Indicadores económicos
2017-12-15

Dólar (TRM)
$2.999,07
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.552,39
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,14
Petróleo
US$57,04

Estado del tiempo
2017-12-15

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-15

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
5 - 6 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Así se aplican las cremas faciales

Son muchos los tratamientos faciales que existen y que cumplen diferentes funciones. Algunos disminuyen las líneas de expresión, otros hidratan la piel, unos la tonifican, en fin.

Todos los tratamientos tienen propiedades y de alguna manera deben beneficiar su rostro, en este caso.

Pero ¿ha sentido en algún momento que sus tratamientos no le hacen efecto?. ¿Ha analizando la manera como se los está aplicando?.

Todos los tratamientos faciales tienen ingredientes beneficiosos para la piel, pero parte del éxito de los resultados positivos que tengan, depende de alistar la piel para que éstos funcionen, y de la manera como se apliquen”, afirma el dermatólogo, Mario Galán Andrade.

Según el profesional, basta con probar una adecuada aplicación durante una semana, para sentir la diferencia.

“Hay que tener claro que antes de aplicar un tratamiento facial, cualquiera que sea, se debe tener la piel totalmente limpia, que las aplicaciones se deben realizar con las dos manos y ambas deben estar limpias (por eso en ocasiones se sugiere usar espátulas), se debe evitar usar el dedo índice porque es más duro y es preferible el dedo del corazón, y siempre se deben aplicar filtros o protectores solares en el día, sin importar que la persona se exponga o no al sol”, dice Galán Andrade.

Aliste la piel

Antes de empezar el proceso es importante tener en cuenta que según el Dermatólogo, la piel no debe estirarse debido a que se distensionan sus tejidos y se acelera el envejecimiento de la misma. Por esta razón aconseja que todas las aplicaciones se realicen con pequeños “golpecitos” en la dirección indicada.

La piel debe estar limpia y libre de impurezas o rastros de maquillaje. “La primera zona que se debe desmaquillar es el contorno de los ojos, con la cual se debe tener en cuenta que es la más delicada por ser extremadamente frágil y fina, y una mala utilización de los productos en esta zona, provoca en ocasiones que se deteriore más rápido, por eso debe limpiarse con más cuidado que el resto de la cara. Para ello se debe utilizar un algodón empapado del desmaquillante y deslizarlo muy suavemente por el parpado superior sin frotar, siguiendo en principio movimientos descendentes hasta llegar a las pestañas. Después se pasa el algodón por las pestañas y párpado inferior y allí se limpia de afuera hacia adentro, es decir desde las sienes hasta la unión con la nariz”, señala.

Aconseja que si no se tiene desmaquillante para esta zona, se puede usar aceite de almendras o vaselina.

Si el desmaquillante es lavable, la piel debe estar bien seca antes de aplicar el otro producto cosmético

“Se seca suavemente con una toalla o un pañuelo de papel, de forma que se absorba la humedad mediante ligeras presiones”, indica.

Diferentes zonas

Existen diferentes productos para aplicarse en el rostro. Pero es indispensable recordar que en el caso de las cremas, las del rostro deben ser diferentes a las del contorno de ojos.

“Cada zona a tratar tiene un movimiento de rotación distinto. El contorno de ojos se rota con un movimiento muy suave los dedos índice y medio de cada mano, en su párpado superior se empieza en el lagrimal (entre la ceja y la nariz) y se deslizan los dedos por debajo de la ceja hasta el ángulo exterior varias veces. En el párpado inferior se empieza desde el ángulo exterior hasta el lagrimal. Para el caso de la frente se parte desde el hacia arriba y se va esparciendo hacia los lados, y desde ese mismo centro se va a la nariz, la cual se esparce hacia abajo y los lados también”, explica Mario Galán Andrade.

Los labios se masajean desde la comisura hacia el centro, tanto en la parte superior como en la inferior. En el mentón se debe tomar un lado en sentido ascendente, desde la barbilla hasta las orejas y luego el lado contrario. Las mejillas se masajean  hacia arriba y hacia los lados.

Otros productos

Gel limpiador. Se masajea el rostro con movimientos circulares, enfatizando siempre en la zona T: frente, nariz (sobre todo las aletas) y mentón, por ser en sector del rostro en el que más se acumula grasa.

Leche limpiadora. Se aplica con suaves movimientos circulares, y evitando el área de alrededor de los ojos.

Espuma limpiadora. Se aplica en la yema de los dedos de las dos manos, realizando movimientos circulares ascendentes, desde el cuello hasta la frente.

Exfoliantes. Aplíquelo por el rostro y el cuello húmedos, masajeando toda la piel con suaves movimientos circulares, evitando el contorno de ojos porque es una zona muy delicada para aplicar exfoliantes.

Contorno de ojos. Se reparte el producto de contorno de ojos sin arrastrar con los dedos anular y medio, dando ligeros toquecitos (ojeras, bolsas y patas de gallo), porque así penetra mejor.

El serum. El serum es un suero que se aplica a modo de tratamiento, por todo el rostro y cuello. Se debe aplicar con el rostro limpio, antes de la crema hidratante, dando suaves masajes circulares ascendentes, en el cuello, la zona del mentón, pómulos, nariz, entrecejo y frente.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese