Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Nuevo Windows 8 tendrá cuota de la Universidad Tecnológica de Bolívar

-A A +A
 

Su acento es una mezcla de costeño mexicanizado, pues ya cambió el ¡ajá por el oraleee¡, y a pesar de la gran responsabilidad que lleva sobre sus hombros tras haber sido llamado a ocupar el cargo de Program Manager Engineer in Text de la Microsoft Corporation en Seatle, Estados Unidos, no pierde la alegría de haber nacido en el Caribe, en el barrio Crespo, frente al mar, mientras sus ojos se iluminan cuando nos cuenta sin prisa un cúmulo de experiencia —buenas y menos buenas— vividas a sus escasos 27 años de edad.

Se trata de Eduardo Castro Puello, Ingeniero de Sistemas de la promoción del 2006 de la Universidad Tecnológica de Bolívar, un ‘corajudo’ joven cartagenero que se atrevió a buscar su futuro en el país de los ‘manitos’, a pesar de no contar con los recursos necesarios para pagar sus estudios, vivienda, alimentación y transporte; a tal punto que en algunas ocasiones se tuvo que conformar con una sola comida al día: atún, pan y agua, porque no le alcanzaba para más.

Sin embargo, fue la experiencia en México lo que lo hizo más fuerte. No sólo se hizo magíster, sino que también se casó, tuvo un hijo, su propia empresa, su casa, fue docente del TEC de Monterrey, donde estudió su posgrado, y fue esta institución la que le sirvió de trampolín para lograr algo más que el sueño americano.

El mayor de tres hermanos —todos han estudiado en la UTB—, Eduardo Castro Puello participó en la convocatoria de Microsoft Corporation con varios ‘tesos’ de la India, China, Japón y otros países. Pero al final en una contienda sin cuartel, fue él el llamado a dar inicio a un nuevo proyecto de tecnología: el Windows 8.

A continuación trascribimos la entrevista realizada a Eduardo Castro Puello, este talento educado en las aulas de la Universidad Tecnológica de Bolívar, quien vino personalmente a contarle su conquista a la rectora, Patricia Martínez, y a agradecerle su formación a los docentes Moisés Quintana y Giovanny Vásquez. “Cuando me pusieron la prueba más dura, la última, se me vinieron a la mente las enseñanzas que recibí del profesor Quintana”, dijo mientras una amplia sonrisa le resplandecía en la cara.



Periodistas UTB ¿Cuéntanos cómo fue tu vida universitaria aquí en la Tecnológica de Bolívar?

Eduardo Castro. Fíjate, yo no es que haya sido el genio, no, yo entré como un joven normal, tocando guitarra con amigos en los tiempos libres, un estudiante común, la verdad no es que haya sobresalido desde el principio. Lo que sí me gustó desde siempre fue la parte de la matemática discreta que conocí con el profesor Moisés Quintana, y la programación, que son temas que siempre me habían inquietado mucho, lo que me motivó a aprender más sobre matemática discreta, tanto que mi primera publicación fue un libro sobre este tema. Esta publicación la realicé en conjunto con el profesor Moisés y la realicé para mis estudiantes de Tecnología en Sistemas de Información del Sena. Esta publicación surgió como una necesidad ya que la bibliografía que encontraba o estaba en inglés o mal traducida; además, ninguna de las publicaciones poseía buenos ejemplos de nuestra región, así que la realicé con anexos extras como análisis de algoritmos .

Luego de esto me obsesioné un poco con el tema y me fui a estudiar la maestría en México, así que junte plata y me fui y llegué allá en el 2008, solo, no conocía a nadie y la verdad iba casi sin dinero, sólo me acompañaba lo poco que había ahorrado para el semestre, que resultó carísimo, unos 8.000 dólares semestrales (16 millones de pesos aproximadamente). Estando allá empecé a involucrarme con la cultura mexicana, sus costumbres, su forma de ser, sus comidas, el picante. Además, pude conocer científicos, personas que no sólo eran profesores sino que eran eminencias casi que a nivel mundial, cuyo papel en el Tecnológico de Monterrey, más que para dar clases, es ayudar a los estudiantes.

Después de dos semestres entré a trabajar en el proyecto de tesis que realicé con el Campus de Ciudad Juárez, empecé a trabajar mis otros papers, como el titulado La inteligencia de la no razón, donde explico que cuando tienes un conjunto de individuos no inteligentes, sencillamente con objetivos individuales y los juntas, generan un comportamiento emergente que se denominan boits y eso hace una inteligencia colectiva. A partir de este tema basé mi tesis, que orienté más al tema de las finanzas, por cierto, expertos en el área como mi hermano —que es profesional en finanzas de la UTB— dicen que lo que yo demostré en mi tesis es imposible; sin embargo, se relaciona mucho con el tema que traté inicialmente, el comportamiento emergente, y gracias a esto pude basar y sostener mi tesis afirmando que si bien la economía tiene ciertas características perfectas, por ejemplo, el precio es el que debe ser, sin embargo, el precio se mueve a través del comportamiento individual de todas las personas que invierten en las bolsas, lo que nos lleva a mi tesis inicial que define que si un comportamiento es emergente se considera que es de inteligencia colectiva y está ordenado y si es así se puede predecir.



De estudiante a profesional

De repente pasé de ser un estudiante normal —que era aquí en la Tecnológica de Bolívar— a ser un ingeniero de sistemas más serio y a ser una persona que mediante la investigación había descubierto algo en lo nadie más se había fijado; por esta razón se publicaron las investigaciones en Houston (Texas), la importancia de esta publicación también se orientó a que, además de dar origen a ese nuevo conocimiento, realicé la investigación con sistemas de paralelismos que es un sistema nuevo y más rápido de arquitecturas Cuda (Compute Unified Device Architecture//Arquitectura de Dispositivos de Cómputo Unificado).

Estando por allá, en Houston publicaron los de Nvidia la nueva versión de la arquitectura Cuda que era la versión Fermi, que es mucho más rápida, estable y económica, y yo regresé con ese conocimiento a México, en este punto ya era graduado de la maestría y me había vinculado como profesor de tiempo completo al Tecnológico de Monterrey, Campus Cuernavaca, y era docente de Cátedra de la Universidad de la Salle, entré a dar materias como matemáticas discretas, métodos numéricos, control inteligente, sistema de inteligencia artificial, cómputo en sistemas de multinúcleo y ambientes avanzados de programación en maestría.

Con este nuevo sistema que traje de Houston propuse hacer una investigación sobre cómputo de propósito general para hacer los sistemas de sellado digital a bajo costo, entonces aquí aparece el proyecto, lo aprueban e inicio a trabajar de forma paralela como investigador principal para este proyecto en el laboratorio del Grupo Estafeta (empresa financiadora de la investigación). En diciembre del 2010 me dan la noticia de que me enrolé con Microsoft, que pasé las pruebas que empecé hacer en ese año para entrar al proyecto de programación de la nueva generación de Windows en Estados Unidos.

En enero empecé a hacer todos los trámites para irme, el proyecto en el que voy a trabajar pasó de una fase de investigación a la fase de implementación; ahora mismo les ahorré no te imaginas cuantos miles de dólares al gobierno mexicano y a las empresas que tienen ese servicio, ya que cada datapowers que ellos utilizaban, costaba casi un millón de dólares, ya que son sistemas de clusters para hacer paralelismos, y yo logré darle más velocidad que un datapower (53 veces más rápido ), con un costo diez veces menos elevado que el inicial. Luego de implementar el sistema anteriormente mencionado, me desvinculé totalmente de la Salle e inicié todos los preparativos para venirme para Colombia; este proyecto también fue publicado en New York en el mes de mayo, para ventilarlo en público.



P.UTB. ¿Cómo se produce tu vinculación directamente con Microsoft?

E.C. En el 2009, funcionarios de Microsoft me habían conocido en el Tecnológico de Monterrey mediante un reclutamiento a internship, ellos ya tenían mi hoja de vida allá y ahora aparecen estas nuevas vacantes para hacer este proyecto y me llaman para participar y efectivamente fui, hice unos exámenes, tres en total, me entrevistaron los líderes de proyectos de Estados Unidos y fue cuando hice lo del sistema numérico optimizado, gracias a lo que aprendí con el profesor Moisés de matemática discreta, que me llevó a enamorarme, a estudiar y a aprender tanto del tema que me volví un experto. Conocía tanto el tema que cuando me presentaron el examen yo me di cuenta que lo podía resolver mejor de lo que él conductor creía, lo sorprendí bastante porque no se esperaba eso y así fue como entré a este proyecto.



P.UTB. ¿Cuéntanos con cuantas personas competiste y de qué nacionalidades?

E.C. No sé en realidad con cuantas personas competí porque no comparten esa información, pero si sé que había gente de Asia, India, Japón, China, algunos europeos y de Estados Unidos, que son los que más programan.



P. UTB. ¿Qué cargo que vas a desempeñar?

E.C. Mi cargo es de ingeniero, Program Manager Engineer in Text, el contrato es directamente con Microsoft Corporation, en el área de bajo nivel para promoción en Windows 8. Además, hay una cantidad de “pluses” que suben mucho el sueldo: prestaciones, casa, carro, apoyo para estudiar en la Universidad de Washington un doctorado en matemáticas, más el sueldo.



P.UTB. ¿Cómo es tu vida fuera de las matemáticas, la programación, qué haces en tu tiempo libre para divertirte?

E.UTB. Ser papá me cambió la vida. Desde que nació mi hijo, él es quien me ayuda a salir adelante, pasé de dedicarme el 100% al estudio a ser una persona equilibrada, a equilibrar mi vida y a crear conciencia de que estudiar está bien pero también es importante pensar en la familia y otras cosas distintas. Mi tiempo libre gira en torno a él, yo estoy feliz, a él si no le van a faltar las matemáticas (risas).



P.UTB. ¿Dejaste algún corazón roto cuando estabas acá?

E.C. Creo que varios (risas), sin embargo, antes de irme a México estaba soltero, estaba dedicado a mis estudios, pero cuando llegué a México estaba totalmente solo, un lugar donde no conoces ni le importas a nadie y conocí a mi esposa en un avión, y bueno, se convirtió en la persona a la que le contaba todo, mi amiga, mi consejera y confidente; comenzamos a salir y luego de un tiempo nos fuimos a vivir juntos y, bueno, comenzó una etapa difícil porque nos fuimos a vivir juntos sin plata, ella era la que prácticamente me ayudaba a echar para adelante. Luego me gradué y empecé a ganar plata y fuimos creciendo, adquirimos nuestra casa, carro, inicié mi proyecto de empresa en desarrollo de software y aumentaron poco a poco, pero con sacrificio, los ingresos. Luego de un tiempo dejé de lado el proyecto de la empresa ya que me estaba dedicando más tiempo a las investigaciones y ya no resultaba rentable sostenerla así que decidí cerrarla.



P.UTB Vivías en México, te adaptaste a la cultura mexica, ahora vas a Estados Unidos, otro cambio, ¿cómo haces para conservar la cultura colombiana?

E.C. Bueno, siempre he dicho que en tu casa vives como quieres, no, tú puedes tener afuera un mundo de gente diferente pero tú tienes tus reglas y costumbres internas, comes tu arepa, comes tu patacón; aunque confieso que me he acostumbrado a la comida mexicana y su cultura por mi esposa, a ella le gusta su picante y su sazón, y así cada una de esas costumbres se va con nosotros para Estados Unidos.



P.UTB. ¿Y la música?

E.C. Cuando tuve plata me compré una guitarra, una Gibson SG335, la guitarra que siempre quise tocar y que nunca toqué porque no tenía cómo, ahora la tengo de adorno, y bueno, la dejé por ahí, es decir, toco muy de vez en cuando, de hobby.



P.UTB. ¿Qué es lo que más recuerdas de tu vida universitaria, qué fue lo que más te marcó y más te gustó en su momento en la UTB?

E.C. Definitivamente las clases con el profesor Moisés y Giovanny, todas y cada una de sus clases las gocé y disfruté muchísimo, como no tienen idea, recuerdo mucho mis clases de matemáticas, aunque, la verdad, la matemática analítica me costó más trabajo; mientras que la matemática discreta es la matemática para la computación.



P.UTB. ¿Qué mensaje le das a los estudiantes para lograr algo tan importante como lo que tú has hecho hasta hoy?

E.C. Les digo que hay que tener metas y metas muy claras, saber qué es lo que quieres, cómo y cuándo y luchar por ellas, porque no se puede simplemente esperar a que pasen las cosas, yo tuve momentos difíciles también, formar empresa no es fácil, hay que saber manejar clientes, no siempre tuve plata, pasé muchas necesidades, duré un semestre en donde sólo comía atún con pan en todo el día porque no tenía plata, lo que trabajaba era sólo para pagar la colegiatura, en México la educación es carísima y la comida es mucho más cara que acá —aunque evidentemente ganas más, pero en ese momento yo no estaba ganando.

Cuando recién llegué, a mí no me dieron becas, nadie quería tenerme en ningún grupo de investigación así que me tocó inventarme mi grupo de investigación con el doctor Rudomi y casualmente todavía continúa, ya yo no estoy pero Cuda todavía continúa.

Nadie me quería tener en ningún grupo, todos se preguntaban y ¿té de dónde es que vienes? Todo el mundo creía que como yo era acá era mafioso, fueron momentos difíciles; por ejemplo, cuando nació mi hijo yo me estaba recién graduando, apenas estaba iniciando el proyecto de la empresa, y todos los ingresos que yo tenía eran para eso, inicié este proyecto de empresa básicamente porque necesitaba plata para solucionar lo del nacimiento de mi hijo y me metí con tres proyectos muy pesados, tanto que llegó el punto en que no daba casi a basto y me tocó hacer malabares y pelear con toda esa gente, y fue en ese momento, el más duro, cuando yo me preguntaba cómo nacen las personas que no tienen dinero. Porque el nacimiento de mi hijo costó doce millones, solamente el nacimiento, sólo ese día (hospital, médico, ginecóloga, pediatra, anestesiólogo), en México no existen las EPS, allá o tienes plata o eres muy pobre.



P.UTB. ¿Cuéntanos un poco de tus libros y los papers que has escrito?

E.C. Han sido nueve las publicaciones, pero las más importantes son la de los boits, que fue con gráficas de Cuda, la de las finanzas, que incluso imprimieron en un libro, la de matemática discreta, que realicé aquí en Cartagena, y la de sellado digital. Los interesados pueden tener acceso a algunas de estas publicaciones, ya que hay una base de datos con ACM y la IEEE y allí las buscan.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64088 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

HASTA CUANDO VAN A MANTENER

HASTA CUANDO VAN A MANTENER ESTA NOTICIA, UF CARAJO, TANTA NOTICIA QUE SE PRODUCEN EN TECNOLOGIA DIARIAMENTE, A LO MEJOR ESTE MUCHACHO ES EL TINTERO DE ESA COMPAÑIA Y YA.

CUANTO PAGO LA TECNOLOGICA DE

CUANTO PAGO LA TECNOLOGICA DE BOLIVAR POR ESTA NOTICIA, YA BAJENLA QUE ABURRE Y EMPAÑA LA SECCION, TANTA NOTICIA QUE DAR Y SOLO ESTA

BUENO UNIVERSAL QUE NO HAY

BUENO UNIVERSAL QUE NO HAY MAS NOTICIAS EN TECNOLOGIA, COJAN EJEMPLO DEL PERIODICO EL TIEMPO SIEMPRE HAY ALGO NUEVO.

SEGURO QUE SI LA TECNOLOGICA

SEGURO QUE SI LA TECNOLOGICA QUIZA ESTA PAGANDO POR ESTA NOTA Y MAS CUANDO ESTAMOS EN EPOCAS MATRICULAS.