Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

¿Ya somos Cyborgs?

-A A +A
 

Casi siempre que en la historia un medio de comunicación ha surgido, no pocos teóricos le adjudican nocivas condiciones que atentan contra la salud de las personas e incluso contra la sociedad misma. Ocurrió con el cine, con la televisión y últimamente también con el Internet.

La Web es para muchos un factor decisivo de progreso y un afortunado disparador de la evolución humana con impactos muy positivos en áreas fundamentales como la medicina, pero para otros, muy por el contrario, la Red es una especie de pandemia que ataca a la humanidad.

Somos Cyborgs

Entre los estudios que permanentemente circulan en la misma Internet, se afirma con frecuencia que la proliferación de redes sociales y su influencia determinante en la manera de pensar, actuar y ser de las nuevas generaciones, está cambiando a la humanidad de forma descoordinada y peligrosa.

Ahora también está afirmándose que tanta comunicación en tweets, correos, chats, mensajes de texto, videollamadas, etc, puede llevar a las personas a tener percepciones bastante alteradas de la realidad, o de lo que hasta ahora se ha considerado como la realidad.

Según estas tesis, ya prácticamente somos cyborgs, aunque no tal como el modelo estereotipado de las películas de Hollywood que tienen una estética cuasi robótica; pero lo cierto es que los medios electrónicos disponibles permiten ya que una persona se mantenga 24 horas relacionada con el mundo real a través del mundo virtual exclusivamente.

Jason Rusell

Este, sin duda, es un problema (claro, en esta medida radical), pero también lo es en el caso no de que las personas se introduzcan en los medios, sino cuando los medios, y  particularmente Internet, se introduce en sus vidas. Son ya varios los casos famosos de personas que se hacen mundialmente conocidas de la noche a la mañana gracias a la Red y no siempre la consecuencia de esto es positiva.

Uno de los casos más recientes que ilustran este hecho para quienes sostienen esta teoría, es el de Jason Russell, el hombre que puso en la Web el vídeo más viral en la historia. En marzo pasado Russell produjo y puso en circulación el video “Kony 2012”, un documental web acerca del que calificó como un asesino de niños en África, Joseph Kony.

La idea era usar las redes sociales para hacer famoso a Kony, como un primer paso para presionar su detención y, por lo tanto provocar el final de sus crímenes. Nadie podía esperar el resultado: más de 70 millones de visitas en menos de una semana. Pero parece que todo este reconocimiento afectó muy negativamente la psiquis de Rusell. Al octavo día de una intensa actividad en las redes y casi sin haber dormido, se quitó la ropa y se fue a la esquina de una concurrida intersección cerca de su casa en San Diego, donde varias veces golpeó el concreto con las dos palmas de las manos y despotricó contra el diablo.

Salud mental

Russell fue diagnosticado con “psicosis reactiva” y, según los médicos, su crisis se debió a la “repentina transición de un relativo anonimato a tener la atención de todo el mundo”. Más de cuatro meses más tarde, Jason ya salió del hospital, aunque aún está en recuperación.

Lo cierto, por ahora, es que la mayoría de personas, pertenezcan o no al cuerpo médico, aseguran que sostener que Internet enloquecerá al mundo es demasiado dramático e ingenuo. Sin embargo, tampoco se puede ocultar que son numerosos los casos en los que, relacionados con la Web, se registran cuadros de personas deprimidas y ansiosas, con tendencia a los trastornos obsesivo-compulsivos y de déficit de atención e, incluso psicótico total.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64177 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese