Indicadores económicos
2017-09-21

Dólar (TRM)
$2.893,18
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.473,84
UVR, Ayer
$251,69
UVR, Hoy
$251,70
Petróleo
US$50,41

Estado del tiempo
2017-09-21

marea

Marea min.: 1 cms.

Hora: 0544

Marea max.: 17 cms.

Hora: 1224

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 6 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Bájele el volumen a la contaminación sonora

Cartagena es una ciudad ruidosa.
En las vías los conductores no se despegan del pito; los picós son los reyes y señores de algunos barrios; los bares, discotecas y hasta algunos hoteles de las zonas turísticas y del Centro Amurallado les imponen sus jornadas de entretenimiento a sus vecinos; y algunos comerciantes, tanto formales como informales, quieren vender más en una competencia en la que el ganador no es el que tenga los mejores precios sino el equipo de sonido más potente.

Los afectados terminan siendo todos los cartageneros, tanto los que disfrutan del volumen alto como los que pasan largas noches en vela rezando para que la rumba del vecino termine pronto.
La fonoaudióloga, Sandra Pérez Schmalbach, de Soluciones Auditivas, dice que a su consulta llegan jóvenes para realizarse audiometrías (examen que determina las alteraciones de la audición ante estímulos acústicos), exigido por algunas empresas. Algunos jóvenes, a pesar de no tener más de 22 años ni contar con experiencia laboral, ya presentan disminución auditiva.
Al interrogarlos sobre sus estilos de vida se encuentra que acostumbran usar dispositivos como manos libres, audífonos de MP3 y asistir a fiestas de picó.
Pérez explica que “el oído está organizado por frecuencias: graves, medias y agudas, las primeras que se afectan son las agudas. Al ver las audiometrías las gráficas muestran que hay un descenso en las agudas, característica del daño producido por la exposición al ruido”.
La especialista en audiología dice que se debe crear conciencia con campañas educativas ya que el sonido mal manejado, es decir el sonido convertido en ruido, es nocivo.
Recomienda que si se usan audífonos o manos libres se debe escuchar preferiblemente por un solo oído, intercambiarlo con cierta regularidad y poner el volumen en el mínimo.
Si se asiste a fiesta con picó, bares o discotecas procurar no sentarse al lado del parlante; y si en el trabajo está constantemente expuesto al ruido se deben utilizar protectores auditivos.
Pérez comenta que una parte de la población ya es consciente de la importancia de proteger sus oídos, es común que disc jockeys, músicos o miembros de orquestas utilicen, por incitativa propia, protectores auditivos.

Cuando no es por gusto
Angélica, una madre de familia que vive cerca de un establecimiento nocturno al aire libre en la Calle del Arsenal, envió hace unos meses una carta a la sección Buzón de este periódico manifestando que “todos los fines de semana, y cada vez que hay un evento, se repite mi historia, al día siguiente no rindo en el trabajo, no me levanto a tiempo, estoy agotada todo el día ¿por qué tengo que esperar que sean las 4 de la mañana para poder dormir? Mi hija se tiene que ir temprano al colegio y sólo logro dormir pocas horas”.
Las consecuencias de sus noches en vela son similares a los efectos nocivos que manifiestan los empleados que están expuestos durante su jornada laboral a ruidos industriales.
La fonoaudióloga dice que se ha descubierto que la exposición constante al ruido aumenta la presión arterial, altera el sistema nervioso central y hay aumento de la presión sanguínea.
Las personas también se vuelven irritables, a nivel psicosocial aumentan las peleas, hay menos tolerancia ante los factores externos, malgenio, depresión, insomnio y fatiga.
Según un articulo del médico Daniel Bernabeu Tabaoada, publicado en la página web de las asociaciones españolas contra el ruido, Peacram, la contaminación sonora también afecta los niveles hormonales.
Un ruido moderado como el que se genera una conversación durante una comida (60 decibeles) son suficientes para que se aumente la adrenalina y la noradrenalina, potentes vasoconstrictores y responsables en parte de la hipertensión arterial.
También aumentan las hormonas producidas o estimuladas por la hipófisis como la ACTH y el cortisol, que suelen elevarse como respuesta a situaciones de estrés.
Por su parte, se ha comprobado la relación que existe entre el estrés y la disminución de las defensas inmunológicas que protegen al organismo de los virus.

Ruido industrial
Aunque la fiesta del vecino puede provocar malestar y tener efectos físicos y psicológicos, los más nocivos se presenta por la exposición prolonga a ruidos intensos como los generados por las industrias.
Los empleados expuestos a estos sonidos deben contar con protectores auditivos. En la mayoría de las empresas son proporcionados por los empleadores con las respectivas indicaciones de la importancia y la necesidad de utilizarlos durante la jornada laboral.
Pese a su uso, algunos trabajadores -sobre todo los nuevos- experimentan irritabilidad, problemas para dormir y les permanece por algún tiempo acufénos (escuchar pitidos sin que exista una fuente específica).
La fonoaudióloga Pérez cuenta que uno de sus pacientes, con sólo 55 años, quedó sordo por ruido industrial.
“Para él ha sido una situación muy difícil porque la empresa en la que trabajaba no ha respondido, a nivel familiar tiene problemas de convivencia y por la misma condición no ha podido conseguir trabajo. Lo más triste es que en el caso de él, lo más probable es que ni siquiera el audífono le sirva”, dice la especialista.

Tipos de daño auditivos
Mediante el examen de audiometría se puede determinar qué tipo de pérdida auditiva tiene un paciente. Puede ser: neurosensorial, conductiva o mixta.
Las lesiones neurosensoriales afectan directamente el oído interno. “Las células, al igual que las neuronas, no se regeneran, cuando eso ocurre se produce muerte coclear. Cuando la hipoacusia es inducida por ruido siempre va a ser coclear, rara vez va a ser hipoacusia conductiva”, explica la especialista.
Por su parte, la hipoacusia conductiva se puede presentar por acumulación de líquido, material purulento o alguna alteración en el oído medio. El tratamiento usual si se trata de líquido o pus, es retirarlo o si es algún huesito que se osificó, quitarlo.
Dice Pérez que “la hipoacusia conductiva se puede corregir, en el caso de la mixta (combinación de la neurosensorial y la conductiva) se puede corregir el factor conductivo, pero cuando es neurosensorial no hay manera de corregirla, es una pérdida que ya está instaurada y es progresiva”.
De acuerdo al nivel de la pérdida (leve, moderada o severa) y si está interviniendo en el desempeño social y laboral, se determina si el paciente necesita un audífono o un implante coclear.
Para la fonoaudióloga la contaminación sonora en la ciudad es un asunto de educación, recomienda continuar las actividades educativas desarrolladas por el distrito a través del EPA.
Los cartageneros deben ser conscientes que la pérdida auditiva es permanente por lo que se deben evitar situaciones que la generen, seguir ciertas pautas de higiene auditiva (ver recuadro) y recordar que lo que para unos es diversión para otros puede ser molesto y nocivo.

Yo opino...
eluniversal.com.co le preguntó a los cartageneros cuáles consideraban que eran los sectores con mayor contaminación sonora de la ciudad. Estos fueron algunos de los comentarios.
Kike011471 “En esta ciudad cualquiera, cualquier día y a cualquier hora hace lo que le da la gana. Si se llama a la autoridad, no vienen; cuando después de tanta insistencia llegan dicen que el volumen esta ¡Normal! ¿Qué es normal? ¿Tener que encerrarse todo un fin de semana para ver si por lo menos se puede hablar en familia?”.
Villarica “Vayan a Torices, en especial la Loma del Diamante, hay unos vecinos que no apagan el equipo que tienen. Y los domingos hacen competencia con una gaita evangélica que ponen en una casa. Toda Cartagena es un ruido enorme”.
Efecastro “La esquina de la calle 47 con carrera 14 en Torices. El ruido infernal que generan los buses y busetas desde las cinco de la mañana no permite la tranquilidad en una zona que es residencial. ¿Dónde anda el EPA?
María Consuelo “Toda la ciudad se ha vuelto un muladar de ruido fuera de control. Las autoridades ambientales son totalmente inútiles, están pintadas en la pared. No hay controles de oficio y uno no tiene a quién llamar a quejarse. Una vez llamé a la policía y le dieron plata y cerveza en la casa donde era la fiesta”.

Higiene auditiva
Evite introducir cualquier elemento en el oído con el fin de limpiarlo. Ni siquiera recurra a los copitos, estos los que hacen es empujar la cera y si no se mide la distancia se puede perforar el tímpano.
Para limpiarlos, después del baño, pase la punta de la toalla por el exterior del oído.
Si genera mucha cera, cada dos meses puede hacerse una limpieza con glicerina carbonatada.
Si trabaja en un ambiente ruidoso y la empresa no le suministra los protectores, trate de comprarlos se consiguen de varias clases y precios asequibles.

Niveles de ruido permitidos
El Ministerio de la Protección Social ha establecido los niveles máximo de ruido permitidos de acuerdo al uso de la zona.
Hospitalaria y educativa 45 dB* de día y 35 dB de noche
Residencial 50 dB de día y 40 dB de noche
Comercial 60 dB de día y 50 dB de noche
Residencial mixta 55 dB de día y 45 dB de noche
Comercial mixta 65 dB de día y 55 dB de noche
Industrial 70 dB de día y 65 dB de noche
* Decibeles (dB)

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Contaminación acústica

Estimados,
Vengo de un país menos ruidoso y he experimentado mucha impotencia ante el no respeto de las normas acusticas que ustedes mencionan. Sin ir mas lejos, el bar CALLE 8 en calle 8ª de Boca Grande supera sistemáticamente los 90 y 100 decibeles hasta altas horas de la noche, por ejemplo hoy martes. El responsable del local interpelado, bajó el volumen durante la conversación para subirla inmediatamente después. La policía? esperamos mas de una hora para dejar una constancia y la policia del cuadrante no llegó.
Lamento que estos comerciantes poco respetuosos contaminen sin ningun control el ambiente ante la indiferencia de las autoridades.
Lastima por Cartagena la ruidosa.
Solución: como para verificar el nivel de 45 decibeles no se requiere instrumento particular (corresponde al sonido de una conversación) es fácil constatar el no respeto. Una multa contundente haría pensar al comerciante, tres multas = cierre del local.