Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

En el móvil las videollamadas se hacen vía wifi

-A A +A
 

Hace un par de años las videollamadas por celular eran como un diamante en medio de un desierto. Poca oferta de equipos, con dos cámaras, una de ellas, frontal, y aún menos operadores dispuestos a masificar el servicio. Sin embargo, la tecnología insiste en dejar ver su brillo, y no propiamente por los medios tradicionales.

Ahora con aplicaciones gratuitas como Tango, Facetime y Sipdroid se puede
activar esta funcionalidad, dice Estiven Restrepo, director de Desarrollo de
Mdeplus. Agrega que esto se impulsa con la entrada de nuevos smartphones y
"muchos operadores se verán obligados a cambiar algunos paradigmas", frente a
esto.

¿Podrá la videollamada alguna vez despegar?, se pregunta Ramzi Abdine, gerente
de Mercadeo de Gemalto para América Latina. Cree que con las cámaras frontales
en más smartphones y aplicaciones estilo FaceTime, "es probable que sea la mejor
oportunidad de llevar esta tecnología muy lejos".

Hasta ahora el tema convoca. Sin embargo, depara sorpresas. Con la llegada de
Google TV, tal como se anunció la semana pasada, es posible que hagamos
videollamadas desde el televisor, dice Estiven.

EN EL TERRENO DE JUEGO

Facetime Vs. Tango: dos utilidades que se ponen a pruba en los smartphones
Felipe Báez, especialista en tecnologías, es un usuario asiduo de Facetime y
Tango. Analiza ambas utilidades:

Facetime: es una nueva aplicación para los iPod touch y el iPhone 4, ambos con
cámara frontal y micrófono incorporado para hacer videollamadas en WiFi.
Incluso, entre un iPhone y un iPod Touch de última generación.

Ventajas: Excelente calidad de video, audio limpio y claro (incluso mejor que
una llamada telefónica). No se necesita equipo adicional. Cuenta con la
posibilidad de crear listas de favoritos para acceder a contactos en iPods y
iPhones, y es probable que sea un estándar abierto para cualquier desarollador
para integrarlo con soluciones de telepresencia.

Contras: El hecho de que solo funcione con WiFi, lo que también tiene un lado
bueno porque si todos los usuarios del iPhone en un futuro lo hicieran sobre la
red 3G, colapsaría el sistema.

Tango: una aplicación por ahora gratuita que revisa qué contactos también la
tienen instalada e inicialmente activa la llamada de voz a través de la red de
datos del operador y luego permite elegir la opción para establecer el video,
entre iPhone y Android incluso.

Ventaja: Excelente calidad de video. Funciona sobre 3G y WiFi.

Contra: Necesita acceso a la libreta de direcciones. El audio es un poco ruidoso
y a veces el servidor no responde por congestión. Recomiendo tenerla instalada
como una buena alternativa gratuita.

EL FACETIME SORPRENDE EN EL IPHONE 4

La primera vez que probé la videollamada en un iPhone 4, a través de Facetime,
la hice con Felipe Báez, especialista en tecnología, situado en Brasil. Activé
el WiFi de la sala de redacción (cuyo canal de internet no supera los 2 MB),
busqué su número de contacto y con un dedo pulsé un ícono que me permitiría ver
a mi interlocutor al otro lado de la línea, sin costo.

Cuando me contestó, apareció una imagen suya nítida, con gran resolución y
cómoda, que abarcó toda la pantalla de 7 pulgadas del iPhone. Quedé sin habla
por unos segundos y solo atiné a sonreír. Ningún delay , esa espantosa tardanza
que se sentía en otras épocas, cuando se conversaba, vía un PC e internet, y la
respuesta a una pregunta no coincidía con los movimientos de los labios. Todo
sucedía en perfecta sincronía. Si quería tener una imagen del espacio donde
estaba, solo tenía que girar la pantalla, de vertical a horizontal; y si quería
saber aún más dónde estaba, hacía clic sobre un ícono a la derecha, que activa
la cámara trasera para hacer un paneo del entorno.

Durante los 45 minutos de una conversación fluida, dejé apoyado el iPhone en un
soporte acondicionado, aunque Felipe lo mantenía en un elegante accesorio.

Si entraba una llamada o debía realizar otra tarea, solo tenía que activar la
pausa en el video para atender la actividad sin interrumpir la llamada. Desde
entonces, busco quién tenga un iPhone para proponerle hacer un Facetime.
Reconozco que puede ser invasivo, cuando entra una solicitud de videollamada sin
haberla pedido o si se está en un momento, digamos, inadecuado. Creo que siempre
estará la opción de declinar una invitación o la de activar la magia del
Facetime. Una funcionalidad que atrapa.

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64199 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese