridas en el atentado, fueron baleadas en sus piernas y también llevadas a la Clínica Lau-ra Carolina. Una ellas es Karina Herrera quien permaneció tres días recluida en el centro asistencial. Del otro herido nunca se co-noció su identidad pero le dieron de alta a las pocas horas y según los familiares de Oswaldo Marrugo, desconocen su paradero y nunca ha regresado por el barrio.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

El problema no es mirar con

El problema no es mirar con indiferencia como los criminales hacen sus ajustes de cuenta, el problema es quedar accidentalmente en medio de los ajustes de cuenta.

ESO SE LLAMA DESTINO... Y

ESO SE LLAMA DESTINO... Y NO HAY NADA QUE PUEDAS HACER PARA REMEDIARLO