Una tradición que prevalecerá en el tiempo

11 de febrero de 2012 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Detrás de los paseos que tiene la posibilidad de dar la gente en los coches que son jalados por caballos y dirigidos por los denominados cocheros de la ciudad, está un hombre cuyas energías son constantes.
Se trata de Milton Garrido, un getsemanicense de nacimiento, que a sus 53 años de edad aún tiene las fuerzas suficientes para trabajar la madera y soldar el metal que se necesita para hacer un coche.
"Me dedico a esto desde los 10 años, mi padrastro, Juan Marriaga, fue el que me enseñó, él era herrero. Yo también soy herrero y soldador, pero trabajo la madera", cuenta el padre de 4 hijos que vive desde hace 25 años en Torices. 
Milton trabaja en un taller ubicado en el barrio Torices, que pertenece a Santander Ríos, otro hombre que trabaja con la madera para hacer carretillas, similares a las que también crea Milton, pero como él mismo dice, su especialidad son los coches.
"Haciendo uno me demoro hasta 20 días, pero est tradición se está perdiendo, porque ya pocas personas se dedican a esto", expresó el popular de los coches, que es recomendado en el gremio para que los construya y para arreglarlos. A pesar de que es consciente de que la tradición podría perderse, Milton no ha querido que ninguno de sus hijos siga sus pasos ya que es un trabajo muy fuerte, por eso prefiere seguirla guerreando para brindarle un mejor futuro a su familia.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS