Indicadores económicos
2017-03-25

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-25

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:41

Marea max.: 13 cms.

Hora: 08:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 03 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-03-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Científicos tratan de comprender cómo el VIH se oculta en las células

-A A +A
 

Científicos reunidos en la Conferencia internacional sobre el sida, que se realiza en Viena, tratan de comprender de qué manera el virus de inmunodeficiencia humana (VIH, causante del sida) se oculta en las células del cuerpo humano, con la esperanza de hacerle perder algún día su intensidad.

“El asunto clave son esas células que le sirven de reservorio, ese es el obstáculo más grande que tenemos que superar”, estima Kevin Frost, de la ONG estadounidense amfAR.
“Es un tema nuevo, cada vez más presente, y que interesa mucho más que en las otras conferencias internacionales”, observa en una entrevista con la AFP la francesa Christine Rouzioux, viróloga en el hospital Necker.
Varios talleres son consagrados a este tema en el marco de la conferencia, que concluirá el viernes.
Un seminario reunió 200 investigadores, médicos, representantes de los enfermos y de las agencias de financiación para discutir sobre las investigaciones más recientes acerca de estas células reservorios diseminadas en todo el cuerpo, sobre todo en los tejidos linfoides, la médula ósea y el tejido digestivo.
Allí el virus en inactividad espera su hora, es decir el momento en que el paciente suspenderá el tratamiento, para hacer su aparición, convirtiendo la infección al VIH en una enfermedad crónica e incurable.
“Hay toda una estrategia en torno al reservorio: cómo está constituido, qué es lo que representa, sus relaciones con el sistema inmunitario, los medicamentos nuevos que podrían ser activos contra la biología de la célula infectada”, dice el profesor Jean-François Delfraissy, director de la Agencia Francesa de Investigaciones sobre el sida (ANRS).

El título del seminario, “Hacia una curación, las estrategias para controlar los reservorios”, no significa que se piense que la infección podrá ser curada algún día. Para la premio Nobel Françoise Barré-Sinoussi, experta en este campo, es una “misión imposible”.

“Me cuesta creer que podemos eliminar el virus”, dice en Viena ante un grupo de periodistas. Al menos se puede esperar reducir el número de células en estado latente “para que las personas infectadas puedan controlar su infección, como lo hacen naturalmente las personas llamadas 'la élite de los controladores'“, que representan menos del 1% de los seropositivos.

Estos últimos, infectados desde hace más de 10 años, no sufren la replicación del virus ni desarrollan la enfermedad. Gracias a un sistema inmunitario que funciona muy bien no necesitan tratamiento.
“Tenemos que llegar a ser capaces de inducir” ese control, dice Barré-Sinoussi.
“Las cosas avanzan bien”, afirma la profesora Rouzioux. “Todo el mundo está de acuerdo en que tratando precozmente a las personas infectadas se logra disminuir más fácilmente los reservorios” ya que el tratamiento precoz preserva a las células inmunitarias que ayudan a combatir la infección.
La investigadora citó un experimento llevado a cabo durante varios años: se interrumpió el tratamiento de personas que estaban bajo antirretrovirales sólo unas cuantas semanas después de la infección.
Desde hace siete años cinco de las 32 personas que participaron en el experimento estuvieron en condiciones de no reanudar el tratamiento.

“La remisión es un objetivo, en lugar de hablar todo el tiempo de erradicación”, dice la viróloga.
“Lo que nos enseña el virus es que hay muchas cosas que no sabemos”, dice por su parte Maureen Goodenow, profesor de patología de la Universidad de Florida, pero como lo dice el profesor Delfraissy el campo de la investigación “está abierto”.

Los participantes en el simposio decidieron volverse a ver todos los años para coordinar sus fuerzas.

2456 fotos
69239 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese