Un año después de la intervención a Electricaribe ¿qué falta para decirle adiós?

14 de noviembre de 2017 03:40 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En 2016 la región Caribe estuvo cerca de vivir una de las peores crisis energéticas de su historia por cuenta de los problemas financieros que tenía Electricaribe en aquel momento. La posibilidad de que 10 millones de colombianos se quedaran sin energía eléctrica obligó al Gobierno Nacional a intervenir a la compañía e impedir así un apagón que parecía inminente.

Se ha cumplido un año desde que inició la intervención a Electricaribe por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos, y a la fecha ya se ha alcanzado un avance más que satisfactorio de cara a la normalización de la operación de este servicio en la región Caribe. El superintendente José Miguel Mendoza, en conferencia de prensa, resaltó la rapidez con la que se han recorrido las diferentes etapas del proceso de intervención de la compañía.

El superintendente reveló que durante 2016, Electricaribe tuvo 65 amenazas de apagón porque no podía seguir comprando suficiente energía en el mercado mayorista para abastecer a sus clientes. Esto se debía por el declive de la empresa, que estaba en una precaria situación financiera precaria que no le permitía continuar pagando sus obligaciones ante el mercado mayorista.

La intervención de Electricaribe ha sido la más compleja en la historia de la Superintendencia de Servicios Públicos por tratarse de un operador que le presta servicio a 10 millones de personas y tiene un avanzado deterioro de la red de distribución. A pesar de esto, aunque las intervenciones suelen durar 7 años, la de Electricaribe ya está cerca de finalizar.

“En apenas un año logramos poner en marcha la intervención más compleja en la historia del sector eléctrico colombiano, estabilizar a una compañía sumida en una profunda crisis financiera y preparar un diagnóstico exhaustivo que sirvió de base para ordenar la liquidación de Electricaribe. En las siguientes semanas, una vez la Financiera de Desarrollo Nacional emita sus recomendaciones, entraremos en la etapa final de la intervención”, indicó Mendoza.

El superintendente enumeró cuatro medidas para asegurar la operación de Electricaribe mientras se finiquita la intervención, se liquida a la empresa y se adjudica el servicio a un nuevo operador. Según menciono, se hará un desembolso de $135 mil millones para que Electricaribe pueda seguir comprando la energía que distribuye. Este giro, obtenido por virtud de una garantía soberana del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, se suma a los $150 mil millones de recursos Superservicios que ya fueron puestos a disposición de la empresa.

Por otra parte, se solicitará una nueva garantía soberana para financiar el plan de inversiones de Electricaribe. Con esta solicitud se busca conseguir recursos para introducir mejoras en la red de distribución mientras se surten los trámites de consecución de un nuevo operador. Para asegurar la buena marcha de la última etapa del proceso de intervención se conformará  un comité de supervisión.

“Como condición para recibir los recursos públicos que se usarán para financiar la operación de la compañía y las inversiones en su red de distribución, Electricaribe deberá implementar diversas medidas de gobierno corporativo destiladas de las mejores prácticas internacionales”, finalizó Mendoza.

Etapas de la intervención

La intervención de Electricaribe permitió no sólo evitar un racionamiento generalizado de energía en la Costa Caribe, sino también asegurar la prestación continuada de ese servicio en los departamentos de Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena y Sucre. El proceso de intervención también le abrió paso a la posibilidad de vincular un operador que se comprometa a hacer las inversiones requeridas para mejorar la calidad del servicio de energía.

Estas son las etapas de intervención dispuestas par el caso Electricaribe:

1. Preparación de la intervención: Hacia finales de 2016, ante el colapso inminente de Electricaribe, la Superintendencia de Servicios Públicos preparó meticulosamente la intervención de la compañía. Para esos efectos, la Superservicios conformó un grupo de expertos que diseñó un plan de intervención concebido para evitar traumatismos en la prestación del servicio de energía en la Costa Caribe colombiana.
 
2. Estabilización de Electricaribe: El plan de intervención diseñado por la Superservicios se puso en marcha el 15 de noviembre de 2016, con la participación de decenas de funcionarios de la entidad, 500 policías y brigadas de reserva del ejército que protegieron la infraestructura de Electricaribe durante la toma de posesión. Simultáneamente, un grupo de expertos técnicos y financieros asumieron el control operativo de Electricaribe, para que luego, bajo la supervisión del agente especial designado por la Superservicios, pudieran estabilizarse las finanzas de la compañía. Estas arduas labores de operación y estabilización permitieron ahuyentar las noticias de apagón que alarmaron constantemente a la Costa Caribe durante el año 2016.
 
3. Definición de la modalidad de la intervención: Luego de estabilizada la compañía, los expertos de la Superintendencia se dieron a la tarea de definir cuál habría de ser la modalidad de intervención de Electricaribe. Esta labor se cumplió a partir de proyecciones flujo de caja y simulaciones técnicas, por cuya virtud se llegó a la conclusión de que Electricaribe debía ser liquidada. En consecuencia, la Superservicios ordenó la liquidación de la compañía el 14 de marzo de 2017.
 
4. Definición de la estructura para conseguir un nuevo operador: Decretada la liquidación de Electricaribe, se hizo necesario definir la estructura del proceso de consecución de un nuevo operador de energía para la Costa Caribe. Para ese fin, Electricaribe contrató a un equipo estructurador—liderado por la Financiera de Desarrollo Nacional y compuesto por bancas de inversión, firmas de abogados y expertos regulatorios—para diseñar una solución definitiva que permita la continuidad y mejoramiento de la prestación del servicio de energía en el Caribe. Está previsto que el informe final del equipo estructurador se haga público a finales de noviembre de 2017.
 
5. Vinculación de un nuevo operador: Una vez se hagan públicas las recomendaciones del equipo estructurador, empezará la fase final de la intervención, durante la cual se buscará vincular un operador que asuma la prestación del servicio de energía eléctrica en la Costa Caribe.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS