Venezolanos dicen que la necesidad los obliga a trabajar estando con sus hijos

09 de enero de 2019 09:57 AM
Venezolanos dicen que la necesidad los obliga a trabajar estando con sus hijos
La Policía de Infancia y Adolescencia intensificará operativos en principales vías de la ciudad.//ilustración- El Universal.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El tramo del barrio Las Brisas al Centro recorre diariamente Librainis Colina. Va acompañada por su madre, cuatro de sus cinco hermanos y tres sobrinos.

La niña de 10 años labora en la calle de La Moneda, en el Centro, desde las 8 de la mañana hasta las 9 de la noche. La venta de dulces en diferentes puntos del Centro Histórico son la fuente de ingreso de la familia procedente de Venezuela.

“Nos ha tocado fuerte acá en Cartagena, porque no hay mucho trabajo y los que salen, pagan muy poquito y no alcanza para vivir”, aseguró Reina Vargas, madre de la menor de edad.

Como vendedores ambulantes se ganan diariamente desde 15 hasta 20 mil pesos.

“Yo sé que esto lo tengo que hacer para poder tener algo para comer y donde dormir, tengo que ayudar a mi mamá”, aseguró la niña, autorizada por su madre. Aunque Librainis no ha tenido inconvenientes con la Policía, ni con el Instituto Colombiano de Bienestar Familia (ICBF), afirma lo siguiente: “me da miedo que me lleven del lado de mi mamá, nosotros no estamos haciendo nada malo”.

Desde que llegaron a la ciudad, el 17 de enero del año pasado, se han enfrentado a situaciones difíciles, tales como el intento de violación a una de las integrantes de la familia, amenazas de muerte y discriminación.

Sin embargo, las angustias y preocupaciones de esta familia aumentaron hace tres meses, cuando miembros de la Policía y del ICBF se acercaron a Roxaini Rodríguez, la hija mayor de Reina y madre de un niño y una niña, de cuatro y dos años, respectivamente, para llevarse a uno de sus hijos. “Llegaron hasta donde yo estaba y me iban a quitar a mi niña a la fuerza, yo lloré y no me la dejé quitar”, narra la mujer. Aunque reconocen que no está bien que los niños trabajen, manifiestan que es necesario que lo hagan para poder sobrevivir.

Con temor y a la expectativa trabaja la familia, por los siete integrantes menores de edad que a diario laboran vendiendo dulces. Al igual que la familia Vargas, son muchos los venezolanos que a diario se ganan la vida en distintos puntos de la ciudad vendiendo o haciendo oficios varios, acompañados de sus hijos menores de edad.

Para proteger
a los niños

El lunes pasado, un grupo élite de la Policía Metropolitana de Cartagena, adscritos a la Policía de Infancia y Adolescencia, realizaron planes preventivos en semáforos y puntos críticos de la ciudad, apoyados en informaciones y quejas de la comunidad, con el objetivo de restablecer los derechos de niños y niñas que arriesgan sus vidas ejerciendo la mendicidad y son explotados laboralmente en distintos puntos.

En los operativos desplegados sobre vías principales de Cartagena, las unidades de Policía rescataron a 12 menores, de los cuales ocho provienen de Venezuela y cuatro son colombianos. Están entre los 5 a 12 años. Los infantes fueron trasladados a las instalaciones de una comisaría de familia, para el restablecimiento de sus derechos. Con el fin de brindar seguridad a niños, niñas y adolescentes, la Policía de Infancia y Adolescencia intensificará los operativos en las principales vía de la ciudad.

Los venezolanos, por su parte, esperan que la Policía los ayude y que no los separen de sus hijos.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS