Indicadores económicos
2017-05-22

Dólar (TRM)
$2.895,12
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,51
Euro
$3.254,98
UVR, Ayer
$249,92
UVR, Hoy
$250,03
Petróleo
US$50,73

Estado del tiempo
2017-05-22

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 13:31

Marea max.: 22 cms.

Hora: 20:54

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-05-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Citología y vacunación, armas contra el cáncer de cuello uterino

Las campañas informativas realizadas en los medios de comunicación han creado conciencia sobre la gravedad del cáncer de cuello uterino y la aplicación de la vacuna para impedir su desarrollo.

A pesar de esto, aún son muchas las interrogantes que las mujeres tienen sobre este tipo de cáncer.
Desde octubre, Profamilia está ofreciendo un programa integral de prevención de cáncer de cuello uterino que incluye valoración médica, citología y el esquema de vacunación a un precio asequible.
El Universal habló con Celia Castillo, directora de Profamilia en Cartagena y el ginecólogo Antonio Llach Sará sobre la enfermedad y las formas de impedir su desarrollo.

¿Cómo se transmite?
El agente infeccioso que se transmite con más frecuencia a través de las relaciones sexuales no es el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida; sino el virus del papiloma humano (VPH) principal responsable del cáncer de cuello uterino.
Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, entre un 50 y un 80 por ciento de las personas que han tenido relaciones sexuales tendrán VPH en algún momento de su vida. Esto no quiere decir que desarrollen el cáncer o presenten verrugas.
El virus es altamente contagioso. Es suficiente estar expuesto a él una sola vez para adquirirlo y se puede contraer por contacto genital sin que haya relaciones sexuales penetrativas.

¿Cómo actúa el VPH?
Existen más de 100 tipos de VPH de los cuales 13 están relacionados con el cáncer de cuello uterino y cuatro de esos son los responsables del 80 por ciento de los casos de este cáncer.
Al entrar en contacto con el virus este se introduce dentro de las células del cuello uterino y puede permanecer latente durante meses o años hasta que empieza a replicarse afectando los núcleos de las células transformándolas en malignas y produciendo lesiones.
Según los datos manejados por Profamilia, en el país cada año se diagnostican 6.800 casos nuevos y mueren aproximadamente 3.200 mujeres.
Además del cáncer de cuello uterino, el VPH puede causar células cervicales anormales y verrugas genitales.

¿Cuáles son los síntomas?
Antonio Llach explica que “en etapas tempranas el cáncer de cuello uterino no da ninguna sintomatología que le diga a la mujer que tiene cáncer. Lastimosamente este tipo de cáncer suele detectarse en etapas tardías cuando las pacientes presentan dolor pélvico, sangrado al tener relaciones sexuales o flujo vaginal con mal olor”.
Cuando se detecta alguna anomalía el especialista debe hacer una observación detallada de las paredes de la vagina y el cuello del útero a través de un colposcopio y tomar una biopsia para su análisis en el laboratorio. De acuerdo a los resultados se determina el tratamiento.

¿Cuáles son los factores de riesgo?
Al ser una enfermedad de transmisión sexual el principal factor de riesgo es tener relaciones sexuales sin preservativo.
El inicio de la vida sexual a una edad temprana, tener múltiples parejas sexuales, el consumo de cigarrillo, las dietas desequilibradas y la obesidad también aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino.

¿Cómo prevenirlo?
A pesar de no ser cien por ciento efectivo en la prevención del VPH, se recomienda el uso del preservativo aún al tener relaciones sexuales con una pareja estable.
Según Celia Castillo, la forma más efectiva de prevenir el desarrollo de este cáncer es realizarse una citología de manera periódica (una vez al año).
“Es un derecho que tienen las mujeres y que tienen que demandarlo a su EPS, a su ARS o a su centro de salud”, afirma la directora de Profamilia.
El cáncer de cuello uterino detectado en sus etapas tempranas es curable.
Otra forma de prevenirlo es aplicándose el esquema completo de vacunación contra este tipo de cáncer. En Colombia hay disponibles dos vacunas: Gardasil de laboratorios Merck Sharp & Dohme y Cérvarix de GlaxoSmithKline.

¿Quiénes deben vacunarse?
Profamilia ofrece en la ciudad la vacuna Cérvarix que protege contra cuatro de las cepas del VPH. De manera directa protege contra las cepas 16 y 18 y de manera indirecta contra las cepas 31 y 45 que son las responsables del 80 por ciento de los casos de cáncer de cuello uterino.
Castillo informa que la vacuna esta recomendada para mujeres a partir de los 10 y hasta los 55 años.
“Es mucho más efectiva en niñas que nunca han tenido relaciones sexuales y por lo tanto nunca han estado expuestas al virus”, afirma la directora.
En el caso de las mujeres adultas, la vacuna sólo es efectiva si no han tenido contacto con ninguna de las cepas del virus contra las cuales inmuniza la vacuna.
Si es una mujer que ya es portadora de alguna de las cepas más riesgosas, lo más probables es que ya haya desarrollado lesiones precancerosas o cancerosas, en estos casos la vacuna no aporta nada ya que no sirve como tratamiento contra la infección del VPH ni de las lesiones que se generan.

¿Dónde y cuándo vacunarse?
La mayoría de los ginecólogos de la ciudad brindan el servicio de vacunación contra el cáncer de cuello uterino.
El esquema de vacunación que ofrece Profamilia consiste en tres dosis que se aplican por vía intramuscular en el hombro. Para la primera dosis puede acercarse de lunes a viernes, de 8 a.m. a 5 p.m., sin cita previa, a las instalaciones de la entidad. La segunda dosis debe aplicarse exactamente un mes después y la tercera los seis meses.
Llach Sará señala que no son comunes los efectos secundarios después de la aplicación de la vacuna pero para vigilar cualquier reacción las mujeres deben permanecer media hora en las instalaciones del centro.
También se les advierte que pueden presentar dolor en la zona de la aplicación, dolor de cabeza, nauseas, vomito y fiebre pero estas reacciones no son comunes.

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese