Indicadores económicos
2017-04-30

Dólar (TRM)
$2.947,85
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.203,70
UVR, Ayer
$249,07
UVR, Hoy
$249,11
Petróleo
US$49,33

Estado del tiempo
2017-04-30

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 10:31

Marea max.: 21 cms.

Hora: 02:37

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 05 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

La información digital no es segura: hay que asegurarla

Los discos duros fallan. Los CDs y DVDs se estropean. Las compañías que almacenan sus fotos en la web pueden fundirse

Los temores de Pommerenke pueden haber encontrado una solución ahora que un equipo dirigido por un economista de la Universidad de California en Santa Cruz lanzó una iniciativa sin fines de lucro que se describe como el primer servicio en línea de almacenamiento de información que garantiza que sus datos no corren peligro de perderse. 

“La gente tiene un falso sentido de seguridad”, sostuvo Pommerenke. “La información digital no es segura. Hay que hacer algo para asegurarse de que se preservará”, agregó.

Mucha gente piensa que cuando pone sus fotos en Facebook, su supervivencia está garantizada. En la última semana de 2010 los usuarios de Facebook colgaron 750 millones de fotos. 

No obstante, a medida que nuestros recuerdos se convierten en bits y bytes, los expertos coinciden con Pommerenke en que el riesgo de perder la información al equivalente de un incendio en el mundo digital es mayor que el de perder una caja con fotos viejas. 

Hay quienes dicen que es imposible garantizar que la información sobrevivirá para siempre. Ni siquiera un servicio como el de Pommerenke, que promete tomar todos los recaudos necesarios. Las computadoras son un fenómeno demasiado nuevo como para ofrecer ese tipo de garantías, dicen los expertos. Volvamos a hablar dentro de 100 años.

ALARMA ES PARA TODA INFORMACION

La alarma no se reduce a las fotografías únicamente. Audio, video, texto, blogs, actualizaciones del estatus de uno... todo es vulnerable en un formato digital. 

Las universidades llevan años investigando las mejores formas de preservar la información digital. A Pommerenke le preocupan más los recuerdos personales de la gente que la información de empresas e instituciones culturales. 

Su servicio, Chronicle of Life (Crónicas de vida) busca darle tranquilidad a la gente ofreciéndole las mismas garantías de las grandes instituciones. 

Dice que su servicio hace copias de la información a diario, semanal o mensualmente. El software revisa la información regularmente para asegurarse que los archivos que abrieron los clientes no se han corrompido. 

Lo que más piden los sectores que promueven la preservación de la información es que se hagan varias copias, a guardarse en distintos sitios. 

SIN GARANTÍAS

Guardar la información únicamente en discos duros, CD o memorias flash no ofrece garantías. 

“El tiempo se confabula en tu contra. El período de vida de todos los objetos es limitado”, afirmó Bill LeFurgy, quien dirige proyectos de preservación de datos en la Biblioteca del Congreso. 

Poner copias en servicios en línea ayuda a evitar las consecuencias de la destrucción de algún aparato, pero encomendar a una empresa la preservación de los datos conlleva sus propios riesgos. 

“Te prometen que van a seguir en ese ramo por mucho tiempo, pero nada es seguro”, dijo LeFurgy. 

“Todos los bits van a desaparecer. Hay que copiarlos constantemente. De lo contrario los perderás”, advirtió Tom Coughlin, especialista en preservación de información en el Valle del Silicio. 

La principal causa de la pérdida de información son los errores humanos más que cuestiones técnicas, según Victoria Reich, especialista de la Universidad de Stanford. 

Coughlin sostiene que a medida que avanza la tecnología digital y se hace más fácil crear y compartir información, resulta más difícil preservarla. 

Destaca que algunos de los métodos más primitivos de preservación de información, como las tabletas de arcilla de la antigua Sumeria y los jeroglíficos egipcios, sobrevivieron por miles de años casi sin mantenimiento alguno. 

“Creo que se ha demostrado que con buenas medidas es posible preservar la información”, comentó Coughlin. “Pero es mucho más complejo que mantener, por ejemplo, las pirámides”. 

 

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese